Anuncio

Mike Tyson y Roy Jones Jr. prometen mucha acción a pesar de que la pelea fue anunciada como una exhibición

Mike Tyson, left, and Roy Jones Jr. have a staredown while separated by plexiglass after their weigh-in on Friday.
(Manouk Akopyan / For The Times)

Mike Tyson contra Roy Jones Jr. podría no ser reconocido como un combate de boxeo oficial, pero los ex campeones claramente sienten que tienen mucho en juego

Mike Tyson dice que está listo para destruir a Roy Jones Jr. cuando los excampeones de boxeo se enfrenten este sábado por la noche. Jones dice que está listo para morir en el ring.

Sin embargo, el director ejecutivo de la Comisión Atlética del Estado de California, Andy Foster, dice que esta no es una pelea real, que sus jueces no puntuarán ni anunciarán un ganador y la exhibición se detendrá si se acerca a la protagonizada por Hagler vs. Hearns.

Algo tiene que suceder, sin embargo, cuando Tyson y Jones se enfrenten durante ocho rounds en el Staples Center en un evento de pago por evento.

Tyson, de 54 años, y Jones, de 51, traerán un total combinado de 116 victorias profesionales y 105 años en el ring.

Anuncio

El procedimiento se desarrollará en ocho rounds de dos minutos, con guantes de 12 onzas y sin casco, y el veterano árbitro Ray Corona vigilará la acción. Incluso ha habido pruebas antidopaje para la contienda.

El promotor del evento, Ryan Kavanaugh, es un antiguo ejecutivo de Hollywood cuya compañía de inversión Proxima Media es la propietaria mayoritaria del rival de TikTok, Triller. Según los informes, la plataforma de redes sociales pagó $50 millones para transmitir la pelea. Kavanaugh no es un promotor del boxeo, pero bien podría ser Don King haciendo una poética promocional e insinuando que la versión de finales de los 80 de Tyson regresará.

“Esta es una pelea real en todos los sentidos. La palabra exhibición en realidad no tiene una definición en el box, excepto que no está en un registro profesional”, dijo Kavanaugh. “Los guantes están un poco más acolchados, pero es como poner un rollo de Kleenex frente a un camión en movimiento.

Anuncio

“Cuando [el CSAC] dice que ‘la pelea es por diversión’... Tyson y Jones han dejado en claro que no es por diversión. El árbitro está allí para asegurarse de que nadie muera, Tyson no le muerda la oreja a [Jones] ni le rompa el brazo”.

Foster quería asegurarse de que el marketing bajara un poco el tono.

“Hablé con Tyson y Jones al mismo tiempo y confío en que me van a dar su palabra”, dijo Foster, un expeleador que quiere garantizar la seguridad de los quincuagenarios. “Seamos claros: creo que se van a pegar un poco. Espero que sea una buena y dura exhibición de boxeo, pero no como una especie de pelea real”.

Se espera que Tyson gane $10 millones y Jones recaudará alrededor de $3 millones. Sostienen que su pelea será tan interesante como si se hubieran conocido a principios de siglo cuando tenían una gran rivalidad y el campeón de cuatro divisiones Jones también era un rey de peso pesado.

“Tienes a Mike Tyson y Roy Jones”, dijo Tyson. “Vengo a pelear, y espero que él venga a pelear. Esto es todo lo que necesitas saber”.

Jones (66-9, 47 nocauts) respaldó a Tyson (50-6, 44 KOs) después de ver al excampeón de peso pesado publicar videos de entrenamiento explosivos durante todo el año.

Anuncio

“¿Quién sube al ring con el gran y legendario Mike Tyson y piensa, ‘Oh, ¿esto va a ser una exhibición?’”, dijo Jones “¿Guantes de 12 onzas? ¿Sin protector? ¿De verdad? ¿Esto es una exhibición? Vamos hombre. Seamos realistas”.

Tyson pesaba 220,4 libras y Jones subió a la báscula con 210 el viernes en el JW Marriott del centro.

El pago por evento servirá como apoyo al negocio de eventos en vivo de Triller y la última aventura de Tyson en la startup deportiva Legends Only League. Veintiuna cámaras y un equipo de 300 personas documentarán el evento. Una docuserie de 16 episodios la precedió.

El legendario excampeón de peso pesado dijo que quiere volver al ring para llevar a cabo peleas de beneficencia a personas sin hogar y con problemas de drogas

Anuncio

Los exboxeadores Christy Martin, Vinny Pazienza y Chad Dawson marcarán la pelea de forma remota, y se otorgará un “Frontline Battle Belt” al ganador.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio