Anuncio
Share

Llanto y dolor: Chris Weidman confiesa que sufrimiento de recuperación de fractura es lo peor que ha sentido

Chris Weidman on the canvas
Chris Weidman al momento de sufrir la fractura en UFC 246.
(ASSOCIATED PRESS)

Chris Weidman, el excampeón de peso mediano de UFC que sufrió una horrenda fractura en UFC 246, ya está en su casa en Nueva York recuperándose de una fractura, pero tal como lo prometió, ha estado informado a sus aficionados sobre su recuperación, la cual no es nada placentera. También ha sido muy honesto al describir el dolor en entrevistas con los medios.

“Tuve 10 cirugías de rodilla, tres cirugías de codo, dos cirugías de cuello, tres cirugías de mano. He tenido casi todo lo que podrías tener”, le dijo Weidman a Ariel Helwani de ESPN. “La cantidad de dolor cuando me levanté por tener la pierna elevada, por encima del corazón, cuando estaba apoyando esa pierna hacia abajo, sin poner peso en ella, sino simplemente con muletas e ir al baño, fue tan fuerte. La acumulación de sangre en la espinilla y en el pie era tan terrible ... Literalmente dormía todo el día; la única vez que me movía era para ir al baño. Y esos momentos fueron simplemente terribles, literalmente de llanto y dolor”.

Weidman sufrió la fractura tras una patada bloqueada por Uriah Hall a los 17 segundos de haber iniciado la contienda en Jacksonville, Florida, el pasado 24 de abril.

Anuncio

El exmonarca del mundo ha hablado de su recuperación en las redes sociales y ha dicho también que el dolor que ha tenido es incomparable a otras lesiones del pasado.

“Pensé que esto iba a ser algo así como otras cirugías que he tenido en el pasado, donde los primeros tres o cuatro días son de sufrimiento y luego simplemente mejora a partir de ahí, pero para ser honesto contigo. . . los primeros tres o cuatro días fueron probablemente los mejores que he tenido”, dijo Weidman. “Tal vez la anestesia todavía estaba en mí y la inflamación pudo haber estado ayudando con algo del dolor porque, ¿cuántos días he estado así? ocho días así, algo así, desde la cirugía; después de los tres o cuatro días, fue súper doloroso. Literalmente estoy durmiendo todo el día. Realmente estaba tratando de no tomar la oxicodona, solo estaba tomando Tylenol e ibuprofeno y luego, en ciertos momentos del día, podría haber tomado una oxicodona si realmente la necesitaba.

También, Weidman habló sobre cómo el destino le tenía en su camino una lesión muy similar a la que sufrió su rival Anderson Silva ante él en 2013.

Anuncio

“Cuando estaba boca abajo, creo que inmediatamente me vino a la cabeza. '¿Es esto una pesadilla? ¿Cómo es posible?’ Todo se procesó como si fuera una persona normal desde afuera mirando hacia adentro. Como, ‘Hermano, yo era parte de Anderson Silva. Esto le pasó a Anderson Silva. ¿Y esto me pasa a mí? ¿Qué me está diciendo Dios ahora mismo? Hay algo que me está diciendo”. Y esa era la otra cosa en la que estaba realmente concentrado cuando terminó todo:” Tiene que haber una razón para esto. Algo bueno tiene que salir de esto, de lo contrario, simplemente no entiendo por qué me está pasando esto a mí. '¿Cuáles son las posibilidades? Ves a los chicos patear toda la noche, y es posible que hayan pateado en el mismo lugar exacto con un esfuerzo similar y las piernas no se rompen. ¿Por qué me pasó eso a mí? Hay tres roturas de piernas en la historia de UFC, y yo soy parte de dos de ellas”.


Anuncio