Anuncio
Share

Marc Castro ha utilizado el boxeo para unir su herencia salvadoreña y mexicana en funciones del Canelo

Marc Castro tras noquear a John Moraga en el Hard Rock Stadium de Miami, FL.
Marc Castro tras noquear a John Moraga en el Hard Rock Stadium de Miami, FL.
(Ed Mulholland/Matchroom./Ed Mulholland/Matchroom.)

Marc Castro quiere darle el mejor de los regalos de cumpleaños a su mamá el próximo 11 de mayo: otra victoria en una cartelera de Canelo Álvarez.

Castro (2-0), un peleador de padre salvadoreño y madre mexicana, ha comenzado a llamar la atención en la división de pesos superpluma debido a la dimensión de las carteleras en las que ha estado en su corta carrera. En diciembre debutó nada más y nada menos que en la función de Álvarez ante Callum Smith en el Alamodome de San Antonio, Texas. En febrero pasado, logró su segunda victoria de su trayectoria profesional en la función de Canelo ante Avni Yildirim en Miami, Florida.

Este sábado, hará su tercera aparición en la cartelera de Canelo Álvarez ante Billy Joe Saunders cuando el californiano enfrente a Irving Marcías Castillo (9-1, 6 KOs) en el AT&T Stadium de Arlington, Texas.

“Es definitivamente una motivación extra, el estar en esta cartelera, sé que hay muchos ojos viéndome”, aceptó el originario de Fresno a LA Times en Español.

Anuncio

Si logra ganar el sábado, Marc ya tiene planeado celebrar el Día de las Madres y los cumpleaños de su mamá con mariachi, acompañado con unas enchiladas o pupusas.

“No sabíamos que necesitamos otras cosas hasta que crecimos. Siempre teníamos amor, nos trataban muy bien. Tenemos una gran familia”

Marc Castro, pugilista profesional

Castro confesó que gracias al boxeo, ha podido unir a su familia mexicana y salvadoreña, ya que ambas sienten una gran pasión por el pugilismo, especialmente cuando lo ven pelear.

February 27, 2021; Miami, Florida; Marc Castro and John Moraga.
Marc Castro tras despachar a John Moraga en el Hard Rock Stadium de Miami, FL.
(Ed Mulholland / Matchroom)

Anuncio

Castro declaró que independientemente de sus nacionalidades, sus padres han criado a sus tres hermanas y a él con buenos valores, a pesar de no contar con muchos recursos económicos.

“Hicieron un buen trabajo. No sabíamos que necesitamos otras cosas hasta que crecimos. Siempre teníamos amor, nos trataban muy bien. Tenemos una gran familia”, aseveró Castro, de 21 años, quien tiene una hermana gemela.

“Al crecer nos dimos cuenta que no éramos los más ricos, que éramos de hecho pobres, pero teníamos todo lo que necesitábamos para ser exitosos”, aseveró Castro, cuyos fundamentos morales de la familia siempre ha sido la educación y la honestidad. Una de sus hermanas es oficial de libertad condicional y las otras dos se graduaron de Fresno State.

Anuncio

“También aprendí que sacrificaron sus sueños y sus metas para cumplir nuestros sueños”, señaló Castro, quien describió como muchas veces sus padres costeaban sus viajes a torneos por todo Estados Unidos.

“Ellos podían ir de vacaciones, usar ese dinero, en lugar de costearme mis torneos. Ellos podrían decir, ‘no tenemos que hacer eso’”, declaró Castro.

El destino de Castro en el pugilismo comenzó realmente con su padre, quien inició en el boxeo como un instrumento de defensa personal. Después de un tiempo, hizo su propio gimnasio, donde Marc entrenaba.

Castro también era un jugador de futbol que aspiraba a incursionar al profesionalismo, aunque su papá siempre le hizo entrenar boxeo después de sus practicas de balompié.

Anuncio

El californiano dijo que no comenzó a tomar el pugilismo en serio hasta que ganó su primera medalla de oro en los Junior World Championships en San Petersburgo, Rusia con el equipo de Estados Unidos en 2015.

“Me empezó a gustar. Era como un pasatiempo, he trabajado duro y ha florecido en algo muy bello”, aseveró Castro.

Castro también cuenta que un día fue invitado al campamento del Canelo, donde vio de cerca cómo trabajaba el mexicano y eso le inspiró a que ser profesional.

“Aprendí mucho, me obsesioné, me di cuenta que el sueño era alcanzable”, declaró.

Anuncio

Ese sueño es definitivamente alcanzable y millones están siendo testigos.


Anuncio