Anuncio
Share

Mikey García regresa al ring por primera vez desde el inicio de la pandemia

Mikey Garcia, center, raises his arm after the 11th round against Robert Easter Jr.
Mikey Garcia, center, raises his arm after the 11th round against Robert Easter Jr., left, during their WBC and IBF world lightweight title bout in Los Angeles, Saturday, July 28, 2018. At right is Judge Jack Reiss. Garcia won by unanimous decision. (AP Photo/Alex Gallardo)
(Alex Gallardo/AP)

Tras estar fuera de acción por más de 20 meses, Mikey García está listo para retomar su carrera.

Este sábado, en el Chukchansi Park de Fresno, California, el excampeón mundial mexicoamericano se estará midiendo al español Sandor Martín. El combate se llevará a cabo en un peso límite de 145 libras y está pactado a 12 asaltos.

En la ceremonia de pesaje de este viernes, ambos púgiles vencieron la báscula.

García (40-1-0, 30 KOs) pesó 143.6 libras, mientras que Martín (38-2-0, 13 KOs) marcó 144.

Anuncio

Es lo más liviano que García, 33, ha pesado para una pelea desde julio del 2018 cuando dio las 135 libras para enfrentar a Robert Easter Jr. en una contienda por el título ligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

Originalmente, para este combate, Mikey tenía pensado enfrentar al excampeón de peso superligero, Regis Prograis (26-1-0, 22 KOs), en un duelo estelar en las 140 libras.

Sin embargo, pese a llegar a una etapa avanzada, las negociaciones se cayeron en el verano.

“Entiendo como es el negocio del boxeo, así que me decepcionó que la pelea ante Regis no sucediera, pero seguimos adelante. Espero que podamos hacer que esa pelea suceda pronto”, dijo García. “Si las cosas van bien el sábado y puedo ganar sin sufrir lesiones o cortes, buscaré esa pelea de inmediato. Esa es una pelea que quiero, los aficionados y los medios también la quieren. Pero no había el tiempo suficiente para promover un combate de esta talla”.

Si logra vencer a Martín y luego a Prograis, a García le gustaría medirse ante el rey indiscutible del peso superligero, Josh Taylor (18-0-0, 13 KOs).

“Solo tengo que seguir ganando. Con la victoria el sábado y otra victoria ante alguien como Regis, creo que eso debería generar suficiente interés para lograr una pelea con Taylor. Él es el campeón unificado de las 140 y esa es la pelea más grande que podría efectuar en ese peso”.

No obstante, García todavía siente que tiene algo que probar en las 147 libras. Aún anhela conquistar una corona en una quinta división distinta. Ha sido campeón en el peso pluma, superpluma, ligero y superligero.

En marzo de 2019, retó a Errol Spence Jr. por el título welter de la FIB en una mega pelea que se celebró en el AT&T Stadium, la casa de los Cowboys de Dallas de la NFL. García fue dominado ampliamente por Spence durante los 12 giros que duró el pleito; terminó perdiendo por vía de la decisión unánime en la que fue su primera contienda en las 147 libras.

“Si hay una buena pelea en welter con un gran nombre o un cinturón, me encantaría”, indicó Mikey. “Creo que estoy mejor desarrollado físicamente para las 147 ahora que la primera vez”.

La última pelea de García fue antes de la pandemia del COVID-19, el 29 de febrero de 2020 frente al también mexicoamericano, Jessie Vargas. Se adjudicó una clara decisión unánime sobre el excampeón welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Por la sorpresa

En cuanto a Martín, 28, el originario de Barcelona es el reinante campeón superligero de Europa. Ostenta una racha de nueve victorias; el choque frente a García será su primero fuera de tierras europeas y en los Estados Unidos.

Para la que será su la primera gran prueba de su trayectoria, Sandor tiene la intención de estropear los planes de Mikey para impulsar su propia carrera y abrirse camino en las grandes ligas del boxeo.

“Nosotros venimos con todo para robarle su futuro”, exclamó Martín. “Después de ganarle, quiero pelear en Nueva York, Los Ángeles y en Las Vegas”.


Anuncio