Anuncio
Share

Columna: Los Lakers necesitan que Russell Westbrook sea más dominante

Lakers guard Russell Westbrook reacts after a call from the officials.
El escolta de los Lakers Russell Westbrook reacciona después de una amonestación de los oficiales al final de la segunda mitad contra los Knicks de Nueva York el martes en Nueva York.
(Jim McIsaac / Associated Press)

El escolta de los Lakers Russell Westbrook debe poder compartir escenario con otros, escribe el columnista Dylan Hernández.

Anthony Davis eligió sus palabras con cuidado.

“Umm...”, comenzó.

A Davis se le había preguntado sobre qué podría hacer Russell Westbrook para ser más a menudo el jugador que anotó 18 puntos en el tercer cuarto de la derrota 106-100 ante los Knicks de Nueva York el martes por la noche, o la versión de él que llevó a los Lakers a una victoria sobre los Pistons de Detroit dos noches antes.

Davis hizo una pausa y luego abordó el meollo de la cuestión.

Anuncio

“Sabes, creo que la diferencia es que en ambos partidos no está [LeBron James]”, dijo Davis. “Solo tenemos que encontrar la manera de que lo haga sin importar quién esté en la cancha”.

James cumplió una suspensión de un juego en el partido televisado a nivel nacional el martes en el Madison Square Garden. El arrebato ofensivo de Westbrook en Detroit se produjo después de que James fuera expulsado por golpear a Isaiah Stewart en la cara.

Tras más de un mes en la temporada, Westbrook sigue siendo la figura más desconcertante en un equipo de construcción desigual que ahora está 9-10.

Sus cinco pérdidas de balón en la primera parte provocan pesimismo y respaldan la creencia de que los Lakers estaban condenados desde el principio, mientras que su triple-doble de 31 puntos, 10 asistencias y 13 rebotes ofrece una tentadora posibilidad de lo que pueden ser si aprenden a coexistir con sus otras dos superestrellas.

La forma en que jugó Westbrook podría estar directamente relacionada con la manera en que jugaron los Lakers. Jugó una primera parte poco inspirada y estuvieron abajo 10-0 en menos de dos minutos de juego y hasta una diferencia de 25. Dominó el tercer cuarto y en un momento dado borró toda la desventaja.

Cuestionado acerca de cómo cometió únicamente una pérdida de balón en la segunda mitad contra los Knicks, Westbrook comentó: “Es curioso que menciones las pérdidas de balón. Hace cinco partidos que no te oigo preguntarme eso. ¿Sabes por qué? ¿Porque era él quien se hacía cargo del balón?”.

Westbrook, que perdió el balón un total de 12 veces en sus cuatro partidos anteriores, mostró una amplia sonrisa.

Dijo que él y los Lakers todavía están en las primeras etapas de aprendizaje entre ellos.

“Es un proceso para todos, incluido yo mismo, por el ritmo, la velocidad”, expuso Westbrook.

Ha advertido a sus nuevos compañeros de equipo que el ritmo está a punto de aumentar.

“A medida que avanza la temporada mi ritmo aumenta”, manifestó.

El entrenador Frank Vogel dijo que ha empezado a averiguar qué es lo que desbloquea a Westbrook.

“Hay ciertos conjuntos que estamos viendo, cierta alineación del espacio. Hay algunas jugadas que ejecutamos en el centro de la cancha con las que parece tener buen ritmo”.

Lakers guard Russell Westbrook and New York Knicks guard Alec Burks vie for a rebound as RJ Barrett watches.
El escolta de los Lakers Russell Westbrook y el escolta de los Knicks de Nueva York, Alec Burks (18), compiten por un rebote mientras RJ Barrett (9) de los Knicks observa durante la primera mitad el martes en Nueva York.
(Jim McIsaac / Associated Press)

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Davis está implorando a Westbrook que mantenga su característica mentalidad de ataque, sin importar la situación, sin importar quién esté en la cancha con él.

“Tiene que ser él mismo”, dijo Davis. “Le digo antes de cada partido: ‘No seas nadie más que tú mismo. Para eso te hemos traído aquí'".

A pesar de lo duro que parece Westbrook desde fuera, Davis lo describió como excesivamente complaciente con sus nuevos compañeros de equipo.

“Muchas veces, trata de ser pasivo y empieza a pasar la pelota y a buscar a otros compañeros, lo cual es genial, pero como que lo saca de ritmo”, comentó Davis. “Puede hacer lo mismo al buscarlos pero manteniendo su agresividad”.

Davis observó que las pérdidas de balón de Westbrook son un subproducto de no estar concentrado en el ataque.

“Cuando busca pasar y [no está] mirando al aro, de ahí vienen muchas de sus pérdidas de balón, de no ser agresivo”, señaló Davis.

Westbrook dijo que era optimista sobre cómo estaba mejorando su comunicación en la cancha con Davis. “Jugar con James podría ser el mayor desafío”.

El mejor cuarto que los Lakers han jugado esta temporada podría haber llegado antes en este viaje en Boston, cuando James regresó de una ausencia de ocho partidos por una distensión muscular abdominal.

Con James como principal conductor del balón del equipo, los Lakers construyeron una ventaja de 38-30 en el primer cuarto. Pero Westbrook desapareció y nunca hizo sentir su presencia en el juego, terminando con solo 12 puntos.

Lo que Westbrook, James y Vogel deben averiguar es si la versión de Westbrook que controló el juego en el tercer cuarto el miércoles puede compartir un escenario con James y prosperar sin el balón siempre en sus manos. Davis cree que puede. Más vale que tenga razón. De ello depende que esta temporada pueda salvarse.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí.


Anuncio