Anuncio
Share

Cody Bellinger acuerda un contrato de un año por $17 millones con los Dodgers

Cody Bellinger of the Dodgers celebrates a home run against the Braves on Oct. 19.
(Robert Gauthier / Los Angeles Times)

El jardinero de los Dodgers, Cody Bellinger, evitó el arbitraje al aceptar un contrato de un año y $17 millones antes del inicio del cierre patronal.

Antes de que comenzara el cierre patronal de las Grandes Ligas a principios de este mes, los Dodgers tacharon silenciosamente un elemento importante de su lista de tareas de invierno.

El equipo acordó un contrato de un año y $17 millones con el ex JMV Cody Bellinger para evitar el arbitraje, según una persona con conocimiento de la situación. El acuerdo se cerró antes de que comenzara el cierre patronal el 2 de diciembre – toda la actividad de la temporada baja se ha detenido desde entonces – pero no se reveló públicamente hasta el jueves. ESPN informó primero la noticia.

El salario de $17 millones representa un aumento de $900.000 respecto a lo que ganaba el jardinero esta última temporada. Bellinger, de 26 años, está entrando en su tercera de cuatro temporadas elegibles para el arbitraje y se convertirá en agente libre después de la campaña de 2023.

El acuerdo llega después de una temporada de montaña rusa para Bellinger, que luchó contra las lesiones y una actuación deficiente durante la temporada regular antes de recuperarse con una actuación prometedora en los playoffs.

El dos veces All-Star y JMV de 2019 se sometió a una cirugía después del título del equipo en la Serie Mundial de 2020 por una lesión en el hombro derecho que sufrió en una celebración con su entonces compañero de equipo Kike Hernández durante la Serie de Campeonato de la Liga Nacional de ese año.

Anuncio

La recuperación posterior limitó su programa de entrenamiento de temporada baja. Luego sufrió una fractura del peroné izquierdo durante la semana de apertura de la campaña que lo mantuvo fuera por casi dos meses.

Una vez que regresó, le costó encontrar consistencia en el plato. Su promedio de bateo nunca volvió a ser superior a .200 después del 4 de julio, y terminó con solo 10 jonrones y 36 carreras impulsadas, los mínimos de su carrera para una temporada completa. Además, sufrió un par de lesiones más, perdiéndose 10 partidos por una tensión en el tendón de la corva izquierdo y ocho más por una fractura de costillas.

Entre los bateadores con al menos 350 apariciones en el plato la temporada pasada, Bellinger ocupó el segundo peor lugar en las Mayores en wRC +, una métrica avanzada que abarca todo.

“Ha sido un trabajo duro, sin duda”, dijo Bellinger a finales de septiembre. “No es divertido. Pero al final del día, tengo confianza en mí mismo, creo en mí”.

En la postemporada, esa confianza en sí mismo finalmente floreció. Después de acortar su swing y desarrollar un enfoque más disciplinado en el plato, Bellinger entregó algunos de los momentos más grandes de la carrera de los Dodgers en la postemporada a la LNSC.

Tuvo dos RBIs en el Juego 2 de la serie de división contra los Gigantes de San Francisco, y luego bateó la carrera de apertura en la novena entrada del decisivo quinto juego de la serie.

En el tercer partido de la NLCS, contra los Bravos de Atlanta, conectó un jonrón de tres carreras en la octava entrada que ayudó a los Dodgers a remontar el partido. Incluso cuando el equipo fue eliminado en el sexto partido, él impulsó una de las dos carreras de esa noche.

Sin embargo, sus problemas hicieron que fuera poco probable que recibiera un aumento significativo este invierno.

Antes de su primera temporada elegible para el arbitraje en 2020, Bellinger firmó un acuerdo de un año por valor de $11.5 millones, estableciendo un récord para los jugadores de primer año de arbitraje (aunque terminó ganando solo $4.2 millones después de que la temporada se acortó por la pandemia).

Aunque retrocedió en 2020, aun así, obtuvo un acuerdo de $16.1 millones del equipo para evitar el arbitraje de cara a esta última temporada.

Con Bellinger asegurado para 2022, el equipo espera que pueda redescubrir su antigua forma – y que el año pasado no fue más que una mala temporada para un jugador que una vez parecía destinado a ser el símbolo de la franquicia.

To read this story in English, click here


Anuncio