Anuncio
Share

Boricua Subriel Matías quiere vengar su derrota y dejar atrás los demonios del pasado

Subriel Matías previo al primer combate ante el ruso .Petros Ananyan.
(Cortesía Mikey Williams/Top Rank)

El boricua Subriel Matías está en la antesala de una pelea por el título y este sábado enfrentará en una contienda de revancha a Petros Ananyan, con ansias de vengar su única derrota sufrida en el boxeo de paga ocurrida en 2020 ante el pugilista ruso.

Desafortunadamente, muchos conocen a Matías (17-1, 17 KOs) por ser el rival de Maxim Dadashev, el hombre que perdió trágicamente su vida durante una pelea en 2019.

Solamente siete meses después de haber estado en esa trágica pelea ante Dadashev, el boricua tomó la contienda ante Ananyan (16-2-2, 7 KOs) y cayó en un pleito a 10 asaltos muy cerrado en la función de Deontay Wilder vs. Tyson Fury 2 en febrero de 2020.

Después de aquella derrota, “El Orgullo de Maternillo” se recuperó y venció a dos invictos. Primero doblegó a Malik Hawkins por nocaut técnico en seis asaltos y luego a Batyrzhan Jukembayev por la misma vía.

Este sábado, 22 de enero, el boricua de 29 años de edad enfrentará a Ananyan en una contienda de 12 asaltos en peso ligero en Borgota Hotel Casino de Atlantic City. La velada será protagonizada por Gary Russell Jr. y Mark Magsayo por la corona de peso pluma del Consejo Mundial de Boxeo. La velada será televisada por Showtime a las 6 p.m.

Anuncio

Para este duelo Matías dijo que esperaba una pelea “interesante” y “posiblemente algo similar a la primera”.

El boricua Subriel Matías (izq.) posa con Petros Ananyan
El boricua Subriel Matías (izq.) posa con Petros Ananyan en la ceremonia de pesaje de la primera pelea disputada en Las Vegas, Nevada.
(Cortesía Ryan Hafey/Premier Boxing Champions)

“Creo que lo que cambiaría sería el resultado”, declaró Matías a Los Angeles Times en Español. “Estoy ansioso, no quiero decir mucho, estoy ansioso”.

Matías reconoció que le dolió tanto la derrota ante Ananyan que no vio el video de la misma hasta que se enteró que iba a tener su revancha ante Ananyan.

“Tenía coraje. No lograba ver la pelea completa. Solo logré ver dos o tres pedazos”, indicó Matías, quien le suplicó a su promotor por una revancha, pero esta no llegó hasta que obtuvo dos victorias.

El de Fajardo, Puerto Rico, explicó que su única derrota en su carrera se debió a que no había hecho bien las cosas durante su preparación.

“Yo lo vi como un castigo de parte de Dios. Uno no puede estar con Dios y el diablo. Creo que cada acto en este deporte tiene sus consecuencias. Y yo no hice las cosas bien”, confesó Matías. “Ananyan hizo un gran papel, pero son cosas que tienen que pasar para que uno recapacite. La vida se trata del día a día, para aprender algo todos los días”.

Para este duelo, Matías entrenó cuatro meses en Culiacán, México, con el entrenador Jay Najar. Según él, tampoco salió del gimnasio, no fue a fiestas y estuvo más concentrado.

Matías es un hombre conocido por su agresividad, algo que dijo que sabe de sus consecuencias, pero prefiere ese estilo atractivo para los aficionados.

“Entiendo que, a la larga, posiblemente eso me traiga problemas de salud. Pero estoy dispuesto a seguir complaciendo a mis fanáticos”, indicó el admirador de pugilistas agresivos como Tito Trinidad y Manny Pacquiao.


Anuncio