Anuncio
Share
Deportes

Con un futbol clínico y letal, Francia se corona sobre una Croacia que pagó caro su inexperiencia

France v Croatia - 2018 FIFA World Cup Russia Final
(Shaun Botterill / Getty Images)

Con una defensa bien parada y una delantera letal, Francia ganó la Copa del Mundo Rusia 2018 al vencer por 4-2 a Croacia el domingo en Luzhniki Stadium de Moscú ante 78,011 aficionados.

Francia, que dejó en el camino a equipos como Bélgica y Argentina en su camino a la corona, volvió a lucir su media cancha joven y delantera mortífera ante una Croacia que propuso el juego pero pagó caro su inexperiencia en estos partidos.

Fue la segunda corona mundial de Francia en 20 años, tras lograr el título como local en Francia 1998 y perder en 2006 el partido final ante Italia.

El partido también tuvo su dosis de controversia en dos jugadas durante el primer tiempo.

Anuncio

Croacia entró atacando desde el pitazo inicial hasta que en un tiro libre por la banda derecha, que se originó en una falta que no debió de ser marcada, Antonie Griezmann mandó el centro al minuto 19 y el delantero croata Mario Mandzukic peinó el esférico para dejar fuera de alcance a su propio arquero, Danijel Subasic, y anotar un autogol.

Croacia no bajó los brazos y no desaprovechó. Ivan Perisic anotó un bello gol de zurda 10 minutos del tanto francés, lo que encendió a la afición.

Al minuto 36, el VAR se convirtió en protagonista cuando hubo una mano dentro del área de Perisic y el árbitro Néstor Pitana no lo marcó en un principio. Pero luego recibió indicaciones de que había una mano -totalmente accidental- y el árbitro argentino revisó la repetición y marcó la pena máxima. Griezmann cobró al costado derecho de Subasic para colocar nuevamente el partido con ventaja para los franceses.

En el segundo tiempo, Croacia buscó el empate pero Francia fue el que nuevamente anotó en una descolgada de Mbappé, el balón le quedó en los linderos del área a Griezman y en el rebote, Paul Pogba anotó de zurda para poner el partido 3-1 al minuto 59.

Anuncio

El cuarto clavo en el ataúd llegó en una jugada de Lucas Hernández a Mbappé, quien encaró una marca muy suave y anotó el cuarto tanto al 65.

Cuando el mundo se le venía encima a Croacia, Mandzukic aprovechó un grave error de Hugo Lloris, quien tontamente trató de burlar al delantero en su área chica y el croata no se fue con la finta y anotó el 4-2.

Croacia siguió atacando pero falló varias importantes.

Pitana agregó cinco minutos en los que Croacia no bajó los brazos. Al final, los francéses festejaron con su afición, mientras que el equipo de Zlatko Dalic agradeció a sus miles de simpatizantes que hicieron el viaje a Moscú y pagaron fuertes cantidades de dinero para estar en la final. 


Anuncio