×

Mario Cázares: No tengo título para ofrecer a Canelo Álvarez, pero DAZN tiene mi nombre sobre su mesa

El oriundo de Culiacán dijo que, de tener la oportunidad de enfrentar a su compatriota, lo exhibirá y lo dejará llorando como alguna vez ya lo hizo

Hace unas semanas volvió a irrumpir en el mundo del boxeo para cumplir con su promesa de aguar la fiesta del regreso de Julio César Chávez Jr. y lo cumplió, al vencer a ‘El Hijo de la Leyenda’ de manera unánime después de que el combate se tuvo que ir a las tarjetas, en una velada en Tijuana.

Mario Cázares también ha levantado algunas cejas al recordar a todo el que se le pase por el frente de ser uno de los que han logrado vencer a la mítica que es Saúl Álvarez, quien es hoy por hoy una máquina de hacer dinero y es considerado el mejor peleador libra por libra del momento.

Ese logro, del que tanto ha dicho una y otra vez, fue en la categoría amateur en un torneo de la Olimpiada Nacional en 2004. Cázares y Canelo se enfrentaron en la final de ese torneo y el oriundo de Culiacán se fue con el brazo en alto tras el combate cuando cuatro de los cinco jueces lo vieron como ganador.

Dieciséis años desde aquel combate y con solo 13 peleas profesionales, Cázares asegura que no solo podría vencer a su paisano, sino que también lo dejaría con lágrimas en los ojos, como ya lo hizo. Según el boxeador, él tiene la fórmula para vencerlo.

“Les mostraré la radiografía de quién es Canelo realmente”, dijo Cázares en una videollamada con el LA Times en Español.

Por mucho tiempo, Canelo ha insistido que solo pelea por títulos, por lo que un combate contra el jalisciense sería toda una odisea.

“Todo depende… los números de la pelea con DAZN, entre Chávez Jr. y Canelo, se fueron por los cielos y el nombre de Mario Cázares está sobre la mesa de los ejecutivos de DAZN, de streaming y de PPV”, aseguró el peleador.

Según Cázares, aunque no tiene un título a cuestas, el ruido que ha generado su nombre al vencer a Chávez Jr., ha causado que “muchos aficionados pidan esa pelea”.

La lesión que lo dejó fuera y su regreso

La lesión que lo dejó fuera del cuadrilátero fue ocasionada no por el deporte que ama sino por el taekwondo, que, a recomendación de su padre, practicaba en combinación del boxeo.

Cuando tenía 17 años, sufrió una hernia en uno de sus discos en su columna vertebral, lo que lo retiro del boxeo por seis años y medio, dedicándose a la rehabilitación de su espalda. Además, aprovechó para seguir sus estudios como licenciado de economía en la Universidad Autónoma de Sinaloa.

Los médicos le habían recomendado operarse la espalda, pero tuvo temor de que el resultado no le iba a favorecer y prefirió una rehabilitación larga en lugar de “reemplazar discos o poner fierros de titanio”. La disciplina y la fisioterapia fueron claves en su rehabilitación, según explicó el peleador.

Él no hacia caso a las recomendaciones de los médicos que le sugerían dejar de pensar en el boxeo, pero Cázares pronto se recuperaría de su lesión y la opción de volver al cuadrilátero nuevamente estaba sobre la mesa.

“Me hago un estudio y resulta que no tengo nada de esa ‘famosa’ lesión y empieza el debate que si ‘vuelvo o no vuelvo’, o que si ‘tengo 24 años’, pero tengo una frase por la que vivo: Esta vida es de quien se atreve”, dijo el peleador.

Tan pronto recibió el visto bueno de su doctor para volver a pelear, Cázares tomó su maleta, sus ahorros, dejando su vida en Culiacán, Sinaloa, para cumplir su sueño en Los Ángeles, con la bendición de su familia, en particular de su madre.

“Fui a darle lata en la casa de una tía y empecé a entrenar boxeo en el gimnasio de Freddie Roach, en donde entrena [Manny] Pacquiao, en Hollywood… ahí empecé a entrenar de cero en los siguientes dos años y medio”, recontó. “Corría todas las noches sobre el Paseo de las Estrellas en Hollywood y ahí soñaba en ser campeón del mundo. Llegaba al semáforo en rojo y me ponía a hacer sombre, todos se me quedaban viendo raro”.

La oportunidad con Julio César Chávez Jr.

Cázares (13-0, 5 KOs) hizo varios intentos para volver al cuadrilátero bajo la tutela de grandes nombres, pero pronto se dio cuenta que no sería algo fácil.

“Llamé al gimnasio de [Floyd] Mayweather en Las Vegas, pero nunca me contestaron… llamaba y llamaba y nunca me contestaron”, dijo. “Llamé al de Freddie Roach y me contestaron a la primera. Me puse en contacto con ellos para ver la posibilidad de entrenar y me vine a probar. Al principio, lo que vieron todos era que me encantaba y me apasionaba el boxeo y que siempre estaba ahí. Si me decían que estuviera ahí a una hora, llegaba más temprano”.

Poco a poco Cázares se fue abriendo paso para crear sus propias oportunidades y una de ellas, recientemente, la más importante de su joven carrera contra Julio César Chávez Jr. (51-5-1, 33 KOs), a quien venció en una velada especial en Tijuana. Esa misma noche, el legendario padre de Jr. también estuvo presente en un combate contra otra leyenda, Jorge ‘Travieso’ Arce, como parte de una obra de beneficencia.

Cázares asegura que fue el equipo de Chávez Jr. quien lo buscó a él para el combate del pasado 26 de septiembre, en donde la controversia nuevamente rondó sobre ‘El Hijo de la Leyenda’. El combate tuvo que ser detenido por un corte de ceja que fue supuestamente producto de un cabezazo de su rival, por lo que cuando se leyeron los resultados hasta el momento en las tarjetas, Cázares salió como vencedor.

“Yo tengo algo que él quería, que era que nosotros le ganamos al Canelo y lo dejamos llorando”, señaló Cázares. “Él quería decir ‘le gané al que le ganó al Canelo’, para pelear con él otra vez. Tenemos información muy confidencial que así fue”.