Anuncio
Share
EEUU

Juez concede el regreso a Estados Unidos de 11 padres que fueron deportados sin sus hijos

FILES-US-POLITICS-IMMIGRATION-CHILDREN
Otros 18, que son elegibles a beneficiarse del mandato emitido el año pasado, solicitaron como grupo permiso al juez para regresar al país con sus hijos y continuar con su solicitud de asilo político. Imagen de archivo.
(NICHOLAS KAMM/AFP/Getty Images)

El equipo legal que representa a los afectados hizo la petición para 18 padres; sin embargo, el juez encontró que no todos ellos son elegibles a regresar

Un juez federal concedió el regreso de once de 18 padres que fueron deportados tras haber sido separados de sus hijos en la frontera, de acuerdo con documentos presentados en la corte del distrito sur de California.

Este grupo de padres forma parte de la demanda colectiva entablada el año pasado en un tribunal de San Diego, bajo la cual, el juez Dana Sabraw ordenó la reunificación de las familias que se vieron afectadas en gran medida por la implementación de la política de cero tolerancia del gobierno del presidente Donald Trump.

El equipo legal de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que representa a los afectados solicitó únicamente la autorización de la corte y no que la administración federal cubra con los gastos de transporte que esto conlleva.

Anuncio

Dicho litigio encontró en un inicio que 2800 menores fueron separados de sus padres, de los cuales más de 2.300 ya han regresado con al menos uno de ellos.

Sin embargo, en medio del proceso legal unos 471 inmigrantes fueron deportados sin sus hijos, detalla la orden emitida este miércoles por el juez de San Diego, Dana Sabraw. De dicho grupo, unos 30 habrían regresado al país de forma indocumentada y solicitado asilo tras su detención.

Jesús se sintió aliviado de que él y su hijo de 6 años habían logrado salir de Honduras rumbo a Estados Unidos, después los funcionarios se llevaron a su hijo.

Anuncio

Otros 18, que son elegibles a beneficiarse del mandato emitido el año pasado, solicitaron como grupo permiso al juez para regresar al país con sus hijos y continuar con su solicitud de asilo político.

Sin embargo, Sabraw, quién preside el caso en una corte de San Diego, encontró que sólo once de 18 son elegibles, dado que el resto no habría podido comprobar que su expulsión del país fue ilegal, explicó el juez.

Si bien, ninguno de los solicitantes es identificado por nombre dentro de la orden, Sabraw enumeró en cada uno de los casos las razones para conceder o no su petición.

El día en que el gobierno se apresuraba a reunificar a docenas de familias separadas en la frontera, un padre inmigrante se presentó a una cita federal en el centro de la ciudad, temeroso de ser deportado sin su hijo, de seis años.

“Pese a lo traumático e ilegal que las separaciones han sido, la corte rechaza encontrar que la separación de la familia —por sí sola— hace que la subsecuente deportación del padre sea ilegal”, precisó Sabraw.

“En su lugar, para verse beneficiado por este recurso, las circunstancias que rodean a la separación de cada padre con su hijo o hija debió haber causado la deportación para que ésta sea ilegal, por ejemplo, la separación debió haber afectado la voluntad de las decisiones de los padres en el proceso migratorio”, agregó.

En uno de los casos en que se concedió el retorno, el juez determinó que la deportación (16 de julio de 2018) se dio justo cuando se emitió una orden de que los padres que habían sido separados de sus hijos permanecieran en el país mientras transcurría el proceso legal.

Por el contrario, en uno de los casos donde no se otorgó el regreso, uno de los padres había declarado a un oficial de inmigración que “no tenía miedo de regresar a su país de origen, pero preferiría no hacerlo”.


Anuncio