Anuncio
Share
EEUU

Acusan de asesinato a un niño de nueve años en Illinois, por la muerte de cinco personas en un incendio

Deadly Illinois fire
Marie Chockley, residente de Timberline Mobile Home Park, cerca de Goodfield, Illinois, examina el daño de una casa, el 7 de abril pasado, después de un incendio ocurrido la noche anterior.
(Associated Press)

Un niño de nueve años acusado de causar un incendio en una casa móvil que mató a tres menores y dos adultos en el centro de Illinois fue acusado de cinco cargos por asesinato en primer grado.

El menor también fue acusado de dos cargos de incendio premeditado y un cargo de incendio premeditado agravado, informó el Journal Star de Peoria.

El incendio, del 6 de abril pasado, mató a un niño de un año, a dos pequeños de dos años de edad, un hombre de 34 años y una mujer de 69 años, en Timberline Mobile Home Park, cerca del pueblo de Goodfield, a unas 150 millas al suroeste de Chicago.

El fiscal estatal del condado de Woodford, Greg Minger, no reveló más detalles sobre el sospechoso, incluida una posible relación con las víctimas.

Anuncio

Ningún niño tan pequeño como este ha sido acusado de un asesinato en masa desde al menos 2006, según la base de datos especializada que mantienen AP, USA TODAY y la Universidad Northeastern. La lista hace un seguimiento de todos los homicidios en EE.UU desde entonces, en los que cuatro o más personas (sin incluir al delincuente) fueron asesinadas durante un corto período de tiempo (24 horas), independientemente del arma, la ubicación, la relación víctima-delincuente o el motivo.

Minger revisó múltiples informes sobre el incendio antes de proceder con el enjuiciamiento. El forense del condado de Woodford, Tim Ruestman, confirmó que el siniestro fue intencional.

“Fue una decisión difícil”, destacó Minger. “Es una tragedia, pues al fin y al cabo se está acusando a una persona muy joven por uno de los delitos más graves que tenemos. No obstante creo que debe hacerse así en este punto, con rotundidad”.

Un desafío importante para los fiscales será tratar de demostrar que el niño tuvo la intención de matar por adelantado, lo cual se exige en casos de homicidio en primer grado, explicó Gus Kostopoulos, un ex fiscal convertido en abogado de defensa juvenil en Chicago.

Anuncio

“Los niños de nueve años no saben que Santa Claus no existe. No saben que la gente muere y no revive”, señaló. “No sé si los niños de nueve años pueden intentar cometer un asesinato”.

Una destacada defensora de menores en Illinois con conocimiento del sistema de justicia penal criticó duramente la decisión de acusar por asesinato a un niño pequeño. “Los cargos están completamente fuera de lugar, dado todo lo que hemos aprendido... especialmente sobre el desarrollo cerebral de los niños”, dijo Betsy Clark, presidenta de Juvenile Justice Initiative, con sede en Evanston, Illinois.

Clark habló con Associated Press el martes, por teléfono desde Nueva York, donde asistía a la publicación oficial de un informe de las Naciones Unidas sobre el enjuiciamiento de niños, que recomienda que los menores de 14 años nunca sean procesados, sin importar el delito.

Clark remarcó que 14 años es la edad mínima de responsabilidad penal en muchos países, entre ellos Alemania.

En la década de 1890, Illinois se convirtió en uno de los primeros lugares del mundo en establecer un tribunal de menores, eliminándolos así del sistema de adultos, detalló Clark. Pero el caso anunciado esta semana muestra que ese estado ya no está a la vanguardia de la justicia juvenil, consideró. “Solíamos ser un líder mundial y ahora estamos muy atrasados”, dijo.

Los cargos por crímenes violentos en niños son raros, dijo Clark, y agregó que no ha oído hablar de que alguien tan pequeño fuera acusado de tantos asesinatos.

De ser declarado culpable, el niño podría ser puesto en libertad condicional por al menos cinco años, pero no más allá de los 21 años, expuso el fiscal Minger. La terapia y el asesoramiento psicológico serían opciones probables. “La libertad condicional, dada la edad, es lo único que podría suceder aquí", explicó.

No se emitirá una orden de arresto contra el sospechoso, advirtió el procurador. Se nombrará un abogado para el niño de nueve años, que será sometido a un juicio en el banquillo, frente a un juez.

Anuncio

Según la ley de Illinois, un sospechoso menor de 10 años no puede ser detenido. Y a un menor no se lo puede juzgar con jurado público -y no tiene derecho a uno- a menos que sea acusado como un adulto.

La presentación de cargos de asesinato para niños menores de 10 años es inusual, pero no inédita. El mes pasado, un juez de Michigan desestimó un cargo de asesinato para un niño de nueve años acusado de disparar fatalmente a su madre, en su casa, cerca de Sturgis. El juez de la División de Familia del condado de St. Joseph, David Tomlinson, dictaminó que, según la ley de Michigan, se presumía que el niño era incompetente para el juicio porque aún no tenía 10 años. “Este caso me perturba más que cualquier otro que haya abordado en mi vida”, confesó el juez.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio