Anuncio
Share

Incendios se dirigen a bosque de secuoyas en California; ¿qué pasó con el árbol General Sherman?

En la imagen, vista de un bosque de secuoyas en Lost Grove
En la imagen, vista de un bosque de secuoyas en Lost Grove, en la autopista de los Generales, a 15 millas del incendio KNP Complex, el 17 de septiembre de 2021, en el Parque Nacional de las Secuoyas, en California. (AP Foto/Noah Berger)
(ASSOCIATED PRESS)

Dos incendios forestales causados por relámpagos se hicieron uno solo en California y se dirigió hacia un bosque de secuoyas antiguas, donde los bomberos tuvieron que huir momentáneamente cuando intentaban resguardar al árbol más alto del mundo colocándole en la base lámina muy fina de aluminio.

Un cambio en el clima causó el viernes un explosivo aumento de las llamas en el Parque Nacional de Secuoyas en la Sierra Nevada, informó el Servicio de Parques Nacionales, y el fuego alcanzó el extremo oeste del Bosque Gigante, donde calcinó un grupo de secuoyas conocidas como los “Cuatro Guardias” que marcan la entrada al bosque de 2.000 árboles de ese tipo.

Los bomberos envolvieron la base del árbol General Sherman y de otros árboles en el Bosque Gigante con un tipo de lámina muy delgada de aluminio resistente a altas temperaturas. De momento se desconocía como les había ido a los Cuatro Guardias, a los que se aplicó la misma técnica, dijo la portavoz de los bomberos Katy Hooper.

El árbol General Sherman es el más grande del mundo en volumen (1.487 metros cúbicos (52.508 pies cúbicos), según el Servicio de Parques Nacionales. Alcanza una altura de 84 metros (275 pies) y tiene una circunferencia de 31 metros (103 pies) a nivel del suelo.

Anuncio

Los incendios, conocidos en conjunto como el Complejo KNP, ennegrecieron 72 kilómetros cuadrados (28 millas cuadradas) de terreno forestal. Las llamas aumentaron su intensidad el viernes en la tarde cuando los vientos adquirieron fuerza y se disipó el humo de baja altura que había reducido la presencia de aire y restringido el crecimiento del fuego en los últimos días, señaló Hooper.

Los bomberos que envolvían las bases de los secuoyas con aluminio y retiraban las hojas y otros restos del suelo del bosque alrededor de los árboles tuvieron que huir del peligro, señaló Hooper. Regresaron el sábado cuando las condiciones mejoraron para continuar sus labores y comenzar un incendio estratégico a lo largo de la Carretera Generals para proteger a los árboles del Bosque Gigante, agregó.


Anuncio