Anuncio
Share

Biden hablará en la ONU en medio de tensiones con aliados

El presidente estadounidense Joe Biden en la Casa Blanca en Washington.
(ASSOCIATED PRESS)

El presidente Joe Biden pronunciará esta semana su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, en medio de tensiones con países aliados y denuncias de que su política exterior no ha cambiado mucho con respecto a la de Donald Trump.

Biden, quien limitará su presencia en la ONU debido a la pandemia, pedirá a la comunidad internacional más medidas contra el coronavirus, el cambio climático y las violaciones de derechos humanos.

Se reunirá el lunes con el secretario general del organismo mundial, Antonio Guterres y el martes pronunciará su discurso. A partir de ese momento su participación será por video o en reuniones en Washington.

Anuncio

En una cumbre virtual el miércoles dedicada exclusivamente al tema de COVID-19, Biden pedirá a los líderes mundiales donar más vacunas, fabricar más tanques de oxígeno y tomar otras medidas contra la pandemia.

Además, invitó a los primeros ministros de Australia, India y Japón —parte de una nueva alianza asiática— a eventos en Washington.

En todo momento, Biden estará bajo el escrutinio de los demás gobernantes: ¿Ha realmente cumplido su promesa de ser un mejor aliado que Trump?

La embajadora estadounidense ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, aseguró que Estados Unidos está comprometido con la cooperación internacional: “Creemos que nuestras prioridades no son solamente prioridades para Estados Unidos sino prioridades para todo el mundo”, declaró la embajadora el viernes.

Aun así, en semanas recientes han surgido discrepancias importantes entre Estados Unidos y sus aliados.

Hay diferencias de opinión en cuanto a la manera en que Estados Unidos se retiró de Afganistán, sobre la entrega de vacunas contra COVID-19, en cuanto a las restricciones de viajes por la pandemia y en cuanto a la manera de enfrentar las ambiciones geopolíticas de China.

En días recientes, Francia condenó enérgicamente una alianza entre Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia para otorgar a las fuerzas australianas submarinos nucleares.


Anuncio