Anuncio
Share

El qué y porque desde Washington: En Estados Unidos, hay muertos caminando por la calle

 Formulario W-4 en Nueva York.
En esta foto de archivo de 5 de febrero de 2020, se ve un formulario W-4 en Nueva York. (AP Foto/Patrick Sison, Archivo)
(ASSOCIATED PRESS)

De repente las cosas empezaron a sentirse extrañas para mi amiga Rebecca (no es su verdadero nombre) y de repente, también, gracias a que es contador publico se dio cuenta del problema; la venerable Administración del Seguro Social la declaró muerta el año pasado. En Estados Unidos, todos tenemos un número personal de identificación que usamos para absolutamente todo, desde obtener empleo, crédito y licencias de manejar hasta para pagar impuestos.

Rebecca fue reportada como victima de un asesinato en el estado de Virginia y consecuentemente estaba muerta para el Gobierno Federal de los Estados Unidos. Cuando Rebecca me lo contó me vino un ataque de risa, sobre todo cuando buscando solucionar la situación los empleados, del seguro social en las oficinas locales de la administración, le dijeron que no tenían nada que hablar con ella… “Porque en primer lugar, estaba muerta” y que en segundo lugar no les quitara el tiempo, porque en estos momentos están solo atendiendo a los refugiados de Afganistán que están llegando a vivir al área metropolitana de la capital del país.

A mi me dio risa, a Rebecca le dio rabia, especialmente porque la oficina local del Seguro Social que ya trabaja en forma limitada con algunos empleados en sus oficinas, esas siguen cerradas al público y este problema de Rebecca, es uno que requiere de una solución rápida, que solo se obtiene hablando en persona con algún funcionario con autoridad para tomar decisiones que lo resuelvan. La venerable Administración del Seguro Social trata de solventar los mil y un problemas que la gente le lleva todos los días. Por eso esta semana, en forma reducida empezaron a dar atención en persona a los sufridos usuarios. Gracias a que mi amiga que es también mi contadora conoce como navegar el sistema, ella consiguió, que los funcionarios con poder de decisión aceptaran verla y aquí vino lo mejor. Cuando la entrevista ocurrió no solamente le informaron que oficialmente estaba muerta… sino que además le dijeron que no había que preocuparse porque eso pasa todos los días, “Qué, respondió Rebecca, ¿morirse? ¡No! le respondieron, que el seguro social se confunda y declare muerta a la gente.

Para que este increíble encuentro con la burocracia federal tuviera lugar, Rebecca tuvo que pasarse horas en el teléfono, y cuando finalmente pudo hablar con un ser humano al otro lado de la línea, le indicaron, está bien te vamos a recibir y vamos a hablar en persona de tu caso, pero para que nos veas… “Vas a tener que convencer al policía de la puerta, de que no estas muerta”.

Anuncio

Mi contadora lo hizo, y lo que le tengo que reportar aquí es que al policía de la puerta de las oficinas locales del Seguro Social en Fairfax Virginia, los fantasmas no le asustan, porque ya ha visto muchos. Si, resulta que, como le dijo el funcionario del seguro social a quien Rebecca pido ver en persona… No solo estas cosas pasan, sino que en un acto infrahumano, el Seguro Social puede hacer milagros y revivir gente. Cuando escuché esto pensé, tengo que escribir sobre esto, porque sabrá Dios si usted mismo es un muerto en vida, y nadie se lo ha informado.

Empecé a buscar casos similares y me encontré con un almirante vivo y en sus cinco sentidos, a quien le negaron crédito porque había muerto 10 años atrás. El militar que como al policía los fantasmas no le asustan, investigó a fondo con los servicios de crédito y ahí se encontró con que ellos simplemente estaban actuando con la información que había obtenido…. ¡Exacto! del Seguro Social. El sistema esta tan alterado que durante esos 10 meses el almirante siguió puntualmente pagando impuestos, usando su seguro social en cada declaración de impuestos, y sirviendo en la marina de guerra de su país.

Resulta que el error en este caso de nuestro amigo el almirante, era “técnicamente” correcto porque en algún momento a principios de la década de 1990, la Administración del Seguro Social comenzó a divulgar los números personales de identificación de las personas fallecidas. Dentro de la investigación que el almirante hizo, se encontró con que el publico puede comprar la información con todos los números de las personas muertas. Así, el servicio de informes crediticios había comprado la información y una vez con la declaración de que un vivo a pasado a ser cadáver, el servicio de crédito no corrige un informe crediticio a menos que exista una de esas mágicas cartas con las que el gobierno federal de Estados Unidos revive a los muertos en vida.

Errores de este tamaño pueden hacer enorme daño a la vida de la gente, Mi contadora es una mujer muy activa que en el norte de Virginia salva todos los días a la gente de los errores del gobierno, por eso es tan irónico que esto le haya ocurrido a ella precisamente. Rebecca arreglo rápidamente su problema, pero… Cuidado hay otras historias que son de verdadero horror.

Tome usted el caso de Yolanda Gates maestra jubilada que cada dos semanas por mas de 30 años en su cheque de pago por su trabajo contribuyó al sistema nacional de retiro que es el Seguro Social, que en la inmensidad de lo que es manejar diariamente un sistema con más de 325 millones de usuarios, se confundió y envió notificaciones del fallecimiento de la maestra. Consecuencia, no solo los pagos de la pensión con la que hoy vive se detuvieron de inmediato, sino que también el banco que usa regularmente le congeló su cuenta.

Como el Seguro Social está ligado a Medicare, el servicio medico de las personas que ya están jubiladas, ese servicio le fue cancelado también. Imagínese el golpe que eso represento para la maestra Yolanda, que los últimos dos años ha estado luchando contra el cáncer. Medicare suspendió también los carísimos medicamentos que la mantienen con vida.

Y aquí viene lo que es indignante además de cómico. La agencia en lugar de verificar si estaba viva, le envió cartas de condolencia a los miembros de su familia.

Que hacer si te declaran muerto en vida.

En la mayoría de los casos, la propia administración del Seguro Social llevará a cabo una revisión del reclamo, ellos dicen que es una revisión “inmediata”, la verdad es que es una revisión burocrática que toma tiempo. En esa declaración, afirmaran que debido a que la declaración de muerte se debió a negligencia (no asumen ninguna culpa, ni dicen negligencia de parte de quien) se hace una determinación para revertir el error. Una vez que esto ocurre el “muerto en vida” recibirá una carta certificada que ejecutará el milagro de devolver a la pobre victima de la burocracia… a la vida.

La carta indicará que usted no es un fantasma y que el registro de su muerte es erróneo.

A usted seguramente le han recomendado numerosas veces checar periódicamente su reporte personal de crédito, aquí se lo voy a recomendar otra vez, y no solo eso le voy a insistir en que revise por favor sus records con la Administración del Seguro Social, porque para el gobierno si la computadora dice que usted esta muerto y usted se aparece aun respirando… mientras eso se aclara, la razón la tiene la computadora.

Así, que no se olvide checar su información personal. Se hace fácilmente en línea en el sitio- mysocialsecurity.gov/myaccount.

Mucha suerte.

* Por casi tres décadas el periodista Armando Guzmán se ha ganado el reconocimiento en México y Estados Unidos por su cobertura en Washington. Puede seguirlo en los diferentes medios y plataformas, como radio, televisión, prensa escrita e internet.


Anuncio