Anuncio
Share

Jamaiquino demanda a alguacil de Florida por arrestarlo como indocumentado

Jamaiquino demanda a alguacil de Florida por arrestarlo como indocumentado
Fotografía de archivo de un agente de la policía que toma las huellas de un hombre detenido. EFE/DAVID MAUNG

Varios grupos proinmigrantes presentaron este jueves una demanda contra la oficina del alguacil del condado Marion (Florida), por detener a un jamaiquino residente legal en EE.UU. bajo la falsa sospecha de que era indocumentado.

La demanda judicial fue presentada en una corte del centro de Florida en nombre de Neville Christopher Brooks, quien fue retenido sin justificación en la cárcel del condado, según los demandantes.

El alguacil mantuvo tras las rejas a Brooks “durante una noche más en una cárcel abarrotada durante la pandemia (...). Cinco días después a Brooks le diagnosticaron covid-19 en la sala de emergencias de un hospital”, detallaron los demandantes en un comunicado.

La demanda civil por daños y perjuicios contra la oficina del alguacil fue presentada entre otros por el grupo civil Southern Poverty Law Center y la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés) de Florida.

“Cuando la policía local intenta participar en la aplicación de la ley federal de inmigración, inevitablemente conduce a la discriminación racial y socava la seguridad pública”, dijo Victoria Mesa-Estrada, abogada del SPLC.

Anuncio

La Corte Suprema ha dejado en claro que los funcionarios locales no pueden realizar arrestos de inmigración por su cuenta, ni tratar a las personas de manera diferente basándose únicamente en el lugar donde nacieron, dijo por su parte My Khanh Ngo, directiva legal de ACLU.

“Lo amenazaron con separarlo de su familia y de su vida en Estados Unidos solo porque nació en Jamaica”, agregó.

La demanda señala que el jamaiquino fue detenido sin ninguna solicitud u orden judicial de los funcionarios federales encargados de hacer cumplir la ley de inmigración.

El caso impugna la “detención ilegal y la política discriminatoria” del alguacil de detener y remitir a todas las personas nacidas en el extranjero a la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés), incluso si son ciudadanos estadounidenses o están legalmente en este país.

La detención se mantuvo pese a que Brooks tenía un número de Seguro Social válido y una licencia de conducir comercial de Florida, ninguno de los cuales podría haber obtenido a menos que estuviera legalmente en EE.UU.

“Año tras año, vemos los efectos dañinos de la extralimitación continua de las fuerzas del orden público de Florida en la política de inmigración”, dijo Amien Kacou, abogado de ACLU.

“En un estado donde al menos 1 de cada 5 personas nació en el extranjero, este es el triste pero predecible resultado de la proliferación de falsas narrativas antiinmigrantes en la política de Florida”, añadió.


Anuncio