Advertisement
Share

Chicago: 6 muertos en tiroteo en desfile del 4 de Julio

Sillas vacías a lo largo de la acera
Sillas vacías a lo largo de la acera después de que los asistentes al desfile huyeran de Highland Park tras los disparos, el lunes 4 de julio de 2022 en Chicago. (Lynn Sweet/Chicago Sun-Times vía AP)
(Lynn Sweet/AP)

Un hombre abrió fuego el lunes desde una azotea sobre un desfile del Día de la Independencia en los suburbios de Chicago, matando al menos a seis personas, hiriendo a cuando menos 30 y provocando que cientos de personas que desfilaban, padres de familia con carritos para bebés y niños en bicicletas huyeran aterrorizados, informó la policía.

Las autoridades dijeron que un individuo considerado persona de interés en la balacera fue detenido en la noche por la policía tras una búsqueda de horas dentro y en los alrededores de Highland Park, una comunidad pudiente de unos 30.000 habitantes en la costa norte de Chicago.

El tiroteo en un 4 de Julio se suma a otros acontecimientos que han hecho añicos los rituales de vida de los estadounidenses.

En los últimos meses, escuelas, iglesias, tiendas de comestibles y, ahora, desfiles de la comunidad se han convertido en escenarios de masacres. En esta ocasión, el derramamiento de sangre se produce cuando la nación trata de encontrar un motivo para celebrar su fundación y los lazos que aún la mantienen unida.

“Definitivamente te golpea mucho más duro cuando no sólo es tu ciudad natal sino también ocurre justo delante de ti”, dijo el residente Ron Tuazon mientras él y un amigo regresaban a la ruta del desfile el lunes por la noche para recoger sillas, mantas y una bicicleta para niños que él y su familia abandonaron cuando comenzaron los disparos.

Advertisement

“Ahora ya es habitual”, dijo Tuazon de lo que llamó otra atrocidad estadounidense más. “Ya ni pestañeamos. Hasta que las leyes no cambien, va a ser más de lo mismo”.

Los disparos se registraron en un punto de la ruta del desfile en el que muchos residentes se habían colocado a primera hora del día para tener una vista privilegiada de la celebración anual.

Las docenas de balas disparadas obligaron a cientos de asistentes al desfile a huir, algunos de ellos ensangrentados.

A su paso dejaron un sendero de objetos abandonados que mostraban la vida cotidiana que se vio interrumpida de forma repentina y violenta: Una bolsa de papas fritas a medio comer; una caja de galletas de chocolate esparcidas sobre el pasto; una gorra infantil de los Cachorros de Chicago.

“No hay ningún lugar seguro”, dijo Barbara Harte, de 73 años, residente de Highland Park, quien por temor a un tiroteo masivo se había mantenido alejada del desfile, pero luego se aventuró a salir de su casa.

El jefe de policía de Highland Park, Lou Jogmen, dijo que un agente obligó a Robert E. Crimo III a detenerse mientras conducía a unos 8 kilómetros (5 millas) al norte de donde ocurrió el tiroteo, varias horas después de que la policía divulgara la fotografía del hombre y una imagen de su Honda Fit plateado, y le advirtiera al público que probablemente estaba armado y era peligroso. En un principio las autoridades dijeron que tenía 22 años, pero en un boletín del FBI y las redes sociales de Crimo se afirmaba que tenía 21.

La policía se negó por el momento a identificar a Crimo como sospechoso, pero dijo que identificarlo como persona de interés, compartir su nombre y otra información públicamente era un paso importante.

Christopher Covelli, portavoz de la Fuerza Especial contra Crímenes Graves del Condado Lake, dijo en una conferencia de prensa que varias de las víctimas murieron en la escena del crimen y que una de ellas fue trasladada a un hospital y falleció ahí. La policía no dio detalles sobre las víctimas ni los heridos.

La forense del condado Lake, Jennifer Banek, dijo que las cinco personas que murieron en el desfile eran adultos y que no tenía información sobre la sexta víctima que murió en el hospital.

Uno de los fallecidos era un ciudadano mexicano, dijo en Twitter Roberto Velasco, director de la unidad para América del Norte de la cancillería de México. Otros dos mexicanos resultaron heridos, añadió.

El Centro de Salud de la Universidad de NorthShore recibió 26 pacientes después del ataque. Todos, excepto uno, tenían heridas de bala, dijo el doctor Brigham Temple, director médico de preparación para emergencias. Sus edades oscilaban entre los 8 y los 85 años, y Temple estimó que cuatro o cinco pacientes eran niños.

Temple señaló que 19 de los pacientes fueron atendidos y dados de alta. Otros fueron trasladados a otros hospitales, mientras que dos pacientes seguían en el hospital de Highland Park, en condición estable.

“Es devastador que una celebración de Estados Unidos haya sido desgarrada por nuestra plaga singularmente estadounidense”, dijo el gobernador de Illinois, J.B. Pritzker, en una conferencia de prensa.

“Estoy furioso porque no tiene por qué ser así... mientras celebramos el 4 de Julio sólo una vez al año, los tiroteos masivos se han convertido en una tradición americana semanal, sí, semanal”, añadió.

Las autoridades informaron que el hombre armado disparó alrededor de las 10:15 de la mañana, cuando el desfile se encontraba completado en tres cuartas partes.

Según el comandante de la policía de Highland Park, Chris O’Neill, el agresor aparentemente utilizó un “fusil de alto poder” para disparar desde un lugar en lo alto de un edificio desde el cual era “muy difícil verlo”. Dijo que el arma fue recuperada en el lugar de los hechos. La policía también halló una escalera.

El presidente Joe Biden dijo el lunes que él y la primera dama, Jill Biden, estaban “conmocionados por la violencia sin sentido de las armas de fuego que ha vuelto a causar dolor a la comunidad estadounidense en el Día de la Independencia”.

___

Foody contribuyó desde Chicago. Los periodistas de The Associated Press Mike Balsamo en Nueva York, David Koenig en Dallas, Jeff Martin en Woodstock, Georgia, Fabiola Sánchez en Monterrey, México, Jim Mustian en Nueva Orleans, Bernard Condon en Nueva York, y Martha Irvine y Mike Householder en Highland Park contribuyeron a este despacho.


Advertisement