Anuncio

Trump señala que apoyaría restricciones a anticonceptivos; su equipo campaña dice que se expresó mal

El expresidente Donald Trump regresa tras un receso a un tribunal penal de Manhattan,
El expresidente Donald Trump regresa tras un receso a un tribunal penal de Manhattan, Nueva York, el martes 21 de mayo de 2024.
(Michael M. Santiago / Associated Press)
Share

El expresidente estadounidense Donald Trump dijo el martes que estaba dispuesto a respaldar regulaciones sobre los métodos anticonceptivos y que su equipo de campaña publicará una política sobre el tema “muy pronto”.

Las declaraciones –que luego dijo que fueron malinterpretadas—se dieron durante una entrevista con una cadena de televisión de Pittsburgh y sugieren que un futuro gobierno de Trump podría considerar imponer mandatos o apoyar restricciones estatales sobre decisiones tan personales como si las mujeres pueden tener acceso a métodos anticonceptivos. Durante una entrevista con KDKA News, a Trump le preguntaron: “¿Apoya cualquier restricción al derecho de una persona a la anticoncepción?”.

“Estamos revisando eso y voy a tener una política al respecto muy pronto”, respondió Trump, de acuerdo con un video que fue publicado en internet antes de que se emitiera la entrevista y el cual fue eliminado poco tiempo después.

Anuncio

En una pregunta posterior, se le cuestionó al virtual candidato republicano a la presidencia si eso significaba que podría apoyar algunas restricciones a los anticonceptivos.

“Estas cosas realmente tienen mucho que ver con los estados, y algunos estados van a tener una política diferente que otros”, respondió Trump, y repitió que publicará una “política muy completa” al respecto.

Trump dijo previamente que daría a conocer una política sobre el uso de las píldoras abortivas en una entrevista con la revista Time publicada hace tres semanas, aunque aún no lo ha hecho. Esta es la primera vez que Trump indica que tendrá una política sobre los anticonceptivos desde que la Corte Suprema federal anuló el derecho a nivel nacional para abortar hace dos años, desencadenando batallas políticas sobre aspectos acerca de los derechos reproductivos, incluyendo los anticonceptivos y la fertilización in vitro.

En respuesta a la cobertura mediática de su entrevista, Trump afirmó en su plataforma de redes sociales Truth Social que “nunca ha defendido ni defenderá” la restricción del control de la natalidad y otros anticonceptivos. Aun así, el equipo de campaña del presidente Joe Biden rápidamente sacó provecho de la entrevista.

“Las mujeres de todo el país ya están sufriendo la pesadilla post Roe de Donald Trump, y si gana un segundo mandato, está claro que quiere ir aún más lejos restringiendo el acceso a los contraceptivos y los anticonceptivos de emergencia”, dijo Sarafina Chitika, vocera de la campaña de Biden y la vicepresidenta Kamala Harris, en un comunicado.

Los defensores de ambos lados del debate sobre el derecho al aborto llevan tiempo presionando a Trump sobre la cuestión crucial de si permitiría a las mujeres acceder a la píldora abortiva mifepristona por correo. El expresidente todavía no ha aclarado su punto de vista sobre la Ley Comstock, una ley del siglo XIX que ha sido revivida por grupos antiabortistas que buscan impedir el envío por correo de la mifepristona y otros medicamentos abortivos.

Cuando se le preguntó durante una entrevista con la revista Time el 12 de abril sobre su opinión respecto a la Ley Comstock y el envío por correo de píldoras abortivas, el expresidente prometió hacer una declaración sobre el tema en los siguientes 14 días, afirmando “me siento muy convencido al respecto. De hecho, creo que es un tema muy importante”.

Durante una entrevista de seguimiento el 27 de abril, Trump dijo que anunciaría su postura “durante la próxima semana o dos.” Han pasado tres semanas desde que se publicaron las entrevistas el 30 de abril y más de cinco semanas desde que el candidato republicano dijo a la revista que haría una declaración.

Cuando The Associated Press pidió una actualización sobre cuándo se haría el anuncio, los funcionarios de la campaña reiteraron un comunicado que reafirma la estrategia de Trump de dejar en manos de cada estado las cuestiones relacionadas con el aborto. No dieron un calendario actualizado para una declaración política sobre el aborto con medicamentos.

“El presidente Trump ha sido consecuente durante mucho tiempo en apoyar el derecho de los estados a tomar decisiones sobre el aborto”, señala el comunicado.

La portavoz de la campaña de Biden, Lauren Hitt, dijo que los aliados de Trump ya han “esbozado exactamente cómo planean eliminar el acceso al aborto en todo el país con o sin el Congreso”.

“Conocemos las jugadas de Trump porque las hemos visto”, dijo en un comunicado. “Trump anuló Roe, se jacta de ello constantemente, y se enorgullece de la horrible realidad en la que la vida de las mujeres está en riesgo, los médicos están amenazados con penas de cárcel, y la fertilización in vitro y el acceso al control de la natalidad están bajo ataque”.

Trump ha recurrido a menudo a la táctica de prometer que realizará un anuncio sobre una postura política importante en “dos semanas” y no cumplirlo, incluso en cuestiones como el salario mínimo, la política fiscal y la infraestructura. Tanto los defensores del derecho al aborto como los grupos antiabortistas han expresado su frustración por la demora.

“Imagino que los eventos en la ciudad de Nueva York han distraído mucho, pero estamos pendientes de un anuncio”, dijo Kristi Hamrick, portavoz del grupo antiaborto Students for Life, refiriéndose al juicio penal en el que Trump está acusado de pagar para suprimir información perjudicial.

Hamrick dijo que el grupo ha platicado con el equipo de Trump acerca de lo que se puede hacer para restringir el aborto a nivel federal.

Mini Timmaraju, presidenta del grupo por el derecho al aborto Reproductive Freedom for All, mencionó el manual de estrategias del Proyecto 2025 del Partido Republicano, un plan para remodelar el gobierno federal en caso de que los republicanos ganen las elecciones presidenciales de 2024. La Ley Comstock no se menciona explícitamente en el plan, pero pide revertir la aprobación de la mifepristona por la Administración de Alimentos y Medicamentos y restringir los “abortos por correo”.

“Trump dirá lo que quiera, pero lo que realmente importa es lo que hizo, y eso fue facilitar el fin del derecho constitucional al aborto y poner en marcha las prohibiciones estatales del aborto”, señaló.

Al menos 22 estados exigen que las píldoras abortivas se entreguen en persona, ya sea prohibiendo la entrega por correo o requiriendo que la medicación se tome en el consultorio de un médico, aunque se ha bloqueado temporalmente la entrada en vigor de tales leyes en Kentucky, Montana y Ohio en medio de batallas legales, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales.

___

Las periodistas de The Associated Press Jill Colvin y Michelle L. Price en Nueva York contribuyeron a este despacho.

___

The Associated Press recibe apoyo de varias fundaciones privadas para mejorar su cobertura explicativa de las elecciones y la democracia. La AP es la única responsable de todos los contenidos.

Anuncio