Anuncio
Share
EEUU

El número de estadounidenses sin seguro de salud creció en el primer año de Trump como presidente

obamacare

Los estudiantes de Fremont High School, en el sur de Los Ángeles, completan encuestas de salud y recopilan información sobre la Ley de Asistencia Asequible (Los Angeles Times).

(Los Angeles Times)

El número de estadounidenses sin cobertura de salud, que disminuyó durante años después de la aprobación de la Ley de Cuidados de Salud Asequibles, creció en el primer año del presidente Trump en el cargo, según datos de una nueva encuesta nacional.

A fines de 2017, el 12.2% de los adultos estadounidenses carecían de seguro de salud, un aumento en comparación con el 10.9% registrado a fines de 2016, cuando el presidente Obama estaba terminando su último mandato.

El aumento de 1.3 puntos porcentuales, aunque modesto, marca la primera vez desde al menos 2008 en que la proporción de adultos sin seguro aumentó con respecto al año anterior, según el informe de Gallup, que realiza una encuesta ampliamente difundida en la cual consulta a los estadounidenses acerca de su cobertura de salud.

El aumento indica que 3.2 millones de estadounidenses perdieron su cobertura en 2017, concluyó Gallup.

Anuncio

La disminución fue más pronunciada entre sectores de la población en los cuales la administración Obama y sus aliados habían enfocado las iniciativas: adultos jóvenes, negros, latinos y familias que ganan menos de $36,000 al año, descubrió Gallup.

Las pérdidas siguen a años de aumentos históricos en los seguros, impulsados por la expansión de la cobertura de la ley de salud, que comenzó a implementarse por completo en 2014.

Los datos de encuestas nacionales del gobierno federal y de otras fuentes sugieren que más de 20 millones de estadounidenses no asegurados anteriormente obtuvieron una cobertura entre 2013 y 2017.

Existe creciente evidencia de que estos incrementos están mejorando el acceso de los pacientes a la atención médica y aliviando la presión financiera, particularmente en los hogares más pobres.

Anuncio

Un estudio reciente de datos de dos estados que han expandido drásticamente la cobertura, Arkansas y Kentucky, descubrió, por ejemplo, que los pacientes de bajos ingresos con enfermedades crónicas ahora son mucho más propensos a buscar la atención recomendada. Por el contrario, ha habido una mejora significativamente menor entre esa clase de pacientes en Texas, un estado que no ha amplió completamente la cobertura con la ley de salud.

Pero muchos republicanos, incluidos los principales funcionarios de la administración Trump, han descartado esas alzas de cobertura, calificándolas como carentes de sentido. También argumentaron que la cobertura provista bajo la norma de salud es inasequible -porque los costos extra son demasiado altos- o que los pacientes enfrentan demasiadas restricciones en su elección de médicos.

Trump asumió el cargo el pasado enero prometiendo revocar la ley, comúnmente llamada Obamacare. Su administración emprendió una campaña sostenida a lo largo de 2017 para desacreditar la legislación, al tiempo que los republicanos del Congreso intentaron derogarla, una campaña que finalmente falló. No obstante, ayudó a debilitar los mercados de seguros de salud en todo el país, particularmente en regiones que ya tenían pocas aseguradoras y precios más altos.

Al mismo tiempo, la administración Trump redujo drásticamente las iniciativas de divulgación y publicidad.

No está claro cuánto contribuyeron cada una de esas acciones a la erosión en la cobertura de salud, pero la encuesta de Gallup indica una disminución en el porcentaje de adultos que compraron un seguro por su propia cuenta en lugar de obtenerlo de un empleador o un programa gubernamental, como Medicare o Medicaid.

Ésa es la parte del mercado de seguros que se ha visto más afectada por la agitación política en torno a la ley de salud.

“Además, la cobertura noticiosa de las políticas para derogar y reemplazar la norma de salud puede haber causado que algunos consumidores cuestionen si el gobierno aplicaría la penalidad por no contar con un seguro”, señala el informe de Gallup.

La inscripción para la cobertura en 2018 ha ido aproximadamente al mismo ritmo que el año pasado, a pesar de la continua hostilidad de la administración Trump contra la norma.

Anuncio

Pero el proyecto de ley de impuestos republicano que se aprobó el mes pasado eliminará la multa a los estadounidenses que no tengan seguro médico en 2019. Se espera que la eliminación de esa penalidad, llamada mandato individual, reduzca aún más la cantidad de estadounidenses con cobertura, aunque los pronósticos varían sobre cuán grande es el declive esperado.

Es posible que los movimientos recientes del gobierno de Trump para debilitar las normas de seguro desestabilicen aún más los mercados. “Parece probable que la tasa de no asegurados aumente aún más en los próximos años”, señala el informe de Gallup.

La encuesta se basó en una muestra aleatoria de 25,072 adultos que residen en los 50 estados y el Distrito de Columbia, entrevistados entre el 1º de octubre y el 31 de diciembre del pasado año. El margen de error es de más/menos un (1) punto porcentual.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio