Advertisement

A medida que caen los precios de las criptomonedas, buscan otras cosas que hacer con las granjas de servidores

A medida que caen los precios de las criptomonedas, buscan otras cosas que hacer con las granjas de servidores
La cantidad de potencia informática mundial dedicada a la minería de criptomonedas continúa en aumento, aunque esto es parcialmente un reflejo de las instalaciones que se construyeron durante el boom del año pasado que finalmente entró en línea. (Associated Press)

Harry Pokrandt pasó el último año recorriendo la Tierra buscando propiedades inmobiliarias con dos características principales. Necesitaba un clima frío para mantener sus servidores informáticos frescos, y electricidad barata para mantenerlos funcionando las 24 horas del día. La compañía de Pokrandt, Hive Blockchain Technologies, llenó un hangar de helicópteros de la época de la Guerra Fría en Suecia con servidores, luego construyó un edificio propio en Noruega y también lo llenó.

Hive es una de las operaciones de minería de criptomonedas más destacadas del mundo, lo que significa que sus servidores resuelven ecuaciones para verificar transacciones de formas digitales de dinero como bitcoin o ethereum. Comenzó a vender acciones al público en una bolsa de valores canadiense en septiembre, y utilizó sus fortunas en expansión para comprar competidores más pequeños.

Advertisement

La acción correspondió con un extraordinario incremento en los precios de las criptomonedas. El valor de un solo bitcoin aumentó unas 20 veces en 2017, y tenía un valor de casi $20,000 cuando el precio alcanzó su punto máximo en diciembre. Ethereum alcanzó su punto máximo de alrededor de $1,200 en enero de 2018, muy por encima de los $10 del año anterior. Ahora ambas criptomonedas han perdido aproximadamente dos tercios de su valor.

El latigazo tiene a Pokrandt preguntándose qué más podría hacer con todas estas granjas de servidores. "El otoño pasado, los márgenes en la minería fueron tan buenos que no había muchos incentivos para buscar alternativas". Pero los servidores que una vez se pagaron a sí mismos en meses, ahora no serán rentables durante dos o tres años si las condiciones persisten.

Advertisement

Según algunos indicadores, los mineros continúan redoblando sus esfuerzos. La cantidad de potencia informática mundial dedicada a la minería sigue aumentando, aunque esto es parcialmente un reflejo de las instalaciones que se construyeron durante el boom del 2017, que finalmente comenzó a funcionar en línea. Pero las medidas de Hive son una ilustración de que aquellos que están atados en criptomonedas también están buscando formas de cubrir sus apuestas.

Bitmain, el principal productor de chips especializados para la minería de bitcoin, también ha desarrollado chips adaptados a la inteligencia artificial. Las personas que pensaban que podrían establecer servidores en su sótano y abrirse camino hacia una pequeña fortuna se han retraído en gran medida, dijo David Kwan, analista de Pi Financial que rastrea empresas de criptomonedas. Los mineros más pequeños han comenzado a buscar clientes en procesamiento de video e inteligencia artificial. "Es un mercado potencial", dijo Kwan. "No he visto a nadie hacerlo".

Existe una gran demanda de centros de datos que hagan otras cosas además de ejecutar las matemáticas complejas necesarias para crear nuevas bitcoins. Cada vez es más necesario contar con servidores que puedan ejecutar aplicaciones de inteligencia artificial con gran cantidad de datos, transmitir videos, procesar gráficos para videojuegos y realizar secuencias de genes.

Pero las instalaciones de minería de criptomonedas se establecieron para consumir inmensas cantidades de energía al realizar una única y arcana tarea. Lo fácil que será pivotar varía según el tipo específico de minería que manejan. La mayoría de los mineros bitcoin utilizan chips especializados conocidos como circuitos integrados específicos de aplicaciones, o ASIC (por sus siglas en inglés), cuyo propósito ha sido implantado en el propio silicio. Esto los hace más eficientes en la minería de bitcoin, pero no se convierten fácilmente a otros usos. En promedio, la minería de bitcoins no sería rentable si el precio de la moneda cae a $5,000, según Mosaic, una firma de investigación. Hace unos días el precio del bitcoin rondaba los $6,700.

Advertisement

Los mineros de ethereum, por el contrario, usan unidades de procesamiento gráfico o GPU. "Son lo que un niño usaría para jugar", dijo Pokrandt. La mayoría de los servidores de Hive usan GPU, y Pokrandt dijo que ha estado explorando cómo la compañía podría atender a clientes que buscan potencia informática.

Teóricamente, la compañía podría alternar entre las opciones en función de lo que sea más rentable en cualquier momento dado, aunque sería complicado hacerlo de manera eficiente. Pokrandt dijo que todavía es optimista sobre las perspectivas a largo plazo de las criptomonedas y que no tiene planes de abandonar por completo la minería. A medida que el brillo de las criptomonedas se ha desgastado, hay desacuerdo sobre si la caída de los últimos meses es un período de dificultades de crecimiento o una prueba de que ha sido un despilfarro todo el tiempo.

Los optimistas argumentan que los mineros que desviaron sus computadoras para otros usos, formaron parte del plan desde el principio. Claro, muchas personas se sintieron atraídas por las criptomonedas por la promesa de una riqueza repentina y obscena.

"El alboroto fue algo malo. Pero también algo bueno. Ahora están todos estos centros de datos, y la gente dice: ¿Qué podemos hacer con esto?", comentó Shidan Gouran, CEO de Global Blockchain Technologies, una compañía que invierte en negocios de criptomonedas. "El objetivo final es que no se trate solo de minería. La minería se realiza cuando no hay nada mejor que hacer".

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement