Advertisement

Agentes de viajes son acusados ​​de traer mujeres chinas embarazadas a dar a luz en Estados Unidos

Agentes de viajes son acusados ​​de traer mujeres chinas embarazadas a dar a luz en Estados Unidos
Los agentes federales escoltan a los residentes de un apartamento en Rowland Heights durante una redada de 2015 en una supuesta operación de "turismo de nacimiento". El jueves, los fiscales acusaron a varias personas por traer mujeres embarazadas a Estados Unidos para dar a luz. (Mark Boster / Los Angeles Times) (Los Angeles Times)

Cuando las mujeres chinas embarazadas llamaron a You Win USA Vacation Services, no recibieron información sobre visitar Disneyland o el Grand Canyon. En su lugar, buscaron un consejo sobre cómo hacer un tipo de viaje muy diferente, uno destinado a dar a luz en suelo estadounidense para que sus hijos sean ciudadanos estadounidenses.

Los empleados de You Win USA supuestamente entrenaron a las mujeres sobre la información falsa que deberían escribir en sus solicitudes de visas de turista y se aseguraron de que las mujeres viajaran antes de que sus estómagos se hincharan demasiado como para ocultar el embarazo.

Advertisement

Vuele primero a Hawai para mezclarse con la multitud de turistas y enliste el Trump International Hotel en Honolulu como su destino, le decían a las mujeres. Luego, tome un vuelo a Los Ángeles.

Era un esquema que las autoridades federales dicen que se prolongó durante años. Pero el jueves 31 de enero, el operador de You Win USA y los propietarios de otra compañía supuestamente ilícita de "turismo de nacimiento" en el sur de California fueron arrestados y acusados ​​de una serie de delitos que incluyen fraude de inmigración, lavado de dinero y robo de identidad, según las acusaciones presentadas en la Corte del Distrito de EE.UU.

Advertisement

Los arrestos marcaron la culminación de una larga investigación realizada por agentes del Departamento de Seguridad Nacional y el Servicio de Recaudación de Impuestos (IRS) en tres compañías que operaron durante años en Los Ángeles, Inland Empire y el Condado de Orange.

Cobraron hasta $ 100,000 por sus servicios clandestinos, un precio que las autoridades dicen que los futuros padres chinos pagarán fácilmente para asegurarse de que sus hijos sean ciudadanos de lo que el material promocional de You Win USA llama "la nacionalidad más atractiva".

"Estos casos muestran una amplia gama de esquemas criminales que intentaron violar nuestras leyes de inmigración, leyes que acogen a los visitantes extranjeros siempre que sean veraces acerca de sus intenciones cuando ingresan al país", dijo la fiscal Nicola Hanna en un comunicado.

"Las declaraciones de los operadores de estas casas de parto muestran desprecio por Estados Unidos, mientras que atraían a los clientes con el poder y el prestigio de la ciudadanía estadounidense para sus hijos", señala la misiva.

Advertisement

El jueves por la mañana fueron arrestados Dongyuan Li, de 41 años, de Irvine, quien fue identificado en los registros judiciales como ejecutivo de You Win USA Vacation Service; así como Michael Wei Yueh Liu, de 53 años, de Rancho Cucamonga; y Jing Dong, de 42 años, de Fontana, quienes según las autoridades eran dueños y operaban una compañía llamada USA Happy Baby en San Bernardino.

Los tres se declararon inocentes en las comparecencias ante el tribunal el jueves por la tarde, según un portavoz de la oficina del fiscal de EE.UU. Se ordenó a Li que se mantuviera bajo custodia en espera de una audiencia la primera semana de febrero.

Liu y Dong pueden ser liberados después de que hayan pagado una fianza de $ 250,000.

Wen Rui Deng, de 65 años, un ciudadano estadounidense también fue acusado de dirigir una agencia de Los Ángeles llamada Star Baby Care, que las autoridades creen que es la mayor operación de turismo de nacimiento en los Estados Unidos. Se cree que ella vive en China.

El esposo de Li también enfrenta cargos, junto con su socio comercial, Chao Chen, y varias personas que supuestamente mintieron en las solicitudes de visa para ingresar a los Estados Unidos para tener bebés. Pero ellos también están en China, según las acusaciones reveladas el jueves.

Chen se declaró culpable de algunos delitos y aceptó cooperar con los investigadores como parte de un acuerdo de culpabilidad, pero luego huyó del país mientras esperaba la sentencia.

Los casos son una nueva incursión en la aplicación de la ley de inmigración para el gobierno, que marca la primera vez que se presentan cargos penales contra operadores y clientes de negocios de turismo de nacimiento, dijo Hanna.

Aunque el gobierno no realiza un seguimiento de las cifras de turismo de nacimiento, las estimaciones del Centro de Estudios de Inmigración, un grupo de expertos de tendencia conservadora, ubican el número de nacimientos chinos anuales en los Estados Unidos en alrededor de 36,000.

Advertisement

Los funcionarios locales en el sur de California han luchado durante años para responder a un aumento repentino en el número de operadores que llenan departamentos arrendados con un constante número de mujeres embarazadas y nuevas madres, que a veces están acompañadas por sus esposos o padres.

Si bien el parto puede ser una razón legítima para viajar a los EE.UU., si el viajero proporciona los documentos y la evidencia correcta que pueden pagar por su atención médica, mentir sobre el propósito de una visita puede dar lugar a cargos de fraude de visa.

Agentes de Aduanas y Protección Fronteriza en los principales puertos de entrada, como el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles en los últimos años han reforzado la seguridad para identificar a las mujeres chinas embarazadas y, a veces, les impiden ingresar al país.

También se sabe que las futuras madres taiwanesas, coreanas, turcas y rusas se involucran en el turismo de nacimiento, pero la práctica se ha vuelto particularmente popular entre la clase media china recién adinerada.

Bajo la Administración Trump, el turismo de nacimiento ha sido sometido a un mayor escrutinio ya que el presidente ha incluido el tema en su campaña para rehacer las leyes de inmigración del país. Se opuso a la idea de la ciudadanía por nacimiento, el derecho constitucional que otorga automáticamente la ciudadanía a cualquier persona nacida en territorio estadounidense.

"Esta política incluso ha creado toda una industria, se llama ... 'turismo de nacimiento'", dijo el presidente Trump en noviembre, "donde madres embarazadas de todo el mundo viajan a Estados Unidos para convertir a sus hijos en ciudadanos instantaneamente y de por vida, con todo garantizado".

Los casos actuales son anteriores a la presidencia de Trump y se derivan de una serie de redadas llevadas a cabo en marzo de 2015 en docenas de departamentos utilizados para albergar a mujeres embarazadas y otros lugares vinculados a los planes de turismo de nacimiento.

Después de las redadas, un juez ordenó a varias mujeres y sus esposos que vivían en los apartamentos que permanecieran en el país como testigos materiales en el caso. Sin embargo, muchos de ellos huyeron a China, lo que llevó a que se presentaran cargos contra ellos y a un abogado de Irvine que los ayudó a escapar.

Para investigar You Win USA, una agente de Aduanas y Protección de Fronteras con fluidez en mandarín se hizo pasar por una mujer china embarazada.

Durante varias conversaciones con un empleado de la compañía, fue entrenada sobre cómo engañar a los funcionarios de inmigración de Estados Unidos.

Advertisement

Se le indicó que fabricara un trabajo y el nombre del lugar al que asistió a la escuela, la información que la empleada de You Win USA más tarde utilizó para completar una solicitud de visa de turista para Estados Unidos en nombre de la mujer.

La investigación luego se ampliaría para incluir Star Baby Care y Happy Baby USA.

No se sabe cuántas mujeres fueron traídas a EE.UU. por las tres agencias implicadas en las acusaciones del jueves. En el sitio web de Star Baby Care, Deng se jactó de haber orquestado 8,000 nacimientos en EE.UU. desde que abrió sus puertas en 1999, según los registros de la corte. Li y Chen les dijeron a los posibles clientes que habían logrado traer a más de 500 mujeres embarazadas al país, según los registros.

Se les pidió a las mujeres que vinieran a Estados Unidos antes del tercer trimestre y que usaran ropa holgada para ocultar mejor sus embarazos a los funcionarios de inmigración.

Por ejemplo, en un mensaje de correo de voz a un cliente en 2014 interceptado por los investigadores, Li recomendó que "lo principal es que miren y vean si es obvio [embarazada]; ¿Pueden verlo? Lo primero es no dejar que lo vean", según la acusación de Li.

Después de dar a luz, las madres generalmente permanecen en Estados Unidos por lo menos el tiempo suficiente para observar la costumbre china de zuo yuezi, un régimen de un mes que restringe la dieta y el estilo de vida de una nueva madre para ayudarla a recuperarse del embarazo.

En un documento titulado "Estrategias para maximizar la posibilidad de ingreso" que los investigadores descubrieron al buscar en las oficinas de You Win USA, Li y Chen explicaron los detalles de su estrategia.

Les dijeron a las mujeres, por ejemplo, que mejorarían sus posibilidades de pasar por alto a los funcionarios de inmigración al presentar sus solicitudes de visa de turista y decir que tenían la intención de quedarse en el hotel de Trump.

Liu y Dong, que dirigían USA Happy Baby, atendían a clientes más ricos que incluían a funcionarios del gobierno chino y cobraban hasta $ 100,000 por sus servicios, dijeron las autoridades. Las otras compañías típicamente cobran menos.

Las acusaciones también llamaron la atención sobre el dispendio de recursos en los hospitales donde las mujeres dieron a luz. Después de pagar decenas de miles de dólares a las compañías que los trajeron a los EE.UU., las madres a menudo afirmaban no tener seguro o ser pobres para recibir una factura reducida por los servicios de parto, según las acusaciones.

En un caso de 2014 resaltado en la acusación de Li, una pareja pagó a un hospital anónimo su tasa de indigencia de $ 4,080 por facturas que excedían los $ 28,000, a pesar de tener más de $ 225,000 en una cuenta bancaria de los Estados Unidos que se utilizó para realizar compras en una tienda Rolex en Costa Mesa y una tienda de Louis Vuitton en Beverly Hills.

En las búsquedas realizadas durante las redadas de 2015, los agentes descubrieron montones de facturas de laboratorio de un hospital sin abrir, dijo Mark Zito, agente especial asistente a cargo de las investigaciones de seguridad nacional en Los Ángeles.

A pesar del subterfugio que las madres emplearon para venir al país, sus hijos, sin embargo, son ciudadanos bajo la ley de los Estados Unidos, y los funcionarios dicen que no planean intentar desafiar su ciudadanía.

El retraso de casi cuatro años entre las redadas y los arrestos del jueves se debió en parte, dijeron los funcionarios, por el tiempo que los investigadores tardaron en revisar la gran cantidad de registros que incautaron, incluida una cantidad de comunicaciones de la aplicación de mensajería china WeChat, que tenía que ser traducido del mandarín.

Después de las redadas, dijeron los agentes, las operaciones desaparecieron por varios meses.

"Pero luego no estábamos acusando a la gente rápidamente porque tuvimos que pasar por toda esta evidencia, y comenzaron a regresar", afirmó Zito. "El problema definitivamente ha crecido ... Podríamos tener un impacto con estas compañías, pero otras tomaron su lugar ".
Puede ser un negocio lucrativo.

Li, por ejemplo, recibió $ 1.5 millones en transferencias electrónicas desde China tanto en 2013 como en 2014, mientras que otros acusados tomaron cantidades similares, de acuerdo con las acusaciones.

En noviembre de 2013, Li pudo comprar una casa en Irvine por $ 2.1 millones y un Mercedes-Benz de $ 118,000. Ella tenía suficiente efectivo disponible para comprar los dos directamente sin préstamos, alegaron las autoridades en la acusación.

Como parte de la investigación sobre Li, las autoridades dijeron que han incautado la casa, seis vehículos, más de $ 1 millón en cuentas bancarias y muchas barras y monedas de oro.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement