Anuncio
Share
EEUU

El crecimiento de la población de California es el más lento registrado en la historia

calofpoermia

El barrio de Silver Lake de Los Ángeles. La tasa de crecimiento de la población del estado en 2018 fue la más lenta jamás registrada. (Al Seib / Los Angeles Times)

(Los Angeles Times)

El crecimiento de la población de California en 2018 fue el más lento en la historia del estado, según muestran nuevos datos demográficos, lo que subraya los cambios en los patrones de inmigración, la disminución de las tasas de natalidad y las tensiones económicas que hacen que sea más difícil para algunos permitirse vivir aquí.

El estado sumó 186.807 residentes el año pasado, lo que elevó la población total estimada a 39.927,315 a partir del 1 de enero, según estimaciones publicadas el pasado miércoles por el Departamento de Finanzas del estado. La tasa de crecimiento general bajó a 0.47% el año pasado de 0.78% en 2017, la más lenta desde que comenzó la recopilación de datos en 1900, dijo H.D. Palmer, el portavoz del departamento.

Los nacimientos en el estado disminuyeron en más de 18.000 en comparación con el año anterior.

Ethan Sharygin, un demógrafo del estado, dijo que los investigadores esperaban encontrar una disminución en la tasa de natalidad, pero se sorprendieron al ver un cambio tan grande. Una razón para ello, dijo, es la disminución de los inmigrantes de México y un aumento en los inmigrantes asiáticos.

Anuncio

“El perfil general de los inmigrantes en California es la educación superior, que se correlaciona con una menor fertilidad”, dijo. “Con los nativos, vemos una tendencia en Estados Unidos donde la fertilidad ha tenido una tendencia a la baja”.

Tal vez la mayor fuerza detrás del cambio sean las tasas de educación más altas entre las mujeres, agregó Sharygin. Esa tendencia más amplia históricamente ha sido enmascarada por la alta inmigración de América Latina, pero ese ya no es el caso.

“Más educación de las mujeres se traduce en matrimonios posteriores, partos tardíos y menos hijos”, dijo.

Dowell Myers, profesor de demografía y planificación urbana en la USC, dijo que el lento crecimiento también se debió a la falta de viviendas. Un informe de este año realizado por un comité de expertos en políticas públicas encontró que la ley de suministro de vivienda de California no había activado la construcción de nuevas residencias para satisfacer la demanda.

Anuncio

Myers dijo que la crisis de la vivienda dificulta que los residentes más jóvenes echen raíces y tengan hijos. Esto es especialmente preocupante ya que la población de adultos mayores de California continúa creciendo a un ritmo acelerado. El estado enfrenta numerosas inquietudes presupuestarias y políticas, ya que los mayores de 65 años constituyen una proporción cada vez mayor de la población.

Los costos aumentarán para programas como Medi-Cal, el sistema de asistencia médica subsidiado por el estado para los pobres que brinda servicios y apoyo a largo plazo, incluidos asistentes domésticos y centros de enfermería especializada. Los gobiernos locales y los distritos escolares también tendrán que hacer frente al creciente número de trabajadores jubilados que reciben pensiones.

“Las personas mayores se mantienen estables, pero estamos perdiendo a la generación más joven. Estamos perdiendo padres potenciales”, dijo Myers. “Es un choque de trenes en cámara lenta”.

“El crecimiento en California se ha estancado”, agregó. “Eso es bastante sorprendente”.

Los funcionarios señalaron en mayo pasado que la población de California había crecido en un promedio de 333.000 personas al año desde 2010.

El condado de Los Ángeles, que sigue siendo el más grande del estado, registró un crecimiento de la población de 0% el año pasado, dijeron funcionarios estatales esta semana. El número de residentes disminuyó de 10.254,658 a 10.253,716 a fines de 2018. Esta es la primera vez desde 2010 que la población disminuyó en el condado, dijeron las autoridades.

Las altas tasas de inmigración también habían ocultado previamente otra tendencia: los californianos se mudaban.

Cerca de 5 millones de personas se mudaron aquí de otros estados desde 2007 hasta 2016, mientras que aproximadamente 6 millones se fueron de California, según datos de la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense.

Anuncio

En 2015, California registró una ganancia neta de unos 177.000 inmigrantes que se mudaron al estado y 105.000 residentes que se fueron, según datos del Departamento de Finanzas. Entre julio de 2017 y julio de 2018, la emigración aumentó a unas 160.000 personas.

“Queremos ver quiénes son los que se están mudando, si es el caso de más familias, o si se trata de trabajadores altamente educados”, dijo Sharygin.

Parte de la caída en la tasa de natalidad también es impulsada económicamente, dijo William Frey, autor de “Explosión de la diversidad: cómo las nuevas características demográficas raciales están rehaciendo a Estados Unidos”.

“Debido a la recesión y la post-recesión, las personas son menos propensas a tener hijos”, dijo Frey.

Sacramento tuvo el mayor porcentaje de aumento de la población entre las 10 ciudades más grandes de California, con un crecimiento de 1.49%, o 7.400 nuevos residentes. Bakersfield creció un 1.1%, mientras que Los Ángeles creció sólo un 0.04%.

California agregó 77.000 unidades de vivienda netas en 2018, en comparación con 85.297 unidades agregadas en 2017 y 89.457 en 2016.

El total de viviendas en el estado alcanzó 14.235 millones de unidades, un aumento del 0.6%, según el Departamento de Finanzas. Los Ángeles sumó la mayoría de las unidades de vivienda en 2018, con 16.525, mientras que San Diego siguió con 4.505 e Irvine quedó en tercer lugar con 3.384. Santa Clarita y Sacramento completaron los cinco primeros puestos con 2.486 y 2.353 unidades nuevas, respectivamente.

El gobernador Gavin Newsom prometió que se construirán 3.5 millones de nuevas viviendas en California para el año 2025, pero Myers notó que el estado no está en camino de alcanzar esa meta.

Anuncio

“Es imposible”, dijo.

Un informe de la Escuela de Asuntos Públicos Luskin de la UCLA establece que el estado no tiene suficiente terreno para cumplir esa meta.

Una serie de incendios forestales mortales el año pasado también trajo cambios demográficos drásticos en algunas ciudades pequeñas en el norte de California, según las nuevas estimaciones de población.

El incendio de Camp Fire en el Condado de Butte, el más destructivo de la historia del estado, desplazó al 83% de la población de Paradise y destruyó casi el 90% del conjunto de viviendas en la ciudad, una pérdida de 11.371 unidades.

Las ciudades cercanas de Chico y Oroville vieron cómo sus poblaciones aumentaron en un 20% después de los incendios. Chico agregó más de 19.000 residentes y ahora tiene una población de 112.111, mientras que Oroville agregó 3.682 para un total de 21.773 residentes.

Los incendios de California destruyeron 14.600 unidades de vivienda en el Condado de Butte, 900 unidades en el Condado de Shasta, 700 en el Condado de Ventura y 300 en el Condado de Lake. En el condado de L.A, Malibú perdió cerca de 500 unidades de vivienda en el incendio de Woolsey.

Además de Chico, las ciudades de más rápido crecimiento de California con más de 30.000 habitantes incluyen Dublín en el este del Condado de Alameda, Beaumont en el Condado de Riverside y Rocklin en el Condado de Placer.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio