Anuncio
Share
EEUU

‘Game of Thrones’ temporada 8, episodio 5: la guerra comienza y Daenerys cambia

GOT

Emilia Clarke en “Game of Thrones”

(Helen Sloan / HBO)

OK, en retrospectiva, tal vez el Rey de la Noche tenía razón.

Después de toda la lucha, la oscuridad y los cadáveres que llenaron “La Batalla de Winterfell” hace unas semanas, “Game of Thrones” volvió a cargar para la prometida batalla de King’s Landing, que marcó el debut de otras dos fuerzas destructivas de la naturaleza: un dragón que asedia una ciudad y una Targaryen con antecedentes de mala salud mental para ponerlo en marcha.

Mientras los horrores de la guerra se desencadenaban en King’s Landing durante casi 80 minutos del episodio, acabando con la vida de innumerables civiles (y algunos personajes importantes), la humanidad no se reveló como algo que valiera la pena en Winterfell. Es casi una vergüenza que el Rey de la Noche no sobreviviera para una segunda vuelta la próxima semana.

(No hace falta decirlo, si aún no has visto el episodio del pasado domingo, hay spoilers más adelante)

Anuncio

Algunas personas hicieron su mejor esfuerzo para evitar la locura que llenó gran parte del penúltimo episodio de la serie: Tyrion, quien pasó la primera parte del episodio a la espera de la apuesta por la remota posibilidad de que el lado racional de su hermana saliera a la luz, mientras liberaba a su hermano del cautiverio de Daenerys para hacer una última súplica por la rendición de Cersei. Jon Snow, que escuchó las campanas de rendición sonando sobre King’s Landing y, después de que Daenerys se negó a prestar atención, trató inútilmente de retirar el ejército al que él ayudó a dirigir. Y, para no olvidarlo, el ejército de los Lannister, que observó a un dragón desatar un infierno sobre la ciudad durante unos 15 minutos, antes de decidir bajar sus espadas.

No tenía que ser así, y mucho menos a manos de un personaje presentado durante mucho tiempo como una fuerza para el bien. Pero este es el resultado que “Game of Thrones” había apuntado desde la no convincente revelación de la semana pasada del gen recesivo de “Reina Loca” de Daenerys Targaryen llegando a primer plano. La presunta salvadora de Westeros se ha convertido en la siguiente en una larga línea de tiranos. Lo siento, todos.

Al menos sabemos quién tiene ahora el Trono de Hierro, si alguien puede encontrarlo entre todos los escombros.

Lamentando la pérdida de su mejor amiga sobreviviente en Missandei y su dragón Rhaegal, Daenerys no estaba en un buen lugar. Ella no estaba comiendo, como informó una de las espías de Varys, lo que parecía acertado dadas sus intenciones, y con grandes ojeras y una disposición paranoica cuando Tyrion informó a la reina de la traición de Varys, ella parecía la Reina Loca que el programa necesitaba para cambiar su orden previamente establecido.

Anuncio

“Espero estar equivocado”, dijo la Araña antes de que Drogon emergiera detrás de Daenerys para llevar a cabo su sentencia de muerte. Dados los eventos que llevaron a Varys a intentar derrocar a la reina, es decir, Tyrion le contó sobre las raíces Targaryen de Jon y derecho al trono. Daenerys advirtió a Tyrion que su próximo error sería el último.

El resto del episodio consistió principalmente en una marcha larga y sombría hacia la prueba de que Varys tenía razón y lo que pensamos que sabíamos sobre Daenerys durante gran parte de “Game of Thrones” estaba equivocado. Jon Snow todavía prometió su lealtad a su reina, pero demostró no ser lo suficientemente Targaryen para permitir que su relación amorosa continúe. Ella recordó el amor que Jon recibía de su gente que se le escapaba en Westeros, y agregó: “sólo tengo el temor”. Daenerys parecía estar bien con esto.

Mientras se reunían los ejércitos, Tyrion conspiró para liberar a su hermano cautivo, ordenándole a él y a Cersei que subieran a un bote que había dejado Ser Davos y que sacaría a los hermanos amantes de King’s Landing y los llevaría a una nueva vida anónima en un último esfuerzo para evitar el desastre. Como muchos de los planes de Tyrion, esto no funcionó.

Mientras tanto, el Perro y Arya entraron en la ciudad. “Soy Arya Stark, voy a matar a la reina Cersei”, le dijo a la guardia de los Lannister en la puerta, y el Perro aconsejó al guardia que le creyera. Continuaron sus respectivas misiones, y en algún lugar podemos imaginarnos un spin-off o serie que surja de “Game of Thrones” de estos dos mercaderes de venganza compartiendo aventuras en todo Westeros y luchando  contra la injusticia. Esto lamentablemente, tampoco va a ser, ya que el Perro le ordenó a Arya que se salvara a sí misma cuando comenzó la batalla.

A partir de ahí, Drogon acabó rápidamente con la flota de Euron y sus gigantescas ballestas, y en unos pocos ataques todas las armas anti-dragón de King’s Landing también fueron quemadas. (Esto nuevamente plantea la cuestión de cómo Rhaegal cayó tan fácilmente la semana pasada, pero lo llamaremos fatiga de batalla y lo dejaremos así).

Poco tiempo después, las campanas del título del episodio sonaron en rendición. Y a pesar del camino claro para que simplemente volara su dragón a la Fortaleza Roja y eliminar a Cersei, Daenerys continuó presionando desde arriba mientras los Dothraki y los Unsullied atacaban desde abajo, confirmando sus credenciales de reina loca al incendiar la ciudad. Para tratar de subrayar los términos redefinidos del programa, el episodio se prolongó sobre las bajas civiles y la crueldad de la guerra cuando una Arya sangrienta apenas evitó morir en medio de la masacre (esta es la gratitud que uno recibe por salvar a la humanidad).

Otros personajes tuvieron menos suerte. Alejado de su Flota de Hierro, Euron Greyjoy llegó a la orilla y se encontró con Jaime mientras consideraba un bote para la salvación y se produjo una pelea. Jaime terminó herido pero victorioso, y el siempre bravucón Euron declaró que Jaime había matado a otro rey. Al menos murió feliz.

De vuelta en la Fortaleza Roja, el Perro y la Montaña finalmente iniciaron lo que los fanáticos habían llamado “Clegane Bowl” entre los dos hermanos masivos. Demostrando que el odio trasciende cualquier vida zombie que Qyburn haya creado, la Montaña desobedeció sus órdenes al acercarse al Perro para el evento principal, matando a Qyburn en el proceso. Cuando el castillo se derrumbó a su alrededor, el Perro descubrió que era imposible matar a su hermano no-muerto, y los hermanos Clegane intercambiaron heridas de ojo por ojo antes de caer sobre las paredes del castillo y hacia los fuegos que se encontraban debajo. El Perro sabía que el suyo era un viaje de ida a King’s Landing, por lo que alejó a Arya y su ajuste de cuentas finalmente terminó en un empate.

Anuncio

Pero las mayores muertes aparentes del programa fueron quizás las más anticipadas. Jaime y Cersei finalmente se reencontraron en las bodegas de la Fortaleza Roja adornadas con calaveras de dragón, pero todos los caminos a la seguridad estaban bloqueados. A pesar de toda la especulación de que Jaime era el misterioso “valonqar” que finalmente acabaría con la vida de Cersei, los dos hermanos amantes sólo se abrazaron antes de que los muros cayeran y la habitación se oscureciera.

Su supervivencia parece imposible, lo que puede no satisfacer a los espectadores que desean un punto final más pronunciado para la cruel y atormentada Cersei, por no decir nada de la salvación para su hermano redimido fugazmente. Pero la rápida muerte del Rey de la Noche y el cambio de Daenerys nos han enseñado que ninguna especulación de internet afecta el plan real de un programa.

Si ese plan aún puede unirse en un final “GOT” (Game of Thrones) satisfactorio, se decidirá la próxima semana, pero con tanto empeño en aceptar este cambio por parte de Daenerys, la Destructora de Cadenas, recuerden, quien acaba de nivelar una ciudad que una vez esperó gobernar, eso se siente como otra posibilidad muy remota.

Pero después de una batalla donde ya no había una fuerza para el bien en ninguno de los lados, al menos no con la capacidad de tener ningún impacto, “Game of Thrones” está tratando de redefinir a su verdadero villano como algo más grande que el Rey de la Noche o cualquiera de las casas que giraban en torno al Trono de Hierro. Es poder y podría ser demasiado fuerte para quien sobreviva lo que sigue.

 

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio