Anuncio
Share

Extienden advertencia de contaminación por bacteria E. coli en la lechuga romana

Funcionarios federales de salud dicen que la lechuga romana del área de cultivo de Yuma, Arizona, no es segura para comer, después de que más de 50 personas se enfermaron por la bacteria E. coli. (Paul Sakuma / Associated Press)

Funcionarios federales de salud dicen que la lechuga romana del área de cultivo de Yuma, Arizona, no es segura para comer, después de que más de 50 personas se enfermaron por la bacteria E. coli. (Paul Sakuma / Associated Press)

(Associated Press)

Funcionarios federales de salud han ampliado su advertencia para la lechuga romana cultivada en la región de Yuma, Arizona.

Se aconseja a los consumidores evitar consumir todos los tipos de esta lechuga.

Las advertencias previas se limitaban a las mezclas de ensaladas picadas y envasadas que contienen varios tipos de lechuga.

Ahora se amplió la advertencia, después de que reclusos en una cárcel en Alaska se enfermaron luego de comer lechugas romanas enteras, procedentes del área de Yuma, comunicó el 20 de abril el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU.

Anuncio

La cepa inusualmente virulenta de la bacteria E. coli ha enfermado a más de 50 personas en 16 estados, enviando a 31 personas ha hospitales en busca de atención médica.

Ningún productor o distribuidor ha sido identificado como la fuente del brote. Las principales compañías productoras de California, centradas alrededor del Valle de Salinas, cultivan lechugas durante el invierno alrededor de Yuma y el Valle Imperial en el sur de California.

La agencia de salud añadió 18 víctimas más a un brote de Escherichia coli O157, incluidas nueve con insuficiencia renal grave, en Alaska, Arizona, California, Louisiana y Montana.

Además de los hospitalizados, 22 personas se enfermaron en Washington, Idaho, Missouri, Illinois, Michigan, Ohio, Pensilvania, Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Virginia, según los CDC.

Aquí está la advertencia del CDC a partir del 20 de abril:

• No compre ni coma lechuga romana en tiendas de abarrotes o en un restaurante, a menos que pueda confirmar que no es de la región de Yuma, Arizona.

• Si no conocen la fuente del producto, los consumidores de cualquier parte de los Estados Unidos que tengan lechuga romana comprada en la tienda no deben comerla y deben tirarla, incluso si parte de ella se ha consumido y nadie se ha enfermado.

Las etiquetas de los productos a menudo no identifican las regiones de procedencia, así que deseche cualquier lechuga romana si no está seguro de dónde se cultiva. Esto incluye cabezas enteras y corazones de este producto, picado o en ensaladas y mezclas de ensalada que contienen lechuga romana. Si no sabe si la lechuga es romana, no la coma y tírela.

• Los restaurantes y los minoristas no deben servir ni vender ninguna lechuga romana de la región de Yuma, Arizona.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio