Advertisement

Veterano de la marina de EE.UU creó red de operaciones de narcotráfico

Veterano de la marina de EE.UU creó red de operaciones de narcotráfico
La cocaína incautada es mostrada en una foto de 2013. Un veterano de la Marina de Estados Unidos fue acusado por narcotráfico de cocaína en San Diego esta semana. (Erika Santelices / AFP / Getty Images) (Getty Images)

Un veterano de la Marina de Estados Unidos que ascendió al poder como presunto capo de la droga mexicana, fue acusado de narcotráfico de cocaína en San Diego.

La investigación sobre la organización de Ángel Domínguez Ramírez Jr. reveló "un nivel de corrupción sin precedentes dentro del gobierno mexicano, los departamentos de policía locales, las agencias policiales federales y el ejército", dijo la oficina del fiscal de Estados Unidos en una reciente presentación judicial.

Advertisement

Más de 41 personas han sido acusadas en el caso, en el que se ha incautado 5.000 kilogramos de cocaína y más de $ 9 millones.

La organización de Domínguez trajo a EE.UU cocaína de Perú, Venezuela, Ecuador, a través de Centroamérica y Chiapas, México, según los fiscales. Grupos de transportistas trasladaban la cocaína a México utilizando barcos, aviones y vehículos comerciales, y luego a través de las fronteras de California y Texas para su distribución en Estados Unidos, según el expediente judicial.

Advertisement

La organización también usó una ruta inversa para trasladar los ingresos de las drogas hacia el sur, según la acusación penal, que esta semana estaba aún sin sellar.

Domínguez, arrestado en México en 2016, está a la espera de ser extraditado a San Diego. Él tiene doble ciudadanía, de Estados Unidos y México y ha servido como infante de marina en EE.UU, dijeron los fiscales.

Domínguez ha sido acusado de usar su entrenamiento militar mientras trabajaba como miembro del cártel paramilitar de Los Zetas, que se formó por primera vez como un ala del Cartel del Golfo. Era conocido como "Zeta 39", dijeron los fiscales.

Los fiscales dijeron que Domínguez construyó su organización a través de alianzas de cooperación con la Organización Beltrán Leyva, el Cártel de Jalisco Nueva Generación, el Cártel de Sinaloa, el Cártel del Golfo y Los Zetas.

Advertisement

También se alió a funcionarios gubernamentales corruptos, dijeron las autoridades.

Estas alianzas se exhibieron en su totalidad en 2017, cuando Iván Reyes Arzate fue arrestado en Chicago.

Reyes era un importante comandante de la policía federal y el miembro de más alto rango en la Unidad de Investigación de México. Se desempeñó como enlace con los oficiales de cumplimiento de la ley de EE.UU, Y tuvo acceso a información confidencial sobre algunas de las investigaciones más importantes de Estados Unidos sobre los cárteles de la droga, pero resultó que Reyes estaba filtrando la información a los cárteles.

El primer indicio se produjo cuando en Chicago, la DEA le pidió a la unidad de Reyes que realizara la vigilancia de una reunión de traficantes en Cancún. Las comunicaciones interceptadas revelaron que alguien llamado "Ayala", que luego se determinó que era Reyes, advirtió a uno de los traficantes acerca de la investigación y sugirió que no hiciera nada.

"Tú eres el objetivo", advirtió Reyes.

La averiguacíón señaló a Reyes como el topo, cuando los agentes de Estados Unidos interceptaron una llamada entre Domínguez y otro traficante.

"¿Quién es Iván?", preguntó Domínguez, según los fiscales.

"El jefe", dijo el otro traficante, aparentemente refiriéndose a la posición de Reyes en la policía mexicana.

Advertisement

Domínguez comenzó a depender en gran medida de Reyes para obtener información sobre la superposición de la investigación de la DEA entre San Diego y Chicago.

En un momento dado, Reyes aceptó reunirse con Domínguez en la Ciudad de México. Domínguez había propuesto un plan: suministrar a la policía federal información incriminatoria contra los actuales jefes de la droga en el estado de Tamaulipas, México. Una vez que fueran arrestados, Domínguez podría reemplazarlos con jefes menos violentos.

La filtración de información hecha por Reyes, provocó la evacuación de México, de un informante confidencial de la DEA, a quien se le había pagado más de $ 1 millón por cooperar.

Años antes, cuando Reyes trabajaba para el cártel de Beltrán Leyva, reveló la identidad de una persona que había estado cooperando con los funcionarios, lo que provocó su tortura y muerte a manos de asesinos del cártel, dijeron las autoridades.

Domínguez y otro conspirador anónimo conocían la relación anterior de Reyes con el grupo de Beltrán Leyva y amenazaron con usarla como palanca contra el oficial de policía si lo necesitaban, según las comunicaciones interceptadas.

Reyes se entregó a las autoridades en Chicago en febrero de 2017 y en noviembre fue sentenciado a 40 meses de prisión.

En cuanto al caso Domínguez, varios acusados ya han sido arrestados a partir de julio de 2017, y muchos se han declarado culpables.

Los documentos contra Reyes en Chicago, reconocen que se había presentado una acusación contra Domínguez en San Diego, pero se señala que estaba sellada. El pasado lunes, su nombre finalmente fue revelado junto a otros ocho nombres. Los nombres de más de 25 personas acusadas en el caso permanecen sellados.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement