Anuncio
Share
Entretenimiento

Ozzy Osbourne se sobrepone a sus males para encontrarse con los fans mientras lanza nuevo disco

Ozzy 1.jpeg
El cantante Ozzy Osbourne durante su presentación en la tienda Amoeba Records de Hollywood, California.
(Armando Garcia)

La salud de Ozzy Osbourne no se encuentra en su mejor momento. De hecho, el legendario rockero británico de 71 años acaba de cancelar todas las fechas de los conciertos estadounidenses que tenía planeadas para el presente calendario (incluyendo la que estaba planeada en el Hollywood Bow para el 27 de julio), luego de que se confirmara que sufre de Parkinson.

En realidad, como él mismo lo ha dicho, esta enfermedad no es la responsable principal de que no se sienta ahora mismo precisamente dichoso, sino los dolores generados por una seria caída del año pasado que revivió los malestares de cuello ocasionados por un accidente de ‘bicimoto’ del 2003.

Pero el mismo “Príncipe de las Tinieblas”, que no ha sido tampoco ajeno a los excesos de todo tipo, sabe que el espectáculo tiene que continuar y, sobre todo, que es necesario promocionar del mejor modo posible el lanzamiento de “Ordinary Man”, el álbum inédito que lanzó hoy mismo y que es el número 12 en estudio de una carrera como solista que se inició en 1980, luego de que fuera despedido de la emblemática banda Black Sabbath, con la que se reunió varias veces en años posteriores.

De ese modo, luego de acudir a una fiesta privada en su nombre que se llevó a cabo la noche de ayer en el Rainbow, mítico bar de West Hollywood que se encuentra íntimamente relacionado a la escena ‘heavy’ de los ’80, Osbourne ofreció esta tarde una sesión de firma de autógrafos que luego del anuncio de la cancelación de los shows tenía un destino aparentemente incierto, pero que se llevó a cabo de todos modos sin contratiempos en la tienda de música Amoeba, ubicada en el corazón de Hollywood.

Como lo dieron a conocer las redes sociales, la línea fuera del local se empezó a formar muy temprano en la mañana, y poco después, la tienda anunció que los presentes excedían ya el número de entradas disponibles y que ninguna persona que apareciera después sería admitida para el evento de las 5 de la tarde, lo que no interrumpió la llegada de los admiradores del cantante.

Anuncio

Ese fue el caso de los mexicanos Sergio Molla y Ariana Gómez, quienes viajaron desde Tijuana con el fin de poder ver cara a cara a su ídolo y que nos dijeron en tono broma que tenían al menos una foto previa con el artista inglés, aunque se trataba en realidad de un imitador ‘chilango’ que conocieron en “El Chopo” de Ciudad de México, como quedaba plasmado en la foto que ella llevaba en su celular.

Fans.jpg
Los mexicanos Sergio Molla y Ariana Gómez viajaron desde Tijuana para asistir al evento.
(Armando Garcia)

Osbourne, que se encontraba como siempre vestido completamente de negro y que estaba supervisado de cerca por su esposa y representante Sharon (quien acaba de estrenar un color plateado de cabello del que se habló frecuentemente en las redes), no ofreció entrevistas ni posó en fotografías con los fans, mientras que las copias en vinilo de “Ordinary Man” se agotaron por completo antes de que se diera inicio a los trámites.

De todos modos, como lo muestra la imagen principal de esta nota, que pudimos hacer antes de que empezara la firma en sí, el vocalista mostró buen ánimo y abrió con ello esperanzas de un eventual regreso a los escenarios nacionales, en vista de que no se ha suspendido por el momento el tour europeo planeado para los meses de octubre, noviembre y diciembre.

Anuncio

Finalmente, quienes salían de la tienda con su CD o su vinilo firmado, así como con un afiche especial que se regaló a los participantes, fueron recibidos por dos vendedores ambulantes de origen latino que vendían a 5 dólares camisetas de diferentes representantes del mismo género musical, mientras se enfrentaban a una lluvia moderada que hizo súbito acto de presencia pero que no afectó realmente la actividad.

Ozzy 2.jpeg
El acceso de los fans se cerró en horas de la mañana, pese a que la actividad empezó a las 5 p.m.
(Armando Garcia)


Anuncio