Anuncio
Share
Entretenimiento

Conoce a la banda punk que proporcionó la banda sonora para los manifestantes de DTLA desde una camioneta en movimiento

La banda 'hardcore' de Pico Rivera Vandalize tocó desde la parte trasera de una camioneta durante las protestas del sábado.
(Mario Rosas)

Alrededor de las 4 p.m. del viernes, Mario Rosas, de 19 años, estaba atrapado en el trabajo cuando las protestas por el asesinato de George Floyd por parte de la policía de Minneapolis comenzaron a sacudir el centro de Los Ángeles. Mantienen su escena local de punk latino, a veces bastante amenazante.

Rosas sabía que no podían quedarse afuera, especialmente porque las apuestas parecían tan altas por las vidas de los negros en SoCal y en todas partes de América. Entonces decidieron hacer el mayor ruido posible en el centro del levantamiento: estilo “Fury Road” desde la parte trasera de una camioneta, mientras tocaban en las ardientes calles del DTLA.

Los Ángeles, la ciudad de las estrellas, vive uno de los momentos más tensos que se recuerdan: La ciudad más azotada por el coronavirus en California es ahora escenario de graves disturbios; si sus emblemáticos cines y estudios ya cerraron, ahora el toque de queda ha terminado de cambiar completamente su paisaje.

“Estamos de acuerdo en el por qué la gente está enojada. Ha durado tanto tiempo, hay tantas vidas que no obtienen la justicia que necesitan”, dijo Rosas. “Queríamos tener una voz, mostrarle a la gente que no se asuste”.

Anuncio

El guitarrista Rosas, el baterista de 21 años Jeorge (que no dio su apellido), el vocalista Josh Alexander (que terminó conduciendo en su lugar) y un amigo que operaba una cámara se reunieron en el borde del centro de la ciudad en el camión de un amigo alrededor de las 8 pm del viernes, “justo cuando se estaba yendo de las manos, había policías en todas partes”, dijo Rosas. “Tuvimos que tomar una decisión”.

Decidieron hacerlo y encendieron un generador de gas en la parte trasera del camión, junto a su batería y amplificadores de guitarra. Su amigo los llevó al Núcleo Histórico, y comenzaron a lanzar “riffs” de algunas canciones cortas y fuertes como “Sin respuesta” y “Crecer”, pero muchos simplemente improvisaron, a las primeras oleadas de manifestantes que pasaron. Con tanta ira justa hirviendo por las calles, Vandalize trajo una leve ligereza esperanzadora a una escena tensa.

“No sabía si las personas iban a aceptarlo, pero parecían muy felices de que estuviéramos allí. Un hombre gritaba: ‘Ve por eso, tienes la razón’, y luego un grupo de chicas en un automóvil con un letrero de Black Lives Matter preguntaba si podían seguirnos. Cuando luego miramos, teníamos 40 autos detrás de nosotros llenos de blancos, marrones y negros que se volvieron locos. Eso fue bastante poderoso ", dijo Rosas.

Anuncio

Lo mantuvieron así durante aproximadamente tres horas, incluso haciendo un círculo en las calles en un punto cuando el tráfico se detuvo. Pero cuando la policía entró y comenzó a intensificar la violencia, disparando armamento antidisturbios contra las multitudes y atacando a los manifestantes en las calles de DTLA, la banda vio aumentar la tensión.

“La gente comenzó a correr hacia atrás, diciendo que los policías estaban disparando. Llegamos al frente y nos apuntaron con sus armas, y se puso un poco como, ‘Oh no, ¿qué hacemos, deberíamos regresar?’ Pero luego dijimos: ‘No, olvídalo, sigue tocando’. Le daba a la gente una sensación de confianza para que nos quedáramos allí ", dijo Rosas.

Eventualmente, sin embargo, no se sintieron seguros, y la banda decidió que era hora de retirarse alrededor de las 11 p.m. Las barricadas policiales bloquearon muchas de las salidas que intentaron, y temían que los acorralaran y arrestaran con el resto de los manifestantes. Pero finalmente encontraron una salida y se dirigieron a casa para pasar la noche.

Anuncio

Rosas dijo que esperaban poder volver allí, pero a medida que la Guardia Nacional se mudó a Los Ángeles en los últimos días, no esperaban hacerlo pronto. Aún así, a medida que avanzan los shows de punk underground, su gira DTLA fue una para los libros de registro, y al servicio de una causa que nunca se sintió más urgente en sus vidas.

“La gente no debería tener miedo de ser escuchada”, dijo Rosas.

To read this note in English click here


Anuncio