Esto es lo que quiso lograr el director de ‘Dune’, y así fue el aporte latino a la ambiciosa cinta

El director canadiense Denis Villeneuve al lado del actor español Javier Bardem en el rodaje de “Dune”.
(Warner Bros. Pictures)
Share

Villeneuve busca retomar el espíritu de Herbert en su versión de ‘Dune’

“Dune”, que se estrena hoy a las 3 p.m. PT en HBO Max y que estará desde esta noche en salas de todo Estados Unidos (que es donde debe ser vista debido a su espectacularidad visual), es sin duda alguna una de las películas de las que más se ha hablado en los últimos tiempos.

Y no solo porque es una superproducción hollywoodense cuyo estreno se pospuso hasta tres veces debido a la pandemia del Covid-19, sino sobre todo porque se trata de una nueva versión fílmica de la adorada novela de ciencia ficción “Dune” (1965), que había sido llevada anteriormente a la pantalla grande y a la chica con distinta fortuna, y que trató incluso de ser adaptada por el maestro chileno del cine Alejandro Jodorowsky en un proyecto finalmente truncado que involucraba a Dalí, a Mick Jagger y a Pink Floyd (y que terminó plasmándose en un celebrado documental del 2013).

Como es de esperar en casos así, el aluvión de comentarios en las redes despertó tanto comentarios positivos como negativos desde hace varios meses, y es probable que los desacuerdos se profundicen cuando la cinta se encuentre disponible de manera masiva. Pero nada de eso debe llevarnos a perder de vista al director y coguionista de esta ambiciosa empresa: Denis Villeneuve, un cineasta canadiense que se dio a conocer por filmes tan oscuros y virtuosos como “Enemy”, “Prisoners” y “Sicario”, pero que entró después a la industria hollywoodense por la puerta grande con “Arrival” y “Blade Runner 2049”.

En la entrevista por Zoom que nos ofreció recientemente, y que puedes encontrar también por aquí en su versión de video, Villeneuve habla de los retos a los que se enfrentó para darle vida a su propia “Dune”, de la participación de los hispanos Oscar Isaac y Javier Bardem en la cinta, de lo que buscaba lograr visualmente en el trabajo y de lo que siente ante el lanzamiento simultáneo en la plataforma casera.

Anuncio

Denis, parece que eres una persona a la que le gustan las misiones imposibles. Ya hiciste una secuela de “Blade Runner”; ahora tienes una nueva versión de “Dune”, que fue ovacionada de pie en Venecia. Pero, claro, nada de esto es fácil. ¿Qué estabas tratando de lograr aquí que no se hubiera logrado en las previas adaptaciones?

Mi sueño era llevar la sensibilidad de Frank Herbert y su poesía a la pantalla, algo que sentía que no había sido hecho en las encarnaciones previas. Para mí, el libro es sobre una relación secreta con la Naturaleza que estaba ausente en lo que había visto antes. Traté de plasmar las imágenes que habían llegado a mi mente cuando leí el libro siendo un niño. Esas imágenes me persiguieron a través de los años, y mi meta era traerlas a la superficie.

¿Cuántos años tenías cuando leíste la novela por primera vez?

Diría que entre 13 y 14 años; no recuerdo exactamente.

Hablando de imágenes, todo en la película se ve maravillosamente y luce muy orgánico, como si no hubiera sido completamente hecho con CGI. ¿Qué tan importante fue para ti que se viera así, ya que provenía de tus propios recuerdos, y qué tan importante fue tener además el presupuesto adecuado para filmarlo de ese modo?

Anuncio

Esta es una película que no me hubiera atrevido a hacer hace quince o diez años. Esperé hasta tener la seguridad de que teníamos las habilidades tecnológicas y el conocimiento para hacerla, y me rodeé entonces del mejor equipo técnico. Mi supervisor de efectos especiales Paul Lambert es un maestro en su disciplina; es uno de los mejores en el mundo, sino el mejor.

Villeneuve dirige a Timothée Chalamet, protagonista de la cinta.
(Warner Bros. Pictures)

Uno de nuestros requisitos principales era que la película estuviera tan cerca de la Naturaleza como fuera posible, para hacer lo que hizo Herbert cuando escribió la novela, porque se inspiró justamente en la Naturaleza y habló de regresar a ella, de celebrarla. Todo fue hecho con ese espíritu, y creo que esa es una de las fortalezas de la película.

El reparto es también muy bueno, y muy diverso. Tiene a dos latinos, Oscar Isaac y Javier Bardem. ¿Por qué los elegiste y cómo fue trabajar con ellos?

Primeramente, elegí a Oscar por tres razones. La primera es que calza perfectamente con la descripción del Duque [Leto Atreides]; cuando lees el libro, sientes que el personaje se parece mucho al modo en que luce Oscar. La segunda es que soy un fan enorme de Oscar y había querido trabajar con él desde hace mucho tiempo. Y la tercera es que Oscar me escribió diciéndome: ‘Me encantaría ser parte de la película’.

Habíamos querido trabajar juntos desde hace mucho, y pensé que esta iba a ser la oportunidad perfecta para hacerlo. Sabía que lo iba a hacer maravillosamente, que iba a lograr una interpretación muy humana y que iba a darnos toda la complejidad presente en este líder. Estuve muy agradecido de que aceptara hacerlo.

En cuanto a Javier Bardem, es otro actor con el que he querido trabajar desde la primera vez que lo vi en la pantalla. Es uno de los mejores actores de su generación, y cuando estaba imaginando a [el personaje de] Stilgar, vi a Javier en mi mente. La pasé increíblemente trabajando con los dos. Son unos artistas tremendos.

Oscar Isaac, de origen guatemalteco, en una escena del filme.
(Warner Bros. Pictures)

La película es muy larga, pero cuando la vi, no sentí que fuera así, porque es sumamente entretenida. ¿Cómo fue para ti lograr ese balance entre la diversión más pura y el aspecto contemplativo y artístico que también tiene? Porque las dos cosas están ahí, pero la película termina siendo muy accesible.

Cuando leí por primera vez la novela, tenía 13 o 14 años, y cuando acepté hacer esta película, decidí que la iba a hacer para ese chico. Y eso implicaba que se convirtiera en mi película de tono más ‘pop’, más accesible y más destinada a una audiencia masiva. La mayor parte de mis películas han sido exclusivamente para adultos, pero esta iba a ser distinta, porque siento que el libro es importante para los adolescentes. Y la pasé muy bien haciendo esto; la pasé como nunca. Digo esto con mucha alegría; no tuve un conflicto con el comercialismo, porque se trató de buscar algo más accesible, de encontrar una manera de expresarme que iba a ser diferente.

Anuncio

He visto la película y siento que tiene que verse en un cine, y sé que por eso mismo no estuviste precisamente contento con la idea del lanzamiento simultáneo en HBO Max. ¿Pero estás pensando ya en la secuela?

No estamos en la mejor de las situaciones ahora, porque nos encontramos en una pandemia, y lo más importante, por supuesto, es la seguridad de las personas. Si te sientes seguro y estás en una ciudad ya segura, recomiendo muchísimo ver esto en la sala más grande que sea posible, porque la película fue específicamente diseñada para ser vista en un cine, y es así que debes verla si quieres tener la experiencia completa que esta ofrece. Es allí donde la película adquiere su sentido completo, su impacto total; es prácticamente una experiencia física. Ojalá que podamos despertar el entusiasmo suficiente como para empezar a pensar en la secuela.