Tras épocas de turbulencia, La Santa Cecilia aboga por la felicidad

Una imagen promocional de la banda La Santa Cecilia.
(Humberto Howard)
Share

El nuevo álbum de La Santa Cecilia tiene una orientación positiva

Hoy, La Santa Cecilia presentó “Quiero verte feliz”, la octava producción discográfica lanzada por la popular agrupación latina de Los Ángeles durante unos provechosos 14 años de existencia que le han brindado ya un Grammy.

El álbum es un reflejo de las dificultades y las satisfacciones que ha atravesado la banda conformada por Marisol “La Marisoul” Hernández, José “Pepe” Carlos, Miguel “Oso” Ramírez y Alex Bendaña en los últimos meses, marcados de manera definitiva por una pandemia que se resiste todavía a desaparecer y que tuvo a los artistas del mundo entero irremediablemente alejados de lo que más le gusta hacer: presentarse ante audiencias en vivo.

Lo sucedido ha influido tanto la manera de grabación del disco como su contenido, que, a pesar de lo ya señalado, opta por una ruta de positivismo y de sanación que se plasma en la multitud de temas bailables que ofrece, sin que eso impida la presencia de los cambios de ritmo y de mensaje a los que nos tiene ya acostumbrados el celebrado combo.

En la entrevista por Zoom que nos ofreció esta semana, y que puedes ver también por aquí en su versión de video, los integrantes de La Santa Cecilia hablan extensamente del nuevo trabajo, de los videos que hicieron para acompañar los sencillos hasta ahora lanzados y de la gira estadounidense y mexicana que se inicia este 30 de octubre en el Observatory de Santa Ana y que llegará el 17 de diciembre al Novo de LA Live.

Anuncio

El nombre del disco tiene que ver con el tema llamado del mismo modo que se encuentra dentro, pero es también significativo por lo que trata de transmitir. ¿Qué los llevó a usarlo en la portada?

Marisoul: Yo creo que todos hemos pasado por momentos oscuros y tristes con una pandemia que todavía estamos tratando de superar. Fue muy importante para nosotros hacer este disco con la intención de animar a la gente, de conmoverla con ritmos que los pongan alegres, que los pongan a vibrar y a sentir cosas bonitas.

La canción en sí tiene un video muy colorido con Lila Downs, que fue grabado en Oaxaca, y aunque menciona al inicio los problemas que hemos estado viviendo, incita al baile y a la risa.

Oso: Fue inspirada por un momento de decirle a unos amigos que son activistas que de pronto están súper serios y no se dan el permiso de ser felices, porque no saben gozar de las cosas, ni bailan; siempre están pensando en cómo solucionar los problemas del mundo. Eso no es saludable, porque no te deja recargar las baterías ni ser feliz. Esta canción es una invitación para que la gente se suelte y disfrute.

Marisoul: Aunque sea por un instante, ¿no? Sabemos que hay que luchar, pero también que debemos permitirnos un momento de felicidad, de ‘desmadre’ y de gozo para poder seguir haciendo lo que tienes que hacer en la vida.

Anuncio

Otra imagen del grupo angelino.
(Veronica Concha )

El disco está completamente en español y tiene ritmos muy cumbieros, aunque hay reggae en “Hierba mala” y son jarocho en “Solo en mis sueños”. ¿Qué querían lograr musicalmente?

Marisoul: No nos planteamos hasta dónde queremos llegar ni queremos romper esquemas musicales. Por lo que estábamos pasando con la pandemia, yo recurrí a la música que me gusta, que me hace sentir bien; y en el momento en que quería desahogarme, a la que me servía para llorar. La intención era ofrecer música que sale de nuestro corazón, de nuestras propias vivencias.

En “Hierba mala” hablamos de una relación terminada, de una relación con una persona que puede ser ‘tóxica’, como dicen ahora. Pero creo que eso es parte de la vida. ¿Quién no ha cambiado de trabajo o de manager y ha dicho ‘no quiero ver nunca más a esta persona’? Pero también hay canciones como “Solo en mis sueños”, que es un son jarocho, un género que me encanta. En mi casa, lo que me alimentaba [durante la cuarentena] era eso; tocar mi jarana, tomar talleres por Zoom de ‘versada’ para hacer cuartetas y décimas. Y fue así que salió ese tema, porque, ¿quién no ha soñado con ser besado por un amor o por una estrella y ha despertado después a la realidad?

En esa canción colabora el nicaragüense Luis Enrique, que es muy conocido como salsero pero que no lo hace nada mal en el son jarocho, pese a que debe tratarse de un terreno completamente nuevo para él.

Oso: Él grabó un disco con los venezolanos de C4, que tocan música llanera, un estilo que es como primo cercano del son jarocho. Escribió algo muy bonito [para la letra de la nueva canción], y su fraseo fue buenísimo.

El viernes 21 de agosto, los fans de una de las más populares agrupaciones latinas de música provenientes de L.A. podrán acceder a “Noche de Bohemia con La Santa Cecilia”, un evento especial con un costo módico que promete ofrecer una experiencia distinta a la de las presentaciones virtuales que se han venido realizando.

Marisoul: Nos encanta hacer colaboraciones, y nos inspiró realmente haberlo visto en concierto en Nueva York con C4. Allí fue lo que lo conocimos y que nos sugirió que hiciéramos algo juntos.

¿Cuáles fueron los retos más grandes de este disco?

Alex: Lo realmente distinto fue que, debido a la pandemia, no estábamos todos juntos. Cada uno fue al estudio solo, a grabar su parte, y a veces en pares a escuchar lo que se había hecho antes. Nos ayudó mucho el productor, Juan De Dios, que fue capaz de juntar todas esas cosas para que sonara bien ‘bailongo’. Claro que lo que estaba pasando nos permitió también regresar para regrabar algunas partes, experimentar y hasta cambiar los ritmos que queríamos cambiar.

Anuncio

Oso: A mí me gustó más que se hiciera de este modo, porque tuvimos el lujo de contar con más tiempo para ver lo que funcionaba mejor. En el estudio no hicimos nada todos juntos, y fue muy bonito y sorprendente descubrir lo que había hecho el otro un día antes. Fue diferente a lo que habíamos hecho en el pasado, porque grabábamos siempre con un concepto de ‘rock band’, con la sección rítmica en vivo y agregándole después cosas; ahora, éramos unos ‘nerds’ en la computadora.

Han lanzado hasta el momento tres sencillos y tres videos del álbum, y uno de ellos es “Estrellita de color”, que tiene un ritmo muy alegre. El video se hizo también en Oaxaca, esta vez con una artista trans de Guadalajara, Sixela, lo que da un peso mucho mayor a una letra que habla ya del modo en que ciertas personas critican a otras.

Marisoul: La letra viene de experiencias personales, desde el momento en que dice “¿Quién es esa allá arriba? ¿Por qué nadie le ha dicho que eso no combina?”, debido a las críticas que hemos recibido por cómo nos vemos o por no cuadrar en los ‘beauty standards’. Pero también dice “Malditos los ojos que ven y solo juzgan; benditos aquellos que con el alma escuchan”, lo que tiene que ver con nuestra manera de tirarle a esos ‘haters’, a esos criticones, y de agradecer de paso a toda esa gente hermosa que no se deja llevar por las apariencias y se toma el tiempo para saber sobre nuestro arte, sobre nuestra música.

El nuevo disco viene cargado de optimismo.
(Humberto Howard)

Al hacer el video, me sentí identificada con una artista transgénero como Sixela, porque puede haber muchos prejuicios al momento de ver a una persona que no luce como nos dicen que debería lucir. Ella es además alguien que imita a otros artistas y que trabaja en los clubs dando ‘performances’, como lo hacemos nosotros.

Hay un tema llamado “Luz” que es muy acústico y muy triste, porque habla de la ausencia de una persona querida.

Marisoul: Se la escribimos a Marisela Escobedo, una activista de Juárez que perdió a su hija, quien murió violentada por su esposo. Marisela salió a las calles a marchar, en busca de justicia para su hija, y terminó también asesinada. Nuestro amigo Carlos Pérez dirigió un documental [de Netflix] llamado “Las tres muertes de Marisela Escobedo” y nos invitó a escribir una canción. Es una historia muy difícil, que da mucha impotencia, y la canción fue hecha pensando en ese amor de madre y en esa fuerza que solo una mujer como ella podría demostrarnos.

A partir de mayo de este año, La Santa Cecilia empezó a regresar a los escenarios tras muchos meses en los que solo pudo ofrecer presentaciones virtuales; y ahora tienen una gira que llegará incluso a México. ¿Cómo se sienten con el retorno?

Marisoul: ¡Desesperadamente ansiosos, cab…! Nos hacía tanta falta como el aire para respirar. Me emociona mucho poder escuchar de nuevo a la gente cantar y poder cantarles.

Anuncio

Pepe: Hace como un mes estuvimos en San José, California, en un concierto ‘sold out’. Ver a toda esa gente allí es lo que necesitamos como artistas. Nosotros les ofrecemos nuestra música, y eso hace que se dé una comunión muy bonita con ellos. Es para eso que existimos.

Marisoul, hace poco grabaste un tema en el primer álbum en español del legendario Elvis Costello, y ahora, él mismo ha tenido palabras muy elogiosas sobre La Santa Cecilia en el programa de Jimmy Kimmel, quien aseguró después al aire que los va a invitar al show.

Marisoul: Lo va a hacer para el próximo Latin Heritage Month [risas]. No puedo creer que Elvis Costello haya mencionado nuestro nombre de ese modo. Es un artista que admiro y que quiero muchísimo. Se siente bonito que lo haya hecho, y que la gente que lo vio [en las redes sociales del grupo] nos haya dado tanto apoyo con sus comentarios, reclamando que se cumpla la invitación.