CRÍTICAS. Tom Cruise domina de nuevo los cielos, Italia y la India se hacen presentes y más estrenos de cine

A man wearing a Naval pilot uniform
Tom Cruise interpreta nuevamente a Pete “Maverick” Mitchell en “Top Gun: Maverick”.
(Paramount Pictures)
Share

El lanzamiento más esperado de este fin de semana -y uno de los más esperados del año entero, en realidad- es “Top Gun: Maverick”, una secuela que ha venido generando entusiasmo desde hace varios meses y que copará sin duda las salas estadounidenses, dejando poco espacio para esas propuestas independientes o internacionales que son del gusto cinéfilo. Pese a ello, tuvimos oportunidad de ver dos de esas cintas, y si lees todo lo que viene a continuación, sabrás que estas tienen también mucho que ofrecer.

TOP GUN: MAVERICK

Director: Joseph Kosinski

Reparto: Tom Cruise, Miles Teller, Jennifer Connelly

Género: Acción / Drama

No soy precisamente un fan de la primera “Top Gun” (1986). Lanzada en la etapa final de la Guerra Fría, la cinta de Tony Scott (“True Romance”, “Man on Fire”), plenamente imbuida en el espíritu comercial del cine hollywoodense, era mucho más artificio que contenido, y además, celebraba las virtudes de los militares estadounidenses en medio de una era profundamente polarizada, pese a que evitaba definir la procedencia del enemigo al que se enfrentaban los integrantes de un grupo de élite de pilotos navales.

Anuncio

Con el paso del tiempo, empecé a apreciar de mejor modo sus fastuosas escenas de combate aéreo y, por supuesto, la icónica presencia de un Tom Cruise que no podría haber lucido más ‘cool’ mientras se ponía en la piel del desafiante y valeroso Pete “Maverick” Mitchell. En ese sentido, “Top Gun: Maverick”, que se estrena en salas 35 años después de la entrega original, dejará completamente satisfechos a los admiradores del filme de los ’80 y es de hecho mejor que este, lo que no tendría que ser muy difícil de lograr; pero tiene también momentos absolutamente memorables para cualquier amante del cine que no rechace de inmediato lo que proviene del ‘mainstream’ que se precia de serlo.

Para ser claro, la nueva película, dirigida por Joseph Kosinski (“Oblivion”, “Only the Brave”) y escrita por Ehren Kruger, Eric Warren Singer y Christopher McQuarrie (sí, son muchos), no intenta nunca ofrecer algo más elaborado o intelectual que su antecesora en términos narrativos, y se refugia de manera tan intensa en la nostalgia que reproduce varias situaciones del pasado casi a manera de copia, jugando siempre con los límites de la credibilidad; pero sus últimos 40 minutos, en los que se desarrolla el imprescindible combate final -también contra un enemigo indeterminado-, son absolutamente espectaculares, respaldados por un rechazo al abuso de los efectos digitales que los lleva a lucir increíblemente realistas.

Una escena tan memorable y de tanta perfección técnica, que necesita verse en la pantalla más grande que resulte posible, no hubiera podido presentarse del modo en que se presenta cuando Scott se encontraba al mando, y ese simple hecho le quita a “Maverick” el limitado rótulo de aprovechamiento ‘retro’. Además, tenemos ahora a bordo a muchos más pilotos procedentes de minorías, incluyendo a latinos -¡y hay también una mujer!-, sin que eso signifique que lo que se cuenta aluda siquiera por unos segundos de manera directa a los cambios sociales y políticos que se han producido en el mundo durante las últimas décadas.

A fin de cuentas, el sentimentalismo sigue siendo barato, la mayoría de los diálogos son malos, los personajes no son precisamente complejos y el romance entre los personajes de Cruise y Jennifer Connelly (quien interpreta a la dueña de un bar) está incluso peor desarrollado que el que tenía el primero con la ahora ausente Kelly McGillis; ¿pero existe realmente alguien que vaya a ver esta película en busca de sutilezas semejantes y que no sea capaz de reconocer que, a sus 59 años, Cruise sigue siendo probablemente la estrella más grande y más dedicada del cine de acción en toda la Historia, y que ver el resultado de sus esfuerzos en una sala llena de gente es toda una experiencia?

A CHIARA

Anuncio

Director: Jonas Carpignano

Reparto: Swamy Rotolo, Claudio Rotolo, Grecia Rotolo

Género: Drama

Pese a que las mafias italianas más conocidas en el mundo del cine siguen siendo la siciliana y la camorra, la calabresa (o ‘Ndrangheta) ha gozado también de cierta presencia en los trabajos de ficción de esta clase, como lo demostraba la exitosa “Black Souls” (2014). “A Chiara”, que se lanza este viernes en salas limitadas, toca también el tema, pero desde una perspectiva completamente distinta que le brinda un carácter único.

Aquí, Chiara Guerrasio (Swamy Rotolo) es una adolescente de 15 años que vive una vida aparentemente feliz al lado de los suyos; la relación más cariñosa que tiene es con su padre Claudio (Claudio Rotolo), quien parece ser un hombre de negocios común y corriente, así como una persona sencilla y honesta. Pero todo cambia una noche en la que, tras ser testigo de la explosión del automóvil de la familia, Swamy ve escapar a Claudio por los techos de sus vecinos y se entera después de que este tiene una orden de arresto debido a sus vinculaciones con un grupo delictivo dedicado al tráfico de drogas.

Con su figura mayor de referencia ausente, y totalmente confundida, la protagonista empieza a descubrir poco a poco que muchos de quienes la rodeaban estaban al tanto de circunstancias que ella ignoraba, lo que incrementa su frustración y la lleva por una senda destructiva que, sin embargo, no desembocará necesariamente en el camino predecible, lo que constituye sin duda la virtud mayor de un trabajo de discurrir lento cuyo incuestionable naturalismo se debe tanto a la elección de actores no profesionales como a la efectividad de su puesta en escena.

FIRE IN THE MOUNTAINS

Director: Ajitpal Singh

Reparto: Vinamrata Rai, Chandan Bisht,

Género: Drama

Cuando se habla de cine hindú, muchos imaginan de inmediato las vistosas producciones de lo que se suele conocer como “Bollywood”. Pero la nación del sur asiático tiene también una escena fílmica independiente que puede llegar a ser mucho más sincera, propositiva y rebelde que la oficial, como lo deja en claro “Fire in the Mountains”, el excelente drama rural que se estrena este viernes de manera limitada en salas de L.A.

En realidad, la cinta no se encuentra libre de belleza; todo lo contrario, ya que, además de contar con una excelente fotografía, las vivencias de sus personajes se presentan frecuentemente con el fondo de los verdes y majestuosos montes Himalaya que los rodean en medio del pueblo donde habitan. Pero esa misma belleza contrasta irremediablemente con la tensa situación que se muestra en el seno de un matrimonio cuyos desacuerdos cada vez más intensos revelan y denuncian a la vez aspectos reprobables del machismo y la ignorancia que perduran en la sociedad retratada.

Chandra (Vinamrata Rai) es un ama de casa cuya preocupación por la salud de su hijo enfermo la lleva a visitar frecuentemente al doctor de la ciudad aledaña y a insistir en la necesidad de construir un camino que facilite el traslado. Pero sus justos deseos se ven obstaculizados no solo por su esposo Dharam (Chandan Bisht), quien se entrega cada vez más a la bebida mientras empieza a seguir sin mayores reparos a un curandero manipulador y misógino, sino también por un funcionario público corrupto que solicita favores inaceptables. Se trata, en suma, de un valioso aporte cinematográfico y de tendencia feminista por parte de un director y guionista debutante (este es su primer largo tras haber hecho solo un corto) que merece ser aplaudido.