CRÍTICAS. Un Elvis deslumbrante, un teléfono aterrador y más estrenos de cine

Austin Butler en una escena de la cinta "Elvis", sobre el llamado 'Rey del Rock'.
(Warner Bros.)
Share

Esta semana, ninguna de las cintas que analizamos -y que nos parecen los mejores lanzamientos de estas fechas- se podrá ver directa o indirectamente en plataformas, lo que dice mucho de su calidad e indica lo necesario que es apreciarlas en una pantalla gigante, pese a que el temor por el virus no ha desaparecido del todo. Como lo notarás tras leer los siguientes párrafos, el inicio del verano en los Estados Unidos llega de la mano de una cartelera de lo más atractiva.

ELVIS

Director: Baz Luhrmann

Reparto: Austin Butler, Tom Hanks, Helen Thomson

Género: Drama biográfico / Musical

No habrá consenso con esta película. Cada quien tiene su propia visión sobre Elvis Presley, ya sea positiva o negativa; cada quien tiene algo que decir sobre el género del musical; y cada quien parece saber si deberían o no existir las cintas biográficas, sobre todo cuando corresponden a ídolos tan grandes. Sin embargo, ante mis ojos, y en medio de todas sus omisiones y concesiones, la nueva película es completamente digna de verse, y ofrece incluso detalles sobre la vida de ‘El Rey del Rock’ que desconocía -aunque no podría decir que soy un fan suyo-.

Anuncio

Al inicio, el filme de Baz Luhrman es ciertamente excesivo en el plano visual y apresurado en el tratamiento dramático, como era de esperarse en una obra del creador de títulos como “Romeo + Juliet”, “Moulin Rouge!” y “The Great Gatsby”; pero, poco a poco, el ritmo va disminuyendo hasta llegar a un punto medio ideal para mostrar aspectos íntimos de la vida del protagonista que incluyen sus actos de rebeldía contra el ‘establishment’, sus conexiones supuestamente profundas con la comunidad afroamericana de Mississippi y, por supuesto, la conflictiva relación que tuvo con su manager, “El Coronel” Tom Harker, quien aparece interpretado por Tom Hanks.

Butler no se parece demasiado a Presley, como lo han comentado una y otra vez sus detractores en las redes; pero, a cambio, adopta no solo de manera plenamente convincente los ademanes, la actitud, los movimientos y el habla del representado, sino incluso su voz al cantar en varias escenas del filme, sobre todo las que se desarrollan al principio y que recrean la primera -y más rockera- etapa profesional del cantante. No hay que guardarse las palmas frente a su brillante labor.

El que menos me convence, en todo caso, es Hanks; con todo lo bueno que es, y lo encomiable que resulta verlo en un papel tan ajeno al de los tipos inmensamente simpáticos que suele interpretar, el dos veces ganador del Oscar no deja nunca de lucir como una versión de sí mismo cargada de prótesis, y en sus momentos menos afortunados, llega incluso a parecer caricaturesco, aunque las referencias numerosas a su intervención obsesiva en la carrera del astro no dejen de ser fascinantes. Por otro lado, Priscilla Presley (Olivia DeJonge) figura casi como un apunte hecho al lado, y no hay mención alguna a la controversia todavía vigente sobre el célebre romance que inició con “El Rey” cuando solo tenía 14 años.

Sea como sea, cualquier amante del rock’n’roll -ya no solo de Elvis- tendría que sentirse emocionado ante las vibrantes reconstrucciones que se hacen de sus conciertos, las escenas en las que el mismo personaje aparece al lado de iconos como B.B. King (Kelvin Harrison Jr.), Sister Rosetta Tharpe (Yola) y Little Richard (Alton Mason) -por más artificiosas que estas luzcan a veces- y los momentos en los que Presley es mostrado mientras emplea sus canciones con la finalidad de expresar el inconformismo de la época.

THE BLACK PHONE

Anuncio

Director: Scott Derrickson

Reparto: Ethan Hawke, Mason Thames, Madeleine McGraw

Género: Terror / Drama

Hace una década, el actor Ethan Hawke (“Before Sunset”, “Training Day”, “Boyhood”) y el director Scott Derrickson (“The Exorcism of Emily Rose”, “Doctor Strange”) unieron fuerzas por primera vez para ofrecernos “Sinister” (2012), una de las películas más aterradoras de los últimos años en lo que respecta a las filas del ‘mainstream’. Y ahora, para beneplácito de los fans de la misma escuela, retoman la senda en “The Black Phone”, un trabajo absolutamente escalofriante y plenamente satisfactorio en el plano visual que le da además a Hawke una oportunidad muy particular de lucimiento.

Para ser claros, Hawke se demora en aparecer en pantalla, y cuando lo hace, se deja ver mayormente bajo el amparo de unas máscaras tan atemorizantes como elaboradas mientras se pone en la piel del villano más espeluznante de toda su carrera: The Grabber, un asesino en serie que se especializa en el secuestro y la ejecución de niños (es decir, una circunstancia que incrementa la incomodidad del espectador). No es un papel que le permita ofrecer un gran lucimiento histriónico (repito: lleva casi siempre una máscara), pero sí uno que requería de detalles y sutilezas que solo podría dar un intérprete de su talla.

Sin embargo, lo mejor de “The Black Phone” (que se basa en un cuento de Joe Hill, hijo de Stephen King, y tiene a veces por ello un sabor a King que resulta demasiado intenso) no está en manos de los mayores, sino de los actores más jóvenes, empezando por el protagonista Mason Thames -un pre adolescente que actúa aquí por primera vez y que se encarga del desafiante rol del último muchachito en ser capturado por el villano- y siguiendo por Madeleine McGraw -la niña a la que se le encomienda el rol de la hermana del secuestrado y que está absolutamente espectacular-.

Y es que, más allá de ser una creativa combinación de ‘slasher’ e historia de fantasmas, “The Black Phone” es una suerte de drama ‘indie’ de época (se desarrolla a fines de los ’70) sobre el fenómeno del ‘bullying’ y el de la infancia desatendida y abusada, lo que le otorga una complejidad dramática imprevista y es gran parte responsable del fuerte impacto emocional que deja una historia en la que el terror de tipo convencional no es el que más asusta.

MARCEL THE SHELL WITH SHOES ON

Director: Dean Fleischer-Camp

Reparto: Jenny Slate, Rosa Salazar, Isabella Rossellini

Género: Comedia / Animación con acción real

A2, el estudio independiente que ha venido ganándose la devoción de los cinéfilos con el paso de los años y el lanzamiento de títulos tan desafiantes e inquietantes como “The Witch”, “Hereditary” “The Green Knight” y “Everything Everywhere All at Once” (a los que suman títulos ‘de prestigio’ que han conquistado Oscares o han competido por ellos, como “Room”, “Moonlight”, “Lady Bird” y “Minari”), nos sorprende ahora con “Marcel the Shell with Shoes On”, una tierna cinta que combina la acción real con la animación cuadro a cuadro y que tiene como protagonista a un pequeñísimo molusco que busca a su familia perdida, lo que puede remitir ocasionalmente a la historia presente en la “Finding Nemo” de Pixar. Pero estamos hablando de A24, por lo que debes esperar algo mucho más extraño de lo que esa sinopsis podría indicar.

De hecho, el argumento del filme, en el que Marcel se envuelve en una serie de discusiones existenciales, pero siempre simpáticas y accesibles, mientras es filmado por Dean (interpretado por el director Dean Fleischer-Camp), un humano que acaba de sufrir una pérdida amorosa y que planea hacer un trabajo audiovisual sobre la insólita criatura, podría fácilmente ser objeto de esa clase de burlas que hacen algunos amantes casuales del cine para referirse a lo que ellos mismos califican como espectadores pretenciosos con ínfulas artísticas.

Pero lo cierto es que, en medio de todas sus particularidades, este falso documental (o ‘mockumentary’, como se les conoce en inglés) resulta lo suficientemente encantador como para desarmar hasta a la audiencia más cínica, respaldado por un guion cargado de un sentimentalismo que evita sin embargo los excesos, por una estética absolutamente distintiva, por unos giros dramáticos convincentes -aunque un tanto predecibles- y por el gran trabajo de voz de Jenny Slate, quien ha participado en series televisivas como “Parks and Recreation” y “House of Lies” y en películas como “The Lego Batman Movie”, “The Secret Life of Pets” y “Everything Everywhere All at Once”.

La misma Slate coescribió el guion al lado de Fleischer-Camp, basándose en los celebrados cortometrajes que creo hace más de una década al lado del cineasta (con quien estuvo casada por cuatro años); y lo que ambos han llevado ahora a la pantalla grande, con los corazones reparados pero todavía expuestos, merece ser visto y disfrutado por toda clase de audiencias.

Anuncio

APPLES

Director: Christos Nikou

Reparto: Aris Servetalis, Sofia Georgovasili, Anna Kalaitzidou

Género: Drama

Curiosamente, la cinta más ‘rara’ y adulta de la semana no viene de A24 (ver la reseña de arriba), sino del Cohen Media Group, responsable de estrenar este viernes en las salas Laemmle del Sur de California “Apple”, una cinta que, bajo su aparente perfil bajo y su contención interpretativa, posee un enorme bagaje emocional.

Se trata del impresionante debut en el largometraje del director griego Christos Nikou, quien se inició como asistente del aclamado cineasta Yorgos Lanthimos (“Dogtooth”, “The Favorite”) y que se muestra por lo tanto como un esmerado discípulo de su estética, aunque la mirada que ofrece sobre la condición humana resulta más compasiva y sensible que la de su mentor, sin que ello la vuelva complaciente.

Aquí, Aris (Aris Servetalis) es un hombre maduro que parece estar atravesando un mal momento y que, tras convertirse aparentemente en víctima de un virus que produce amnesia total, termina siendo incorporado a un sistema gubernamental destinado a asignarle una nueva identidad a sus pacientes con el empleo de métodos cada vez más extraños.

Servetalis se muestra casi siempre impasible, pero deja aflorar los sentimientos de manera sutil en los momentos que lo requieren, contrastando de ese modo con el entusiasmo desmedido que exhibe Sofia Georgovassili en el papel de Anna, otra persona afectada por el virus que intenta reconstruir su vida; y si tienes la paciencia necesaria para disfrutar de este hermoso relato, podrás encontrar todas las respuestas que buscas al llegar el desenlace. O quizás no.