Anuncio
Share

¿Por qué una jueza vuelve a postergar el juicio del actor Pablo Lyle?

ARCHIVO - El actor mexicano de telenovelas Pablo Lyle, en el centro, habla con sus abogados
ARCHIVO - El actor mexicano de telenovelas Pablo Lyle, en el centro, habla con sus abogados durante una audiencia en Miami el 15 de enero de 2020. Una jueza postergó nuevamente el juicio de Lyle, acusado de golpear fatalmente a un conductor durante un incidente vehicular en Miami en 2019.
(Alexia Fodere / Associated Press)

Una jueza de Miami aceptó el jueves postergar una vez más el juicio del actor mexicano Pablo Lyle, acusado de homicidio tras un incidente automovilístico hace poco más de tres años.

En una audiencia que duró menos de cinco minutos, la jueza Diana Vizcaíno fijó una nueva fecha para analizar el estatus del caso, el 8 de julio. No determinó, sin embargo, una nueva fecha para el inicio del juicio, como hizo en ocasiones anteriores cuando resolvió postergarlo.

Tanto los fiscales como la defensa de Lyle dijeron que necesitaban más tiempo para presentar la declaración de dos testigos clave.

“Parece que ambas partes han acordado una postergación conjunta en este asunto, que se concede”, expresó la jueza Vizcaíno tras escuchar a la fiscalía y la defensa.

El actor mexicano Pablo Lyle, quien está acusado de homicidio tras un incidente automovilístico en Miami hace tres años, pidie a una jueza que le quiten todas las condiciones de garantías monetarias estipuladas para que pueda permanecer en libertad y solo le dejen el monitor electrónico de GPS que lleva en su pierna para vigilar sus movimientos

Anuncio

La del jueves sería la séptima postergación del juicio desde que el proceso judicial empezó en abril de 2019, poco después del incidente vehicular de finales de marzo en el que el cuñado de Lyle trasladaba al aeropuerto al actor, su esposa y dos hijos cuando su automóvil se cruzó con el de Juan Ricardo Hernández, un cubano de 63 años que posteriormente falleció en un hospital a causa de una lesión cerebral.

Lyle, quien le había dado a Hernández un puñetazo en la cara, ha dicho que actuó en defensa propia porque temía que el cubano lo atacara con un arma. Esas aseveraciones, no obstante, fueron descartadas por otro juez y por una corte de mayor instancia, que devolvió el caso al tribunal de Miami para que vaya a juicio.

El actor se conectó por Zoom a la audiencia del jueves, pero no hizo ninguna declaración. Su abogado Philip Reizenstein y la fiscalía estuvieron presentes en la sala y fueron los que pidieron más tiempo a la jueza.

Reizenstein explicó que le faltaba interrogar el viernes a dos testigos claves que son familiares de Hernández y que hasta ahora “han hecho todo lo posible” para evitar declarar ante los abogados de Lyle. Dijo además que tenía dudas de que fueran a presentarse al interrogatorio el viernes, pero la fiscalía expresó que era lo único que faltaba antes de empezar el juicio y aseguró que los testigos sí se presentarían a declarar.

Pablo Lyle recibió un cachetazo el miércoles cuando una jueza rechazó su pedido de viajar a México y le ordenó permanecer en Miami mientras continúa su proceso judicial.

De acuerdo con las imágenes de videos de seguridad tomadas en el momento del incidente, Hernández paró su automóvil en un semáforo en rojo, bajó y se acercó a la ventanilla del vehículo de Lyle para reclamar que le habían cerrado el paso. El cuñado del actor bajó de su auto y discutió con Hernández, pero cuando vio que su vehículo se movía, regresó a su asiento.

Fue entonces cuando Lyle, que estado sentado en el asiento de acompañante, bajó, corrió hacia Hernández y le dio un puñetazo en el rostro, de acuerdo con las imágenes de video de seguridad.

El hombre cubano permaneció solo, tendido en el piso, mientras el vehículo de Lyle y su familia se alejaba. Unas horas más tarde, la policía detuvo al actor en el aeropuerto de Miami mientras se disponía a viajar a México.

Cuatro días después, Hernández murió de una lesión cerebral causada por el traumatismo en un hospital de Miami.


Anuncio