Advertisement

Su álbum debut podría rebosar de canciones dulzonas, pero Camila Cabello tenía algo más profundo que decir

Su álbum debut podría rebosar de canciones dulzonas, pero Camila Cabello tenía algo más profundo que decir
"Fue muy importante para mí expresarme", afirma Cabello sobre su música después de Fifth Harmony (Carolyn Cole / Los Angeles Times). (Los Angeles Times)

Camila Cabello no tenía grandes esperanzas para los premios Grammy del mes pasado. "Nadie realmente habla entre sí en esas cosas", afirmó la cantante pop unos días antes de la ceremonia. "Todo el mundo está allí con su séquito, e incluso si te encuentras con alguien a quien conoces, solo dices -su voz ronca se dispara una octava en burlona excitación-: '¡Hola! ¿Cómo estás?', y luego ambos escapan en direcciones opuestas. Es difícil pasar un buen rato".

Cabello, más conocida hasta hace poco como miembro del grupo femenino Fifth Harmony, estaba en lo cierto al no esperar mucho: con actuaciones mediocres y galardones desconcertantes, soportar los Grammy de este año fue, de hecho, una prueba a la paciencia.

Advertisement

Pero uno de los pocos puntos destacados del programa resultó ser Cabello, quien participó en una emotiva interpretación de la canción de Kesha "Praying" y pronunció un poderoso discurso en apoyo de los hijos de inmigrantes indocumentados.

"Estoy aquí, en este escenario esta noche porque, al igual que los Dreamers, mis padres me trajeron a este país con nada más en los bolsillos que esperanza", expresó Cabello, de 20 años de edad, hija de una madre cubana y un padre mexicano.

Advertisement

El hecho de que se colocara un par de elegantes anteojos de lectura para hacer sus comentarios solo profundizó la impresión de que era un artista con algo que decir, y con una forma ingeniosa de decirlo.

Algo parecido ocurre con "Camila", el sólido álbum debut en solitario de Cabello, que salió en enero pasado. Lleno de canciones de amor ingeniosamente formuladas y que enfatizan con orgullo sus raíces latinas, el disco presenta un retrato extraordinariamente vívido de alguien cuyas primeras experiencias profesionales se trataron de la superación -primero como competidora en "The X Factor", luego como parte de la maquinaria femenina que fue Fifth Harmony-.

El enfoque más personal está dando sus frutos: "Camila" debutó en el primer puesto del ranking Billboard 200 la misma semana en que su sencillo, "Havana" - una evocación de la ciudad donde nació- encabezó la lista Hot 100.

Sin embargo, tal como evidencia su escepticismo sobre los Grammy, Cabello ha visto suficiente de la industria discográfica como para saber que los éxitos no siempre se venden por sí mismos.

Advertisement

Por ello, en una tarde reciente, la cantante se refugió en la suite de un hotel de West Hollywood mientras equipos de televisión internacionales le lanzaban preguntas sobre qué se siente tener un álbum exitoso.

"Trato de encontrar una forma única de responder, pero básicamente son solo un montón de adjetivos, magnificados por la palabra 'super'", afirmó, al final de las entrevistas. Acurrucada en un sofá, Cabello lucía unas zapatillas marrones gigantes, que imitaban la pata de un león. "Pero eso es mejor que '¿Cómo comenzaste a cantar?'", continuó. "No sé, no puedo precisarlo. ¿Cuándo comenzaste a hablar ?", repregunta. "Lo siento", agrega con una sonrisa. "Solo soy honesta".

Cabello tiene mucho que ver con "Camila", que surgió después de una salida difícil de Fifth Harmony. Según su versión, ella deseaba asumir un papel creativo más destacado en el grupo y también incursionar fuera de él (como lo hizo en duetos con Shawn Mendes y Machine Gun Kelly).

Pero la banda no lo comprendió, dice ella, por lo que sus antiguas compañeras lanzaron una declaración lacónica a finales de 2016 anunciando que Cabello había renunciado. Después, en los MTV Video Music Awards, realizados en agosto, las restantes miembros de Fifth Harmony abrieron el show con una brutal actuación humorística en la que una mujer -parecida a Cabello- era arrojada de una plataforma elevada.

Ya en solitario, relata la artista, "la gente quería que yo fuese el grupo, incluso aquellos con quienes escribía. Querían canciones dulces con videos edulcorados".

Sin embargo, ella quería explorar diferentes sonidos e ideas; "Camila" es sorprendentemente tranquilo, la voz a menudo solo está superpuesta sobre un piano o una guitarra eléctrica, y se escuchan palabras íntimas acerca del control y la soledad.

En un tema, "In the Dark", la cantante, quien vive en Miami, describe la sensación que tuvo durante las primeras sesiones de grabación del álbum en Los Ángeles (donde optó por alojarse en una propiedad rentada por Airbnb en lugar de un hotel, ya que su "mayor temor" es no tener fácil acceso a la comida a todas horas). "¿Quién eres cuando son las 3 a.m. y estás solo?", canta, "¿Y L.A. no se siente como tu casa?".

"Sería tan fácil para mí hacer un álbum de éxitos", afirmó. "Pero eso no es realista para lo que soy. Era realmente importante expresarme, incluso si el resultado no eran las canciones dulces que todos querían".

Advertisement

Cabello piensa en artistas cuya música la hace sentir como si los conociera: Ed Sheeran, John Mayer, Taylor Swift. "Esa es la música que me inspiró, al menos en el lado estadounidense".

¿Y por el costado latino? La intérprete nombra a Alejandro Sanz, Calle 13, Maná y J Balvin, cuyo éxito "Mi gente" -al igual que "Havana"- fue mencionado por el expresidente Barack Obama como una de sus canciones favoritas de 2017.

"Nos mandamos mensajes de texto y dijimos: '¡Dios mío, lo logramos!'", recordó sobre su intercambio con J Balvin. "Fue como nuestra pequeña protesta contra el sentimiento antiinmigrante que existe. Y fue una gran victoria para la música latina. De repente, ya no es tan atípica, ahora es normal", expuso.

Cuando se le pregunta si disfruta que su música cobre un sentido político, algo que quizás parecía imposible con Fifth Harmony, ella asiente. "Siento que es parte de la razón por la cual Michael Jackson es uno de mis artistas favoritos", responde. "Siempre que tomaba una postura política, lo hacía a través de su música".

¿Como en "Man in the Mirror"?

"'Man in the Mirror', 'Black or White', 'They Don't Care About Us', 'Earth Song'", detalla. "Cuando pienso en artistas como él, definitivamente me dan ganas de hacer más. Así que con 'Havana', por ejemplo, cuando los niños se acercan y me dicen 'Gracias por representarnos', eso significa mucho para mí, de veras. Es mucho más profundo que escuchar '¡Dios mío, eres tan bonita!'".

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement