Anuncio
Share
Internacional

Aumentan los casos y las muertes por coronavirus, pero en China siguen modificando el conteo

China Outbreak
Un trabajador de farmacia en Beijing atiende a un cliente, el pasado jueves.
(Ng Han Guan / Associated Press)

Los nuevos casos de virus en China han disminuido nuevamente a sólo 394, luego de que las autoridades volvieran a modificar la forma en que cuentan la aparición de infecciones diarias. Para hacerlo, ahora descartan aquellos casos que resultaron negativos después de pruebas de laboratorio.

Según los informes, otras 114 personas murieron a causa de la nueva enfermedad, COVID-19, mientras los inspectores de salud recorrieron la ciudad más afectada de Wuhan de puerta en puerta para tratar de hallar a todos los infectados.

El Ministerio de Salud de Japón informó que dos expasajeros de un crucero afectado por virus murieron, lo cual elevó el número de decesos en ese país a tres. El Diamond Princess experimentó, con mucho, la mayoría de los casos fuera de China; 621 pasajeros y miembros de la tripulación han mostrado resultados positivos.

China continental reportó 2.118 fallecimientos y 74.576 casos en total. Si bien la propagación general del virus se desaceleró, la situación sigue siendo grave en la provincia de Hubei y su capital, Wuhan, donde el nuevo coronavirus fue detectado por primera vez, en diciembre pasado. Más del 80% de los casos del país están en Hubei, así como el 95% de las muertes, según datos de la Comisión Nacional de Salud de China.

Anuncio

La nueva cifra diaria es una caída notable de los 1.749 casos registrados el día anterior. La comisión señaló que se redujeron 279 casos del reporte diario después de que las pruebas de ácido nucleico mostraran resultados negativos.

La reducción en los nuevos casos en China se debió en parte al hecho de que los trabajadores sanitarios dejaron de diagnosticar a los pacientes de manera inmediata, y a las mejoras en la forma en que se clasifican los síntomas, según Wang Guiqiang, especialista en enfermedades infecciosas en el hospital conectado con la élite de la Universidad de Pekín.

Las mejoras en las pruebas han permitido a los trabajadores de salud evaluar mejor a quienes se presentan para ser atendidos, remarcó Wang.

Los inspectores con trajes protectores fueron de puerta en puerta en Wuhan, el miércoles, en busca de todas las personas infectadas. “Esto debe tomarse en serio”, aseveró Wang Zhonglin, el recién elegido secretario del Partido Comunista de la ciudad.

Anuncio

Las ciudades de Hubei con una población combinada de más de 60 millones están sitiadas desde las vacaciones del Año Nuevo Lunar. Las autoridades detuvieron casi todo el transporte y movimiento, excepto por las iniciativas de cuarentena, atención médica y entrega de alimentos y necesidades básicas. Se implementaron medidas “de guerra” en algunos lugares, y se impidió a los residentes abandonar sus apartamentos.

Las estrictas medidas surgieron después de la furia pública acerca del manejo del brote por parte de las autoridades de Hubei, cuando este comenzó. En ese momento, se minimizó el riesgo de transmisión de persona a persona, y la policía reprendía a los médicos que intentaban advertir al público. Los residentes de Wuhan reportaban sobrepoblación en hospitales e intentos inútiles de recibir atención de salud.

Muchos países también establecieron controles fronterizos, y las aerolíneas han cancelado vuelos hacia y desde China para evitar una mayor propagación de la enfermedad, que se detectó en aproximadamente dos docenas de países e infectó a más de 1.000 personas fuera de China continental. Nueve muertes se confirmaron fuera del continente: tres en Japón, dos en Hong Kong y las cuatro restantes en Francia, Filipinas, Corea del Sur y Taiwán.

En Corea del Sur, el jueves, el alcalde de la ciudad de Daegu instó a sus 2.5 millones de habitantes a no salir al exterior, ya que los casos del virus aumentaron. Daegu confirmó la enfermedad en 13 personas, 11 de las cuales concurrían a una iglesia a la que asistía una paciente o entraron en contacto con ella en un hospital, según el centro de control de enfermedades. La agencia de noticias del país, Yonhap, también informó el primer deceso allí por el virus.

Científicos chinos informaron algunos hallazgos preocupantes sobre cómo se propaga el virus. Se efectuaron hisopados en 14 personas que regresaron a la provincia de Guangdong, en enero, después de visitar Wuhan y desarrollar la enfermedad. Grandes cantidades del virus fueron detectadas poco después de que comenzaran los síntomas, más en la nariz que en la garganta, y el virus también se halló en una persona cercana a los infectados, que sin embargo nunca mostró ningún síntoma.

Eso se suma a la preocupación por la posible propagación de la enfermedad por parte de personas que quizá desconocen que están infectadas. El informe del Centro Provincial de Guangdong para el Control y la Prevención de Enfermedades fue publicado por el New England Journal of Medicine.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio