Anuncio

“Fue como entrar en una pesadilla… Le robó la vida”. Madre es arrestada en Suecia por haber encerrado a su hijo durante casi 30 años

Una madre en Suecia fue arrestada bajo sospecha de encerrar a su hijo
Una madre en Suecia fue arrestada bajo sospecha de encerrar a su hijo dentro de su apartamento durante 28 años, dejándolo desnutrido y casi sin dientes, dijeron la policía y los medios de comunicación. Foto/ AFP

El hijo ahora de 40 años fue hospitalizado con heridas infectadas, desnutrido y casi sin dientes. Los vecinos se mostraron sorprendidos al enterarse de lo sucedido.

Las autoridades suecas informaron el martes sobre la detención de una septuagenaria, sospechosa de haber encerrado durante casi 30 años a su hijo, descubierto en su apartamento en las afueras de Estocolmo, con heridas infectadas, desnutrido y casi sin dientes.

“La madre es sospechosa de privación ilegal de libertad y de causar lesiones físicas”, dijo un portavoz de la policía, Ola Österling.

Según los diarios Expressen y Aftonbladet, la madre lo mantuvo encerrado durante 28 años, después de sacarlo de la escuela cuando él tenía 12 años.

El hijo, ahora de 40 años, “estuvo encerrado durante mucho tiempo” en el apartamento familiar de Haninge, en las afueras de Estocolmo, según el portavoz de la policía.

Anuncio

Los hechos tuvieron lugar en un edificio de ladrillos amarillos del modesto barrio de Handen, a unos veinte kilómetros del centro de la capital sueca.

Fue una familiar la que el domingo, aprovechando que su pariente estaba en el hospital, acudió al apartamento y encontró al hombre acurrucado en la cocina y con heridas en las piernas y otras partes del cuerpo.

“Fue como entrar en una pesadilla. Había orina y suciedad, olía como a podrido”, declaró la mujer al tabloide “Expressen”.

El hombre fue trasladado al hospital Nuevo Karolinska de Estocolmo y operado la noche del lunes de varias lesiones.

Anuncio

Los técnicos de la policía examinaban un edificio de apartamentos en Haninge
Los técnicos de la policía examinaban un edificio de apartamentos en Haninge, al sur de Estocolmo, el 1 de diciembre de 2020, un día después de que un hombre de unos 40 años que estaba encerrado por su madre fuera encontrado allí. Foto/ AFP

Según varios medios suecos, él tenía heridas infectadas en las piernas, apenas podía caminar o hablar y prácticamente no tenía ningún diente. La policía no confirmó esos detalles, pero aclaró que había tenido que ser hospitalizado.

De acuerdo con la versión de su pariente, la madre perdió a un niño a temprana edad y decidió luego ponerle el mismo nombre a su siguiente hijo, que vivió aparentemente una vida normal hasta que lo sacaron de la escuela en séptimo curso.

Los servicios sociales fueron avisados pero no hicieron nada y el resto de la familia trató de restar importancia al caso, según declaró a “Expressen” la mujer, que ya entonces se interesó por su pariente.

Anuncio

“Yo era joven y acabé desistiendo. Le robó la vida y manipuló a todos sus contactos para mantener su secreto”, aseguró la mujer, que calificó a la familia de “disfuncional”.

Los montones de basura apenas permitían ingresar en el apartamento, afirmó la familiar que alertó a las autoridades. “Estoy sorprendida, disgustada, pero al mismo tiempo aliviada. He estado esperando este día durante 20 años porque me di cuenta de que ella controlaba completamente su vida, pero nunca hubiera imaginado esta magnitud”, afirmó. “Estoy agradecida de que (él) reciba ayuda y pueda sobrevivir”.

“Es aterrador, pero sobre todo triste”, subraya por su parte Tove Boman, una joven de 24 años que vive en el edificio de al lado. “Crecí aquí, así que siempre supe quién era, un poco rara”, describió sobre la madre.

La primera dama de Estados Unidos publicó imágenes en su cuenta de Twitter donde se le ve admirando cada detalle de su ornamentación en la mansión presidencial.

Anuncio

“¿Cómo saber lo que ocurre detrás de la puerta?”

Todavía no se han aclarado las condiciones exactas en las que el hijo estuvo totalmente encerrado o no.

Una vecina le contó al diario Aftonbladet que se encontró con él en el supermercado hace unos meses. “Sé quién eres, eres mi vecina”, le habría dicho el hijo solitario, afirmando reconocerla por haberla visto por la ventana.

Pero la mayoría de los vecinos citados en la prensa afirman no haberlo visto durante años. “Casi nunca salían, nunca abrían las ventanas”, relató una vecina a Aftonbladet.

Anuncio

¿Cómo pudieron este hijo y su madre escapar de los servicios sociales? Los vecinos están atónitos.

Con la madre, “se hablaba de cosas sin importancia, como es habitual”, explica otra vecina. “A veces preguntaba por el chico, me decía que estaba bien, nunca hablaba de él”.

Sin embargo, le resultaba extraño que su ventana nunca estuviera abierta y que fuera siempre el mismo candelabro el que estuviera delante durante 30 años. “Pero ¿qué hacer? ¿Cómo saber lo que pasa detrás de la puerta? Es horrible, no se puede creer que sea verdad”, lamenta.

Ahora, la madre, que niega los cargos, según la fiscalía, es sospechosa de privación ilegal de libertad y de provocar daños corporales graves a su hijo.

Anuncio

La fiscalía indicó que la tarea principal ahora será aclarar la situación del hijo, para lo que se entrevistará a un gran número de testigos.


Anuncio