Anuncio
Share

Falsificaciones en línea: 6 recomendaciones para protegernos

ESPAÑA COMERCIO ELECTRÓNICO THE REALREAL
Más del 75 por ciento de los productos falsificados incautados en las fronteras exteriores de la Unión Europea proceden del comercio electrónico.
(EFE)

El comercio electrónico o e-Commerce ofrece innumerables ventajas para el consumidor, desde evitar desplazarse a una tienda y hacer cola para efectuar la compra, hasta tener más facilidad para comparar precios, opciones para elegir y acceso a tiendas situadas muy lejos, pero también entraña riesgos, como adquirir un producto falsificado creyendo que es original.

Un estudio de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) confirma que el comercio en línea fomenta el comercio de productos falsificados y se está convirtiendo en el principal facilitador de su distribución.

Según este estudio (https://euipo.europa.eu/ohimportal/es/web/observatory/misuse-e-commerce-trade-in-counterfeits) el 56 por ciento de las incautaciones aduaneras de productos falsificados en las fronteras exteriores de la Unión Europea (UE) se relacionan con el comercio electrónico.

Sin embargo, el papel del e-Commerce en el comercio de falsificaciones podría ser más importante, teniendo en cuenta los productos enviados en contenedores, que se destinan a centros de distribución en la UE, desde los que a su vez se envían a consumidores que los han adquirido online, según esta fuente.

Anuncio

Más del 75 por ciento de las incautaciones de productos falsificados comercializados en línea tienen origen en China, seguida de Hong Kong, Turquía y Singapur. China también es un país de procedencia dominante en lo que atañe al valor de los productos falsificados adquiridos online, según este estudio.

Según EUIPO y OCDE, los artículos de perfumería y cosmética, los productos farmacéuticos y las gafas de sol, representan el mayor porcentaje de falsificaciones incautadas relacionadas con la compra en línea, y el mayor número de productos falsificados incautados llegan a través de servicios de paquetería.

MUCHAS VENTAJAS Y ALGUNOS RIESGOS

“El comercio electrónico ha incrementado las posibilidades de elección de los consumidores, pero existen pruebas abundantes de que el entorno online también ha atraído a actores indeseables, que contaminan los canales de distribución con falsificaciones”, según Christian Archambeau, director ejecutivo de la EUIPO.

Los paquetes pequeños enviados por correo, mediante los cuales las empresas hacen entregas directas a los consumidores, constituyen un canal de distribución atractivo para las redes de comercio ilícito, ya que reducen las pérdidas potenciales que se derivan de las incautaciones, según la EUIPO.

Si bien el tráfico de falsificaciones por buques portacontenedores predomina en términos de valor, la ruta de los paquetes pequeños está creciendo, es la mayor en número de incautaciones.

Más del 90 por ciento de las incautaciones aduaneras relacionadas con el comercio electrónico se envían a los consumidores de la UE en paquetes pequeños, apuntan.

“Desde la EUIPO publicamos periódicamente estudios y materiales para alertar sobre los peligros de las falsificaciones y la piratería” en línea, explica a EFE Julio Laporta, portavoz de esta oficina (https://euipo.europa.eu/ohimportal/es).

CLAVES PARA PROTEGERSE

La principal recomendación para los consumidores es aplicar siempre el sentido común antes de adquirir un producto.

“Cada vez compramos con más frecuencia a través de internet y debemos estar atentos y asegurarnos de comprar siempre en sitios seguros y de confianza. Si el precio es sospechosamente bajo o los métodos de pago no parecen fiables, pueden ser señales de que un producto no es lo que indica ser”, advierte Laporta.

Según este experto, hay algunos consumidores que compran productos falsificados sabiendo que se trata de una falsificación, mientras que otros lo hacen sin percatarse de ello.

“Lo que no todo el mundo sabe es que los delitos contra la propiedad intelectual, como las falsificaciones y la piratería, están vinculados al crimen organizado”, destaca.

Señala que los estudios de la EUIPO confirman la implicación entre los delitos contra la propiedad intelectual y el tráfico de drogas, la ciberdelincuencia, el fraude y el blanqueo de capitales.

“Las falsificaciones y la piratería se consideran delitos rentables, con un bajo riesgo de detección y penas relativamente leves (penas de prisión más cortas, multas más bajas) en comparación con otras actividades ilícitas, por lo que las bandas organizadas financian de esta manera otras actividades delictivas”, puntualiza.

La principal recomendación de la EUIPO a los consumidores para que eviten ser víctimas de una práctica delictiva adquiriendo inadvertidamente una falsificación, consiste en comprobar siempre lo que compran, sobre todo en línea.

“Se falsifican todo tipo de productos, desde medicamentos hasta juguetes y juegos, que pueden suponer no sólo pérdidas para la economía sino también un grave riesgo para la salud, la seguridad e incluso para el medio ambiente”, advierte Laporta.

Algunas recomendaciones sencillas y útiles de la EUIPO para protegernos frente a las falsificaciones y la piratería ‘online’ son:

1) Recurrir siempre a vendedores de confianza.

2) Comprobar que se compra en sitios seguros, cuya dirección web comience por HTTPS.

3) Comprobar si hay reseñas u opiniones recientes y auténticas.

4) Asegurarse de que los métodos de pago aceptados sean fiables.

5) Estar atento a cualquier aspecto o elemento que parezca sospechoso.

6) Si el precio es demasiado bueno para ser verdad, probablemente sea un producto falsificado.


Anuncio