Anuncio
Share

Policía iraní dispersa a multitud del lugar de un derrumbe

En esta imagen, distribuida por la web oficial del vicepresidente de Irán el 27 de mayo de 2022,
En esta imagen, distribuida por la web oficial del vicepresidente de Irán el 27 de mayo de 2022, el vicepresidente, Mohammad Mokhber (segundo por la derecha), visita el lugar donde se derrumbó una torre en construcción, en la ciudad suroccidental de Abadan, Irán. (Oficina de Vicepresidencia de Irán vía AP)
(Uncredited / Associated Press)

DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — La policía iraní lanzó botes de gases lacrimógenos y disparó al aire para dispersar a la gente congregada cerca del lugar donde el derrumbe de un edificio de 10 plantas mató a 28 personas, reportó la agencia noticiosa semioficial Fars.

Según el reporte, la multitud insistió en acceder al lugar, en la ciudad suroccidental de Abadan, el viernes en la noche, y la concentración derivó en enfrentamientos. La policía dispersó entonces a los asistentes, añadió.

En otras ciudades, la población se congregó de forma pacífica para llorar a los muertos, agregó la nota.

Un video publicado en internet mostraba a un agente de seguridad en Abadan gritando “retrocedan” mientras apuntaba con su arma directamete a un grupo de personas y disparaba. En otros videos, puede verse a gente coreando “muerte al dictador” y “nuestro enemigo está aquí, mienten diciendo que es Estados Unidos”. No estuvo claro si alguien resultó herido.

Una torre en construcción en el edificio Metropol de Abadan se vino abajo el lunes. Los rescatistas sacaron dos cuerpos más de entre los escombros el sábado, que elevaron la cifra total de fallecidos a 28 personas.

Anuncio

Treinta y siete personas fueron rescatadas y tres de ellas seguían ingresadas en un hospital, de acuerdo con las autoridades. Se desconoce cuánta gente podría seguir sepultada bajo los restos.

Las autoridades detuvieron a 13 personas como parte de una amplia investigación sobre el derrumbe, entre ellas al alcalde de la ciudad.

El colapso suscitó dudas sobre la seguridad de edificios similares en el país y subrayó la continua crisis que atraviesan los proyectos de construcción iraníes. El incidente recordó a muchos el incendio y derrumbe del icónico edificio Plasco de la capital, Teherán, en 2017, que dejó 26 muertos.

Los funcionarios de la provincia de Abadán citaron el “incumplimiento de los estándares técnicos” y la “sobreconstrucción” durante las obras al afirmar que el derrumbe estuvo provocado por una negligencia. El edificio tenía permiso para una torre de seis plantas, pero durante la construcción se añadieron cuatro más.

Por otra parte, los medios estatales reportaron el sábado que dos policías y un civil resultaron heridos cuando un dos hombres armados les dispararon en el centro de Teherán. Uno de los agentes estaba en estado crítico.

La agencia noticiosa IRNA señaló que uno de los agresores fue arrestado.

A principios de mes, un alto cargo de la poderosa Guardia Revolucionaria, el comandante Hassan Sayyad Khodaei, fue asesinado a tiros frente a su casa en la capital por pistoleros no identificados que iban en una motocicleta.

La violencia armada no es habitual en Irán, donde los ciudadanos solo pueden tener rifles de caza.


Anuncio