Anuncio
Share

Al menos 21 muertos en ataque ruso con misiles en Odesa

En esta fotografía, proporcionada por la Fiscalía Regional de Odesa,
En esta fotografía, proporcionada por la Fiscalía Regional de Odesa, puede apreciarse un edificio residencial dañado por un ataque ruso, el viernes 1 de julio de 2022, en Odesa, Ucrania.
(Uncredited / Associated Press)

Un ataque aéreo ruso contra áreas residenciales dejó al menos 21 muertos en la madrugada cerca del puerto ucraniano de Odesa, informaron las autoridades, un día después de que las fuerzas rusas se retiraron de una isla en el Mar Negro, en un acto que parecía reducir las amenazas para la ciudad.

Un video del ataque mostraba los restos carbonizados de edificios en el pequeño pueblo de Serhiivka, ubicado a unos 50 kilómetros (31 millas) de Odesa. La oficina del presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy dijo que aviones de guerra dispararon tres misiles que impactaron un edificio de apartamentos y un campamento.

Las autoridades ucranianas consideraron que el ataque fue motivado por el retiro de las tropas rusas de la Isla de las Serpientes un día antes, a pesar que Moscú dijo que se trató de un “gesto de buena voluntad” para ayudar a desbloquear las exportaciones ucranianas de cereales.

Las fuerzas rusas se apoderaron de la isla en los primeros días de la guerra, aparentemente con la idea de que les sirviera de plataforma para lanzar un ataque sobre Odesa, el mayor puerto de Ucrania y sede de su Armada.

“Los invasores no pueden ganar en el campo de batalla, por lo que recurren al infame asesinato de civiles”, dijo Iván Bakanov, director del servicio de seguridad de Ucrania (SBU, por sus siglas en ucraniano). “Después de que el enemigo fue desalojado de la Isla de las Serpientes, decidió responder con el cínico ataque contra blancos civiles”.

Anuncio

El ejército ucraniano informó a última hora del viernes en redes sociales que dos aviones de guerra Su-30 rusos bombardearon la Isla de las Serpientes con bombas de fósforo. Un en blanco y negro mostraba dos explosiones en la isla. Los aviones de guerra habrían atacado desde el este, desde Belbek, en la península de Crimea ocupada por Rusia. El ejército ruso no hizo comentarios por el momento.

Gran cantidad de civiles murieron en bombardeos rusos anteriormente, incluyendo en un hospital, un teatro que estaba siendo utilizado como refugio y una estación ferroviaria. Hasta esta semana, las muertes masivas de civiles parecieron volverse menos frecuentes, mientras Moscú se enfocaba en capturar la región del Donbás, en el este de Ucrania.

Misiles rusos cayeron en la región de Kiev el fin de semana pasado luego de semanas de relativa calma en los alrededores de la capital, y un ataque con misiles el lunes contra un centro comercial en la ciudad de Kremenchuk del centro del país dejó al menos 19 muertos.

Zelenskyy expresó su indignación por el ataque del viernes.

“Estos misiles, Kh-22, fueron diseñados para destruir portaaviones y otros navíos de guerra de gran tamaño, y el ejército ruso los utilizó contra un edificio común y corriente de nueve pisos en el que vivían civiles ordinarios”, lamentó.

Veintiún personas —incluyendo un niño de 11 años, su madre y el entrenador de 42 años de un equipo infantil de fútbol— perdieron la vida, y otras 38, entre ellas seis niños y una mujer embarazada, fueron hospitalizadas, de acuerdo con funcionarios ucranianos. La mayoría de las víctimas estaban en el edificio de apartamentos.

Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin, reiteró que Moscú no está atacando zonas residenciales.

Oleh Zhdanov, analista militar ucraniano independiente, dijo que el retiro ruso de la Isla de las Serpientes conlleva “un significado psicológico colosal” para Ucrania.

“La Isla de las Serpientes es crucial para controlar el Mar Negro y podría ayudar a proporcionar cobertura al ataque ruso si el Kremlin optara por una operación anfibia de invasión en Odesa o en otras partes de la región”, señaló. “Ahora esos planes han sido retrasados”.

Las fuerzas armadas de Ucrania alegaron que una ofensiva suya con artillería y misiles obligó a los rusos a huir de la isla en dos pequeñas lanchas rápidas. No se dio a conocer el número exacto de efectivos que se retiraron.


Anuncio