Advertisement

El mortal naufragio de un ferry en Tanzania ilustra un problema que enfrentan muchos países

El mortal naufragio de un ferry en Tanzania ilustra un problema que enfrentan muchos países
Los investigadores trabajan en el transbordador volcado Nyerere en el lago Victoria, Tanzania, el 21 de septiembre de 2018. (AFP / Getty Images)
Para aquellos que monitorean la seguridad de las embarcaciones en todo el mundo, el hecho de que una de las últimas catástrofes de transbordadores ocurriera en Tanzania, matando a unas 225 personas, no fue un shock.

Tanzania tiene uno de los peores registros de seguridad de ferry en el mundo, según la Worldwide Ferry Safety Association en Nueva York. Ha habido varios accidentes mortales en el lago Victoria, el lago de agua dulce más grande de África y un centro económico vital en el este de África, y frente a la costa de la nación en el Océano Índico.

Advertisement

Los transbordadores en Tanzania son "extremadamente peligrosos", dijo Neil Baird, un editor marítimo retirado que ha estado rastreando accidentes de ferry durante décadas. "Es un error humano. Incompetencia criminal sería la mejor manera de expresarlo".

Pero la seguridad en los transbordadores nacionales no es solo problema de Tanzania.

Advertisement
Cientos de personas mueren cada año en accidentes de transbordadores en todo el mundo y casi 21,000 personas han muerto en accidentes de transbordadores desde el año 2000, según la Worldwide Ferry Safety Association.
Advertisement

Si bien muchas de estas muertes ocurren en barcos en las naciones en desarrollo de Filipinas, Bangladesh, Indonesia y Tanzania, los países más ricos, como Corea del Sur, también han tenido incidentes mortales en los transbordadores en los últimos años. En 2014, el ferry Sewol se hundió en ruta desde Incheon, en la costa noroccidental de Corea del Sur, hasta la isla turística de Jeju, lo que provocó más de 300 muertes, muchas de ellas de estudiantes.

Una de las causas más comunes de accidentes de transbordadores mortales es la sobrecarga o el hacinamiento: según informes, los funcionarios en Tanzania han dicho que una investigación preliminar descubrió que la sobrecarga parecía ser la razón principal de la tragedia de septiembre. El mal tiempo, las viejas embarcaciones o deficientes y la escasa capacitación de la tripulación también son factores comunes.

El hacinamiento puede influir en la estabilidad de un buque y en la capacidad de las personas para salir del peligro, pero hay un fuerte componente financiero en el asunto, dijo Roberta Weisbrod, directora ejecutiva del grupo de seguridad del ferry.

Advertisement
This photo released by the Tanzania Red Cross shows ongoing rescue efforts on and around Ukara Island in Lake Victoria, Tanzania Friday, Sept. 21, 2018. The death toll rose above 100 on Friday after the passenger ferry MV Nyerere capsized and sank on Thursday in Lake Victoria, Tanzania state radio reported. (Tanzania Red Cross via AP)
This photo released by the Tanzania Red Cross shows ongoing rescue efforts on and around Ukara Island in Lake Victoria, Tanzania Friday, Sept. 21, 2018. The death toll rose above 100 on Friday after the passenger ferry MV Nyerere capsized and sank on Thursday in Lake Victoria, Tanzania state radio reported. (Tanzania Red Cross via AP) (Tanzania Red Cross)

"La gente gana más dinero si sobrecarga", dijo Weisbrod. "En algunos países, hemos encontrado que el precio de los boletos es establecido artificialmente bajo por el gobierno... Para cubrir incluso los costos, existe este incentivo para sobrecargar".

El costo de un boleto de ferry varía ampliamente según el país y la duración del viaje.

Aunque la Organización Marítima Internacional (OMI), la agencia de las Naciones Unidas responsable del transporte marítimo, regula los buques de pasajeros que viajan en aguas internacionales, como los cruceros, los transbordadores nacionales no están bajo su vigilancia.

La OMI ha emitido normas de seguridad para los transbordadores nacionales, que algunos países han utilizado para formar sus propias reglamentaciones, y el organismo ha trabajado con gobiernos individuales en la seguridad de los transbordadores, incluido el gobierno de Tanzania, para mejorar la seguridad de los pasajeros que viajan en el lago Victoria.

La organización enfatiza la importancia de evitar el hacinamiento y mantener un manifiesto de pasajeros exacto en esas pautas, y también ha realizado un video de seguridad que distribuye a las terminales de ferry en todo el mundo que advierte a los clientes sobre los peligros de abordar un ferry abarrotado.

Las directrices también instan a que los buques adquiridos de segunda mano sean evaluados antes de ser puestos en función para el servicio de ferry, y que los viajes deben planificarse y seguirse cuidadosamente a medida que avanzan, entre otras medidas.

Pero muchos países no hacen uso de los estándares de la OMI, dijo Baird, a los que atribuye "corrupción e interferencia política".

"La OMI no tiene la capacidad de interferir en los asuntos internos de los estados miembros soberanos", dijo Baird. "Solo pueden trabajar por persuasión o por persuasión moral, digamos".

Advertisement

Una portavoz de la OMI dijo que la organización no tiene forma de rastrear si los países están adoptando o no las directrices, pero si un gobierno solicita su ayuda para evaluar su seguridad nacional en los transbordadores, la OMI puede ayudar.

Interferry, que representa a la industria mundial del ferry, ha estado trabajando para mejorar la seguridad de los transbordadores en algunos países, según el gerente general del grupo, Mike Corrigan.

El grupo ha participado en reuniones regionales de seguridad en toda Asia para alentar a los gobiernos a comprometerse a una mejor aplicación de las normas, garantizar que los barcos estén seguros y presentar investigaciones de accidentes a la OMI.

"Nuestro objetivo a largo plazo es educar no solo a los operadores, sino también a los clientes, sobre las precauciones de seguridad fundamentales", dijo Corrigan en un correo electrónico.

La Worldwide Ferry Safety Association, por su parte, se ha centrado en la capacitación de seguridad para los miembros de la tripulación del ferry, comenzando con un proyecto piloto en Bangladesh, en 2006, que enseñó habilidades de seguridad a los equipos locales, como la gestión de la estabilidad del barco y cómo ayudar a las personas a bajar de una embarcación. Según la asociación el programa está siendo utilizado como modelo para un programa de capacitación por un gran operador de transbordadores en Filipinas.

La asociación también patrocina una competencia anual de diseño para que los estudiantes de todo el mundo presenten modelos de ferry seguros y económicos.

Los estudiantes han diseñado transbordadores adaptados a las condiciones locales en lugares como Tailandia, el estrecho de Singapur y Bangladesh, y la asociación está considerando centrarse en el lago Victoria para una de sus competiciones.

En la última tragedia en Tanzania, el transbordador Nyerere se volcó el 20 de septiembre, a poca distancia de la orilla, cerca de la pequeña isla de Ukara en el lago Victoria, matando a docenas de personas.

El transbordador, que era operado por una agencia del gobierno, tenía una capacidad oficial de 101 pasajeros, pero más del doble de esa cantidad estaba a bordo cuando se volcó.

Los sobrevivientes dijeron que además de transportar a demasiada gente, el barco estaba cargado con automóviles y camiones, sacos de maíz y equipaje que se volcaron sobre los pasajeros cuando el transbordador dio un giro brusco poco antes de naufragar.

El presidente de Tanzania, John Magufuli, quien declaró cuatro días de duelo nacional, dijo que parecía que la embarcación estaba sobrecargada y se refirió a "negligencia" en el manejo del barco. Ordenó el arresto de varios miembros de la administración del ferry y suspendió al jefe de la agencia a cargo, informaron los medios locales.

Baird y Weisbrod dijeron que ha habido mejoras en algunas partes del mundo donde los consumidores han exigido cada vez más transbordadores más seguros, pero que los cambios fundamentales y duraderos han sido difíciles de alcanzar.

"Hay mucho que hacer", dijo Weisbrod. "A veces creemos que lo tenemos bajo control, y luego sucede algo como esto".

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement