Anuncio
Share
Internacional

Pierden apoyo los principales partidos en la votación europea

brexit

El líder del Partido Brexit, Nigel Farage, habla ante los miembros recién elegidos de su partido en el Parlamento Europeo. El Partido Brexit ganó 10 de las 11 regiones de Gran Bretaña, con 28 escaños y más del 30% de la votación paneuropea que terminó el 26 de mayo de 2019. (Peter Summers / Getty Images)

(Getty Images)

Los partidarios de la Unión Europea obtuvieron una mayoría en las elecciones parlamentarias de todo el continente, luchando contra un desafío populista, según los informes publicados el pasado lunes.

Pero los resultados también mostraron un electorado polarizado que apunta a continuar la discordia sobre temas candentes como la inmigración y el poder de las instituciones de la UE.

Si bien los partidos tradicionales fueron los perdedores de la votación paneuropea que tuvo lugar durante cuatro días terminando el pasado domingo, los avances de la extrema derecha de la UE fueron compensados ​​en gran medida por las victorias de la izquierda.

Los partidos populistas-nacionalistas que promovían una estridente agenda antiinmigrante hicieron algunos avances, logrando una victoria de alto perfil en Italia y una victoria extremadamente estrecha en Francia, pero no lograron la oleada en todo el continente que habían esperado.

Anuncio

“Los movimientos nacionalistas ciertamente no tomaron el poder en Europa, a pesar de algunos éxitos espectaculares”, decía la nota principal en el periódico liberal alemán Sueddeutsche Zeitung en Munich. “Pero esa no es razón para relajarse, porque los nacionalistas fueron demasiado fuertes en varias naciones”.

 Los ecologistas obtienen ganancias

Al mostrar la dramática división entre los europeos y la Administración Trump sobre el cambio climático y otros problemas ambientales, el Partido Verde y sus ramificaciones tuvieron un resultado poderoso.

En Alemania, el partido Verde fue el segundo en votaciones, capturando el 20% de los votos y ganando en 9 de cada 10 de las ciudades más grandes del país. Los ecologistas de Francia también mostraron su fuerza, colocándose en tercer lugar.

Anuncio

“Los grandes ganadores son los Verdes”, escribió Nikolaus Blome, columnista del tabloide Bild, uno de los más vendidos de Alemania. “Han convertido su hábil comercialización en un verdadero poder... Quieren dramáticamente más protección contra el cambio climático y se presentan como una especie de baluarte contra la extrema derecha”.

La participación fue la más alta en dos décadas en la votación a nivel europeo para el cuerpo legislativo de 751 escaños. El Parlamento Europeo representa a más de 500 millones de personas en 28 países, por lo que esta elección es el segundo ejercicio democrático más grande del mundo, después de la India.

 

Consecuencias en política doméstica

Algunos países vieron las consecuencias en su política nacional en la votación, aunque los resultados no afectan directamente a los gobiernos locales. En Grecia, la actuación del partido gobernante de izquierda fue tan débil que el primer ministro convocó a nuevas elecciones nacionales.

Hubo un endurecimiento de las líneas de batalla del Brexit en Gran Bretaña, donde los partidos conservadores y laboristas dominantes fueron superados por el recién creado Partido Brexit, que está decidido a que el país abandone la Unión Europea con o sin un acuerdo.

Sin embargo, reflejando la amarga división nacional, los “seguidores”, que desean una oportunidad de anular el referéndum de 2016 para abandonar el bloque, obtuvieron tantos o más escaños parlamentarios, aunque esos votos se dividieron entre varios partidos, lo que complicó las comparaciones con el partido Brexit.

La primera ministra, Theresa May, quien anunció su salida prevista la semana pasada después de que no pudo forjar un consenso sobre los términos para abandonar la UE, empleó una subestimación clásica después de la aniquilación de su Partido Conservador, que quedó en quinto lugar, cayendo en un sólo dígito del reparto de votos. May calificó el resultado como “muy decepcionante”.

Anuncio

En Austria, el partido conservador del canciller Sebastián Kurz ganó la mayor proporción de votos, pero su gobierno fue derrocado el pasado lunes cuando el Partido de la Libertad de extrema derecha, anteriormente aliado con él, se unió a un voto de no confianza para derribarlo.

La semana pasada, Kurz expulsó al Freedom Party de su coalición de gobierno después de que estalló un escándalo por un video que parecía mostrar a uno de sus líderes, el vicecanciller del país, que ofrecía venderle favores políticos a una mujer que se hacía pasar por una rusa rica. El escandalizado vicecanciller, Heinz-Christian Strache, ganó el derecho a una posición parlamentaria bajo las reglas de la lista del partido, según informes de la agencia de noticias, pero no estaba seguro si tomaría su posición.

 

Final estrecho en Francia

El partido centrista del presidente francés, Emmanuel Macron, quien se autodenominó campeón de una Europa más integrada, esperaba que se repitieran los resultados de las elecciones presidenciales de 2017, cuando Macron derrotó a la extrema derecha de Marine Le Pen, el partido de National Rally.

En esta contienda, el partido de Le Pen ganó la mayor proporción de votos, pero el margen fue tan apretado que al parecer ambos partidos tendrán el mismo número de escaños en el Parlamento Europeo. El National Rally de Le Pen, junto con sus homólogos populistas en otros lugares, quiere tratar de alinear las políticas de la UE con las suyas y disminuir los poderes reguladores del bloque.

Los partidarios de Macron intentaron poner la mejor cara posible en el resultado, y la portavoz del gobierno, Sibeth Ndiaye, dijo el pasado lunes que el resultado de la elección no provocó una “crisis política” interna.

Los analistas dijeron que, debido a una pérdida tan estrecha, era poco probable que Macron accediera a la demanda de Le Pen de una disolución del Parlamento de Francia.

Anuncio

“Esta derrota no es lo suficientemente grave como para justificar consecuencias políticas, como un cambio de primer ministro”, dijo Bruno Cautres, un experto en política de la prestigiosa universidad de Ciencias-Po de París.

 

Tímidas ganancias de la extrema derecha

Ante la expectativa de una posible ola populista, el ministro del interior de línea dura de Italia, Matteo Salvini, buscó antes de la votación unirse a sus homólogos nacionalistas de todo el continente, animado por Stephen K. Bannon, el ex estratega de la Casa Blanca.

La Liga de Salvini fue la ganadora de Italia, que obtuvo más de un tercio de los votos, pero su victoria no ayudó a sus compañeros en otros lugares. En Hungría, el partido autoritario del primer ministro Viktor Orban obtuvo una fácil victoria, pero Orban no se ha comprometido a unirse a la coalición de Salvini en el Parlamento Europeo.

Las ganancias de la extrema derecha relativamente tibias no impidieron que Salvini adoptara una postura triunfalista en una publicación de Twitter de él mismo, con un sombrero de MAGA entre los artículos que se mostraban en un estante detrás de él. Sostuvo un letrero escrito a mano que decía, en italiano: “Partido No. 1 en Italia” y agregó: "¡Grazie!”

 

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí 


Anuncio