Anuncio
Share

Los maestros de Los Ángeles en huelga forman parte de un movimiento nacional pero California es diferente

huelga

Olivia Cali Gómez, de 5 años, aprendiendo lo que significa ir a la huelga, afuera de la escuela preparatoria Roosevelt en Los Ángeles.

(Marcus Yam )

Cuando los maestros de Los Ángeles iniciaron la huelga, una ola de protestas y manifestaciones de profesores en todo el país también comenzó.

En cierto modo, la huelga de Los Ángeles es similar a las acciones anteriores. Pero también hay algunas grandes diferencias, como informó The Times a principios de enero.

La huelga llega en un momento en que el sindicato de maestros de Los Ángeles está luchando contra los desafíos legales y políticos a su influencia y el creciente número de escuelas charter de gestión privada, que compiten con las escuelas administradas por el distrito para la matriculación.

Aquí un desglose:

Anuncio

¿Por qué el sindicato de maestros de Los Ángeles se encuentra en una encrucijada?

Durante décadas, Maestros Unidos de Los Ángeles (UTLA, por sus siglas en inglés), fue la fuerza más influyente en la política del sistema escolar. Sin embargo, en las últimas elecciones no ha podido igualar los gastos de campaña de los ricos donantes que apoyan a las escuelas charter. Estas escuelas de gestión privada, en su mayoría no sindicalizadas, ahora dan clases a 1 de cada 5 estudiantes matriculados en escuelas públicas de Los Ángeles.

Los Ángeles tiene más escuelas charter que cualquier otro sistema escolar.

El rápido crecimiento de las escuelas charter ha creado una circunscripción alterna de padres que apoyan las escuelas charter y pueden resentirse de la oscura manera en que el sindicato proyecta a sus escuelas.

Anuncio

En 2017, por primera vez, los candidatos respaldados por las escuelas charter obtuvieron la mayoría en la Junta de Educación de Los Ángeles.

Un fallo de la Corte Suprema de 2018 también ha privado a la UTLA, junto con otros sindicatos de California, del derecho a cobrar cuotas a todos los maestros dentro de su jurisdicción. La afiliación sindical y las cuotas que la acompañan, que alimentan las campañas, se han convertido esencialmente en opcionales.

¿Cómo encaja la huelga de Los Ángeles en el movimiento nacional?

Muchas de esas huelgas ocurrieron en estados rojos, incluyendo Oklahoma, Kentucky y Arizona, donde los profesores eran ampliamente percibidos como víctimas de maquinaciones conservadoras republicanas.

En Kentucky, el gobernador republicano Matt Bevin dijo que los maestros en huelga serían responsables de que niños no supervisados sean agredidos sexualmente, ingieran veneno y comiencen a usar drogas ilegales. También acusó a los profesores de ser estúpidos y egoístas en su lucha por obtener mayores salarios y contra los recortes a sus pensiones que carecen de fondos suficientes.

Resultó que muchos ciudadanos de Kentucky se identificaron con los maestros.

Los profesores en Kentucky y en otros lugares pudieron llevar sus problemas directamente al Capitolio estatal, la fuente de financiamiento, y, a los ojos de muchos, la fuente de culpa por los déficits presupuestarios que causaron sufrimiento tanto a los maestros como a los estudiantes.

En los lugares conservadores, los profesores luchaban con éxito por los valores liberales, y las leyes contra las huelgas resultaron no importar tanto. Los maestros gozaban de un apoyo público tan fuerte que las autoridades no se atrevían a hacer cumplir las leyes.

Anuncio

¿Qué es lo diferente en la huelga de Los Ángeles?

Una construcción de nosotros contra ellos no se traduce fácilmente a California, donde los sindicatos se encuentran entre los intereses especiales más poderosos del estado.

Los maestros de Los Ángeles deben enfrentarse a un distrito cuyos líderes, incluyendo al superintendente Austin Beutner, se hacen eco de la demanda de su sindicato de aumentar los fondos estatales y federales para las escuelas.

El presidente del sindicato Alex Caputo-Pearl y otros líderes sindicales están tratando de presentar un argumento complejo sobre la financiación. Aunque argumentan que el estado necesita hacer mucho más, también dicen que el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles está acumulando una fortuna, y que el liderazgo del distrito está eligiendo matar de hambre a sus escuelas.

Mientras tanto, los expertos financieros traídos por el LAUSD han llegado a conclusiones diferentes, apoyando la afirmación del distrito de que en dos o tres años se enfrenta a una posible insolvencia, incluso sin satisfacer la mayoría de las demandas del sindicato.

Para leer este artículo en inglés, haga clic aquí.


Anuncio