Anuncio
Share
México

Abren albergue para migrantes en Tijuana que esperan asilo de EE.UU; tiene capacidad para 3 mil personas

475348-sd-me-central-shelter-dm-004
El refugio administrado por el gobierno, que recibirá a los solicitantes de asilo bajo el programa MPP que son enviados a México para esperar sus citas con la corte, también les ayudará a obtener documentos para que puedan trabajar y permanecer temporalmente en México.
(David Maung/San Diego Union-Tribune)

El Centro Integrador para el migrante Carmen Serdán será un lugar centralizado donde los migrantes podrán acceder a refugio y alimentos, así como a servicios de salud, educación, papeleo, capacitación y empleo

Un refugio federal con capacidad para albergar a 3.000 migrantes abrió sus puertas en Tijuana, con el objetivo de brindar servicios a los solicitantes de asilo estadounidenses que esperan el resultado de sus casos de inmigración.

El Centro Integrador para Migrantes Carmen Serdán será un lugar centralizado donde los migrantes podrán acceder a refugio y alimentos, así como a servicios de salud, educación, papeleo, capacitación y empleo, dijeron las autoridades.

Está ubicado en un parque industrial en el barrio El Águila en el municipio de Cerro Colorado en Tijuana. Un breve recorrido de las instalaciones por los medios de comunicación incluyó un área de recepción bien climatizada, pequeños espacios de oficinas para la prestación de servicios y grandes áreas separadas de dormitorios con literas de metal.

El refugio es específicamente para solicitantes de asilo inscritos en una política de la administración Trump conocida como el programa de Protocolos de Protección al Migrante o Permanecer en México.

Anuncio

La política, que se puso en marcha en enero en Tijuana y luego se extendió a través de la frontera entre Estados Unidos y México, requiere que los migrantes que intentan entrar legalmente a Estados Unidos esperen en México para completar el proceso de la corte de inmigración.

Este proceso suele durar varios meses, a veces hasta un año, e implica múltiples audiencias judiciales.

Hasta ahora, sólo 12 personas, la mayoría de Honduras, están siendo alojadas en la nueva instalación.

El subsecretario de Trabajo de México, Horacio Duarte Olivas, dijo que la meta es ayudar a los migrantes a integrarse al mercado laboral de Baja California mientras esperan su próxima cita en la corte de Estados Unidos.

Anuncio

La ubicación de las instalaciones se encuentra en un parque industrial donde los migrantes pueden encontrar trabajo en las fábricas, pero está algo aislada de las zonas urbanas centrales de la ciudad, donde otros empleos y medios de transporte de la industria de servicios pueden estar más fácilmente disponibles.

Las autoridades dijeron que planean proporcionar autobuses a los lugares de trabajo, si es necesario.

Duarte, quien es el coordinador nacional del Plan de Asistencia al Migrante del país y subsecretario de empleo y productividad laboral, dijo que la instalación es el segundo centro de este tipo que se abre en los estados fronterizos del norte de México.

En octubre, el gobierno inauguró la instalación Leona Vicario en Ciudad Juárez, al otro lado de la frontera con El Paso. Ese centro ha albergado o prestado servicios a más de 7.000 migrantes, dijo.

Hay planes para abrir instalaciones similares en Mexicali y Matamoros para un total de cuatro centros de atención a migrantes a lo largo de la frontera que ayudarán a los centroamericanos a encontrar trabajo mientras esperan las fechas de sus juicios en Estados Unidos.

El funcionario, que forma parte del gabinete nacional del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, destacó que el propósito de la instalación era ayudar a la gente a independizarse rápidamente y a encontrar más viviendas permanentes.

“Reitero que esto no es un refugio, es un Centro Integrador que busca colocar a los migrantes en puestos de trabajo y así pueden contribuir a la vida económica de la ciudad, a la vida económica del estado y obviamente a la vida económica de nuestro país”, dijo Duarte.

En 2010, la policía mató a un hombre que hablaba un idioma indígena y no cumplió con las órdenes en inglés y español. Ahora, están recibiendo ayuda para encontrar intérpretes y mejorar la comunicación.
Anuncio

Durante al menos seis meses, las autoridades mexicanas han dicho que estaban a punto de abrir un enorme refugio en este estado fronterizo donde han aceptado que al menos 11.600 centroamericanos regresen a Baja California bajo la política de Permanecer en México.

Duarte dijo que aproximadamente el 30 por ciento de migrantes retornados a México han decidido regresar voluntariamente a su país de origen.

El delegado federal Alejandro Ruiz Uribe dijo que ha monitoreado de cerca el número de migrantes centroamericanos en el estado y la capacidad de los refugios privados en toda la ciudad y el estado. Hasta ahora, el número de migrantes de Centro América no ha requerido un refugio federal, dijo.

Duarte dijo que proporcionar servicios y protección a los solicitantes de asilo varados en los estados fronterizos del norte de México es parte de un compromiso entre Estados Unidos y México para evitar el castigo de los aranceles que el presidente Trump amenazó con imponer.

Esos aranceles “devastarían la economía del país desde la frontera norte hasta la frontera sur”, dijo.


Anuncio