Anuncio

OPINIÓN: ‘El Mencho’, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, es el principal objetivo de seguridad nacional

Así quedó la camioneta donde viajaba Omar García Harfuch, jefe de la policía de la Ciudad de México.
Así quedó la camioneta donde viajaba Omar García Harfuch, jefe de la policía de la Ciudad de México, luego del atentado que sufrió el viernes al parecer a manos del Cártel Jalisco Nueva Generación.
(Agencia Reforma)

El atentado que hizo en las primeras horas del viernes pasado el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) contra el secretario de Seguridad de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, sin duda obligará al gobierno federal a replantear su estrategia de combate contra el narco, obligándose a dejar de lado el acercamiento y negociación que hasta hoy era la carta fuerte del secretario federal de seguridad, Alfonso Durazo.

Actualmente, la estrategia de combate al Crimen Organizado, la remasterizada Guerra Contra el Narco, con la que el gobierno del presidente López Obrador intenta apaciguar la violencia en México, se ha fincado en la posibilidad de diálogo con los líderes de los principales cárteles de las drogas, entre ellos los del Cártel de Sinaloa y del mismo CJNG.

Pero dicha estrategia, promovida por Alfonso Durazo, evidentemente ya no podrá ser llevada a cabo; Nemesio Oseguera, ‘El Mencho’, jefe del CJNG, ha optado por mantenerse alejado de la estructura del gobierno federal, y busca por sus propios medios, la expansión de su organización criminal, al menos así se observa luego del atentado de este viernes que ha conmocionado a la opinión pública del país.

Hay que recordar que hasta ahora el gobierno de la Cuarta Transformación había optado por focalizar su estrategia de disminución de la violencia con base en la persecución de líderes criminales que fueron creados mediáticamente, con la complicidad de algunos medios de comunicación, para distraer la atención sobre los verdaderos líderes criminales del país.

Anuncio

El ejemplo más claro de esto había sido la difusión oficial de combate contra criminales que fueron inflados por los medios de comunicación, como José Antonio Yépez Ortiz ‘El Marro’, el que pesar de su sobredimensión criminal, no deja de ser un delincuente de poca monta, sólo dedicado al robo de combustible, cuya captura pudiera no representar ningún avance significativo en la intención oficial de pacificar al país, aunque si sería un golpe mediático.

La propia Estrategia Nacional de Seguridad Pública, presentada por el gobierno actual, focaliza todos los esfuerzos de pacificación del país sólo en los ejes de combate al robo de combustibles, el lavado de dinero, la defraudación fiscal, el robo al transporte de carga y de pasaje, así como al tráfico de armas, dejando sin tocar al narcotráfico.

Ahora se tendrá que repensar la estrategia de combate al narco, al quedar expuesta la ferocidad con que estos grupos criminales, comenzado por el Cártel Jalisco Nueva Generación, están tratando de reubicarse dentro de la nueva composición de control de los cárteles de las drogas dentro de todo el territorio nacional.

Y es que hasta hoy, aún cuando existen grandes capos del narcotráfico, a los que se les atribuye en gran medida el índice de violencia en el país, en la Fiscalía General de la República (FGR), no existe una sola unidad de inteligencia o investigación de campo, que esté dedicada al seguimiento de los principales capos del narcotráfico, pero eso sí, existen al menos 3 unidades de investigación que dan seguimiento a los trabajos de captura de José Antonio Yépez Ortiz, ‘El Marro’.

Anuncio

Objetivos prioritarios dejados de lado

Entre los objetivos nacionales de captura que esta administración ha dejado de lado, para focalizar su esfuerzos a la persecución de los delincuentes locales, entre los que se mencionan algunos integrantes de las bandas del Cártel de Santa Rosa de Lima, en Guanajuato; la Banda del Bucanas, en Puebla y Veracruz; Los Tequileros, en Guerrero; La Nueva Familia Michoacana, en Michoacán, o del Cártel de los Pantoja Parada, en Oaxaca, se encuentran las cabezas del Cártel de Sinaloa y del Cártel Jalisco Nueva Generación, hoy en proceso de expansión.

Entre los líderes del narco y principales generadores de violencia que el gobierno del presidente López Obrador ha cesado todo intento de detención, en plena armonía con la oficina de la DEA que opera en nuestro país, se encuentran Ismael Zambada García, ‘El Mayo’, Nemesio Oseguera Cervantes, ‘El Mencho’, Fausto Isidro Meza, ‘El Chapito’, Juan José Esparragoza Moreno, ‘El Azul’, Alfredo Guzmán Salazar, ‘El Mochomito’, Aureliano Guzmán Loera, ‘El Guano’, y Jesús Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán Salazar, ‘Los Chapitos’.

La lista de los objetivos nacionales que fueron perseguidos, sin resultados positivos, por las dos anteriores administraciones, y que en la estratega nacional de seguridad del gobierno de López Obrador ni siquiera estan considerados como prioritarios para su captura, la encabeza Ismael Zambada García, ‘El Mayo’.

Anuncio

Hay que recordar que durante el juicio que se le siguió en Estados Unidos a Joaquín Guzmán Loera, ‘El Chapo’, los abogados de éste, señalaron a Ismael, ‘El Mayo Zambada’, como el verdadero y único líder del Cártel de Sinaloa. Y es que ‘El Mayo’, durante cuatro décadas ha logrado evadir a las fuerzas de seguridad del gobierno mexicano, mientras que el gobierno de EE.UU lo acusa de 14 delitos, por lo que ofrece una recompensa de 5 millones de dólares.

Fausto Isidro Meza, ‘El Chapito’ es considerado el líder operativo del cártel de los hermanos Beltrán Leyva, y se le señala también como fundador de las células Los Mazatlecos, La Mochonera, La Banda del 88, y Los Laurillos. Según informes del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, Isidro Meza es el principal rival del cártel de ‘El Chapo’.

Nemesio Oseguera, “El Mencho”, jefe del CJNG.
Nemesio Oseguera, ‘El Mencho’, jefe del CJNG, quien ha sido señalado como el autor intelectual del atentado contra el secretario de Seguridad de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, se ha convertido en el primer objetivo prioritario de combate a la delincuencia por parte del gobierno federal.

Juan José Esparragoza Moreno, ‘El Azul’, también actúa en forma impune. Este líder del Cártel de Sinaloa, que fue dado por muerto en un enfrentamiento en Sinaloa en junio de 2014, se mantiene activo, y a pesar de ello el gobierno federal no lo busca a la fecha; el 23 de mayo de 2017, durante una conferencia de prensa del entonces comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales, se afirmó que el gobierno federal no tenía la certeza de su deceso.

Anuncio

Otro narcotraficante de peso que no es buscado, es Rafael Caro Quintero. Este jefe del Cártel de Sinaloa, salió de prisión en agosto de 2013, luego de pasar 28 años preso. Logró su libertad luego que un tribunal reconociera que fue procesado de maneja injusta por el asesinato del agente de la DEA Enrique Camarena. Desde 2014 existen dos órdenes de reaprehensión en su contra, una de ellas para ser extraditado a Estados Unidos.

Otros grandes narcotraficantes que se mantienen impunes son Alfredo Beltrán Guzmán, ‘El Mochomito’, Jesús Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán Salazar, ‘Los Chapitos’, quienes al lado de Ovidio Guzmán, mantienen una lucha a muerte por el control de una fracción del Cártel de Sinaloa, y que a pesar de ello no existe trabajo de investigación para su detención por parte del gobierno federal.

‘El Mencho’, ejemplo de impunidad

Igual que los anteriores jefes del narco que gozan de impunidad oficial, también se encuentra Nemesio Oseguera, ‘El Mencho’, jefe del CJNG, quien ha sido señalado como el autor intelectual del atentado contra el secretario de Seguridad de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, y que ahora, en automático, se ha convertido en el primer objetivo prioritario de combate a la delincuencia por parte del gobierno federal, y su captura podría ser sólo cuestión de tiempo.

Anuncio

Según fuentes extraoficiales de inteligencia de la Fiscalía General de la República (FGR), la prioridad nacional en materia de seguridad al día de hoy es la captura de ‘El Mencho’. Para ello se han vuelto a revisar los expedientes que estaban archivados para la localización del posible paradero de este narcotraficante.

Entre los expedientes que se han reabierto para ubicar a ‘El Mencho’, se encuentran los que se integraron tras la detención de su esposa, Rosalinda González Valencia, y del que fuera su principal socio en Michoacán y ahora uno de sus enemigos, Juan Jose Farías Álvarez, ‘El Abuelo’, con lo que se busca establecer algunos de los sitios en donde se podría localizar al ahora más importante jefe del crimen organizado en México.

Tras el atentado a Omar García Harfuch, la prioridad de captura de Nemesio Oseguera por parte del gobierno federal, se encuentra ya por encima de la de Rafael Caro Quintero o de Ismael Zambada García, ‘El Mayo’, ambos jefes de sendas escisiones del Cártel de Sinaloa, las cuales se hicieron tras la recaptura y extradición a Estados Unidos de Joaquín Guzmán Loera, ‘El Chapo’.

Hoy, según fuentes de la FGR Nemesio Oseguera es buscado en todo el país. Los esfuerzos para su ubicación se han focalizado en cinco entidades donde se presume que pudiera estar: Nayarit, Jalisco, Colima, Sinaloa y Baja California Sur, que son los estados hacia donde se han desplegado por lo menos 200 elementos de la Guardia Nacional y de la Secretaría de Seguridad del gobierno federal.

Anuncio

La brutal ola de violencia que azota a México
La brutal ola de violencia que azota a México se atribuye al reacomodo de los cárteles de la droga que buscan una mayor expansión territorial.
(Getty Images)

Tras la Pista de ‘El Mencho’

Hay que recordar que las pesquisas sobre la ubicación de Nemesio Oseguera se vienen haciendo con sigilo desde el 2015, luego de las capturas en Jalisco de Antonio Oseguera Cervantes ‘El Tony Montana’, y de Nemesio Oseguera González, ‘El Menchito’, de cuyas declaraciones se desprendió la línea de investigación para ubicarlo en Jalisco.

La FGR también cuenta con la ubicación de algunos domicilios en donde pudiera estar ‘El Mencho’, los que salieron a flote después del 2016, cuando fue detenido en Puerto Vallarta, Abigael González Valencia, ‘El Cuini’, su principal operador financiero y dueño del imperio económico que a la fecha permite la operación del CJNG.

Anuncio

Hasta antes de la detención de la esposa de ‘El Mencho’, a este se le ubicaba fuera del país, concretamente en Uruguay, centrando su búsqueda en el sur del continente americano; así se logró la ubicación y detención de Jose Luis González Valencia, ‘El Chepa’, también del grupo de operadores financieros ‘Los Cuinis’, el que fue ubicado y detenido en Brasil en 2017.

A estas detenciones de los hermanos González Valencia, a través de los cuales el CJNG ha podido extender una red de lavado de dinero para blanquear los activos logrados por la actividad criminal, se suma la de Elvis González Valencia, ‘El Cuñado’, aprehendido en Jalisco en 2016, cuando era atendido en un hospital de Guadalajara por lesiones de impacto de arma de fuego, quien habría ubicado a ‘El Mencho’ en España.

Ahora, tras las declaraciones hechas por Rosalinda González Valencia, cuando fue detenida, se sabe que ‘El Mencho’ se encuentra en territorio mexicano, posiblemente en cuatro sitios ubicados en los estados donde el CJNG se ha fortalecido en los últimos meses para mantener el control no sólo del trasiego de drogas sino de diversas actividades delictivas que van desde el robo de combustible hasta el secuestro, cobro de piso y la extorsión.

La versión de que Nemesio Oseguera Cervantes se encuentra en suelo mexicano, se fortaleció con las declaraciones de Juan José Farías Álvarez, ‘El Abuelo’, cuando fue detenido. Este, su principal operador en Michoacán, a través del cual el jefe del CJNG pudo corromper a los grupos de autodefensa que surgieron en esta entidad desde 2013, ubicó a ‘El Mencho’ en suelo michoacano.

Anuncio

Una primera declaración de ‘El Abuelo’, según fuentes extraoficiales de la FGR, señala la posibilidad de que el jefe del CJNG se ubique en la zona limítrofe de Jalisco y Michoacán, en la región de Tepalcatepec, donde como primer círculo de seguridad estarían actuando al menos cinco grupos michoacanos de autodefensa.

Esta versión va de la mano con la vertida por Ignacio Rentería Andrade, ‘El Cenizo’, ex jefe del cártel de los Caballeros Templarios y ex socio de Nemesio Oseguera Cervantes, quien “desde 2016 ubicó al jefe del CJNG en la zona de Manzanillo, Colima, con una constante movilización hacia la zona conurbada de Guadalajara, Jalisco”, explicó la fuente.

Sin embargo, la versión de la esposa de Nemesio Oseguera vertida en su primera declaración tras su captura, indica la posibilidad de que el jefe del CJNG se ubique en algún domicilio de la zona limítrofe de Jalisco con el estado de Nayarit, en la zona de Bahía de Banderas y Nuevo Vallarta, donde las autoridades ministeriales de Jalisco ha realizado ya algunos operativos fallidos para dar con su captura.

El cártel dominante

Anuncio

El CJNG, que hasta finales de 2009 era sólo un brazo armado del Cártel de Sinaloa dirigido entonces por Joaquín Guzmán Loera, pasó de ser un aliado bajo el título de grupo de ‘Los Matazetas’ para convertirse en el principal rival de ese cártel que quedó acéfalo tras la recaptura de ‘El Chapo’.

Esa posición fue lograda por Nemesio Oseguera Cervantes luego de la alianza que hizo con Rafael Caro Quintero, del que aún se considera socio, la que se afianzó con la participación del ex fiscal de Nayarit, Edgar Veytia, hoy procesado en Estados Unidos, quien sirvió de enlace y negociador para la unificación del Cártel de Sinaloa tras la ruptura que hizo al interior Alfredo Guzmán Leyva ‘El Mochomito’.

Como parte de esa alianza, Nemesio Oseguera encabezó la empresa de secuestrar a los hijos de ‘El Chapo’, Jesús Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán Salazar, quienes fueron retenidos con el apoyo de grupos de autodefensas de Michoacán, en hechos ocurridos en Puerto Vallarta, Jalisco, en agosto de 2016, con lo que declaró una guerra abierta a la estructura del Cártel de Sinaloa que fue asumida por el hermano de ‘El Chapo’, Aureliano Guzmán Loera, ‘El Guano’.

Desde ese momento el CJNG fue por todo el control que mantiene el Cártel de Sinaloa a nivel nacional, detonando la violencia en por lo menos 23 estados del país, entre ellos Veracruz, Baja California, Baja California Sur, Sinaloa, Chihuahua, Quintana Roo, Jalisco, Nayarit, Michoacán, Guanajuato, Puebla, Hidalgo, haciendo que en estas entidades el aparato de inteligencia del gobierno federal considere a este cártel como el preponderante en las actividades delictivas.

Anuncio

A pesar de ello, apenas hasta antes del atentado contra Omar García Harfuch, Nemesio Oseguera Cervantes era sólo considerado como un objetivo más en la estrategia de seguridad nacional, hecho que cambia a partir de este viernes, luego del atentado que se suma al que también se cometió contra el ex fiscal de Jalisco, Luis Carlos Nájera Gutiérrez.

El ataque contra el secretario de seguridad de la Ciudad de México, Omar García y el que se hizo contra el ex fiscal y luego secretario del trabajo en gobierno de Jalisco, Luis Carlos Nájera Gutiérrez, sumado a la creciente presencia del CJNG en la actividad delictiva en todo el territorio nacional, es lo que hace que hoy ‘El Mencho’ sea considerado como el principal objetivo de seguridad del gobierno federal.

* J. Jesús Lemus es un periodista mexicano con residencia en el estado de Michoacán y autor de varios libros con el tema del narcotráfico.


Anuncio