Anuncio
Share
Política

Cinco lecciones a destacar de las primarias de New Hampshire

Sen. Bernie Sanders takes the stage during a primary night party in Manchester, N.H.
Bernie Sanders sube al escenario durante una fiesta de las primarias en Manchester, N.H.
(Getty Images)

Al menos los sistemas de votación funcionaron bien esta vez.

Ansiosos por superar el colapso de las asambleas electorales de Iowa, los demócratas fueron a las urnas en New Hampshire el martes y sacudieron el campo presidencial del partido.

Bernie Sanders consiguió una victoria. Amy Klobuchar se catapultó a la parte delantera de la manada. Y las campañas de dos de los más destacados contendientes, Joe Biden y Elizabeth Warren, recibieron golpes demoledores. Muchos en el partido buscan una alternativa moderada a Sanders. Pero en New Hampshire se demostró que no pueden ponerse de acuerdo en quién debe ser. Y eso es sólo un paso más para el senador de Vermont.

Biden y Warren en peligro

Elizabeth Warren at her primary night event in Manchester, N.H.
Elizabeth Warren en su evento de la noche de las primarias en Manchester, N.H.
(Getty Images)
Anuncio

El ex vicepresidente Biden y el senador de Massachusetts Warren están perdiendo el apoyo de los votantes. Los candidatos, que entraron en la carrera como favoritos de los electores, terminaron tan mal en New Hampshire que dejaron el estado con cero delegados, agravando los problemas creados por sus decepcionantes resultados en Iowa la semana pasada.

En el caso de Biden, una candidatura presidencial que una vez llevó el aura de la invencibilidad está ahora en soporte vital.

Biden argumenta que la carrera sólo está empezando. No juzguen la fuerza de su candidatura, dice, hasta que los votantes tengan su opinión a finales de este mes en Nevada y Carolina del Sur, dos lugares donde ha hecho campaña fuertemente durante meses.

Pero los votantes en esos estados, como en todos los demás, están buscando un ganador. El débil desempeño de Biden en los estados mayoritariamente blancos con grandes poblaciones de trabajadores obreros está socavando su argumento de que él es el candidato posicionado para recuperar exactamente esa demografía para los demócratas.

Anuncio

Biden ni siquiera se quedó en New Hampshire para esperar los resultados. Ya estaba en Carolina del Sur la noche de las elecciones - en una misión desesperada por rescatar su propia campaña.

“No estoy terminado, hombre”, dijo Biden en Carolina del Sur después de su decepcionante final en New Hampshire.

Tanto Biden como Warren juran que lucharán hasta el final. Pero los resultados seguramente alarmarán a sus donantes, y ambos necesitan desesperadamente dinero para tener alguna esperanza de recuperarse.

Sanders avanza

El senador de Vermont ganó el estado con un margen menos cómodo de lo que le hubiera gustado, pero lo ganó de todas formas.

Sanders - por ahora - es más fuerte que cualquier candidato en el campo. Antes de que New Hampshire votara, se puso a la cabeza en algunas encuestas nacionales por primera vez. El colapso de Biden ha creado un camino para Sanders. Más votantes están apoyando a los moderados, pero ninguno de los candidatos moderados en la carrera está solidificando su respaldo como Sanders.

El poder de la campaña que ha estado construyendo por años se fortalecerá como resultado, posicionándolo para reunir delegados más rápido que cualquiera de sus oponentes centristas. Están dividiendo el apoyo de los votantes entre ellos ya que domina una base motivada de electores de la izquierda.

¿Qué es ese sonido que se escucha? Es el establecimiento del partido haciendo sonar las campanas de alarma.

Esta competencia podría seguir y seguir

El ascenso de la senadora de Minnesota Amy Klobuchar a la máxima categoría deja un grupo de moderados que aún compiten por ser el claro contrapeso de Sanders. Tanto ella como su colega del Medio Oeste Pete Buttigieg carecen de infraestructura y apoyo en los estados clave que votarán en las próximas semanas, por lo que Biden o Warren no saldrán de la carrera todavía.

Anuncio

Un sinfín de sorpresas y reveses podrían ocurrir antes de que el campo se sacuda. Una pelea que se prolonga hasta la convención de nominación en el verano es lo último que el partido necesita en este ciclo. Pero ese riesgo aumentó un poco el martes.

Los candidatos del Medio Oeste vuelan alto

Presidential Candidate Amy Klobuchar Holds Primary Night Event In New Hampshire
La senadora Amy Klobuchar habla durante un evento nocturno de las primarias en Concord, N.H.
(Getty Images)

No se puede negar que Klobuchar y Buttigieg, el antiguo alcalde de South Bend, Ind., han tenido ascensos fenomenales. Buttigieg, de 38 años, salió de la nada hace un año para abrirse paso hasta la cabeza del pelotón en esta carrera. Klobuchar, más recientemente, pasó de los márgenes de la carrera a estar cerca del frente de la misma.

Sin embargo, ambos candidatos siguen siendo vistos como grandes comodines por muchos votantes.

Cuando los rivales de Buttigieg le dispararon en los últimos días -Biden apuntando a su inexperiencia y Sanders a su deuda con los donantes ricos de la campaña- las encuestas de seguimiento sugieren que el impulso del ex alcalde se ha estancado. Y seguro que vendrán más ataques. Klobuchar ascendió tan rápidamente - sólo desde el fin de semana pasado - que sus rivales ni siquiera tuvieron tiempo de tratar de frenar su ascenso. Ahora será un objetivo.

US-VOTE-DEMOCRATS
Pete Buttigieg habla con sus seguidores en el Nashua Community College en New Hampshire el martes por la noche.
(AFP/Getty Images)

Pero el mayor problema para ambos es que tienen apoyo minúsculo de los votantes afroamericanos. Incluso cuando una nueva encuesta de Quinnipiac muestra que el respaldo de Biden está cayendo en picada entre esos votantes, el cambio no ha sido para Buttigieg o Klobuchar. El sondeo muestra que el apoyo de los afroamericanos se dirige principalmente hacia el multimillonario Michael R. Bloomberg, el ex alcalde de Nueva York.

Buttigieg ha expresado durante mucho tiempo que los votantes afroamericanos no lo apoyaban porque no lo conocían. Y Klobuchar dice que ella tampoco ha estado en su radar. Los dos son ahora figuras nacionales, pero tienen poco tiempo para ganarse el voto afroamericano, lo cual es esencial para captar la nominación.

Anuncio

La posición de Bloomberg se fortalece

Bloomberg no estaba en la boleta en New Hampshire, optando por centrarse en los estados más ricos en delegados, incluyendo California, que empiezan a votar durante el Súper Martes el 3 de marzo. Pero los resultados en New Hampshire lo posicionan bien.

Todo el caso del multimillonario se construye en torno a que el partido necesita un candidato fuerte y probado en torno al cual los votantes moderados puedan unirse. El neoyorquino promete ser el postulante que se suponía que Biden sería. Algunos electores están intrigados. El número de encuestas de Bloomberg sigue aumentando en medio de su bombardeo de gastos, y una gran parte de los votantes de New Hampshire dijeron a los encuestadores que les hubiera gustado que él estuviera en la boleta aquí.

Si Klobuchar o Buttigieg no dominan rápidamente ese carril central, corren el riesgo de ser sacados de él cuando Bloomberg aparezca junto a ellos en la votación en marzo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio