Anuncio

Los resultados de las elecciones pueden retrasarse, pero no por fraude

El presidente Trump habla durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca el jueves.
(Evan Vucci / Associated Press)

Los retrasos causados por el aumento de la votación por correo pueden significar que no se sabrá el ganador el 3 de noviembre. Trump busca usar esa realidad para sembrar dudas sobre los resultados.

Un cambio a la votación por correo aumenta las posibilidades de que los estadounidenses no conozcan al ganador de la carrera presidencial de noviembre en la noche de las elecciones. Pero eso no significa que los resultados sean defectuosos o fraudulentos, como el presidente Trump sugirió nuevamente el jueves.

Trump, que buscaba socavar los resultados de una elección que podría perder, exigió que se conociera al ganador la noche del mismo 3 de noviembre, día de las elecciones.

“No quiero esperar durante semanas o meses y, literalmente, si en realidad lo hiciste bien, porque nunca lo sabrás”, dijo Trump a los periodistas.

El presidente ha expresado reiteradamente temores no fundamentados de fraude sobre la votación por correo, lo cual se espera que se use más ampliamente en las elecciones de este año por preocupación de la seguridad por la pandemia de COVID-19. El jueves, mientras las encuestas estatales y de campo de batalla mostraban a Trump en peligro político contra el demócrata Joe Biden, fue aún más lejos, planteando la idea de retrasar las elecciones hasta que pudieran llevarse a cabo en persona.

Anuncio

La perspectiva de una elección retrasada fue rápidamente rechazada por los republicanos. Además, cambiar el día de las elecciones es prácticamente imposible para que lo haga Trump solo; la fecha especificada, el martes posterior al primer lunes de noviembre de cada cuarto año, está consagrada en la ley federal y requeriría un acto del Congreso para cambiarla.

Lo que es más probable que se retrase es el resultado. Los funcionarios electorales estatales en algunos estados clave del campo de batalla han advertido que podría llevar días contar los votos dado lo que esperan sea un aumento de las papeletas enviadas por correo. En una elección tan cercana como la de 2016, un conteo retrasado en estados clave evitó que las organizaciones noticiosas anunciaran un ganador.

“Pueden pasar varios días antes de que sepamos el resultado de las elecciones”, dijo en mayo Jocelyn Benson, secretaria de Estado demócrata de Michigan. “Tenemos que prepararnos para ello ahora y aceptar esa realidad”.

Anuncio

Los resultados demorados son comunes en algunos estados donde las elecciones ya se realizan principalmente por correo. Pero las elecciones presidenciales no se han dejado en el limbo desde el año 2000, cuando las irregularidades en la votación en Florida llevaron a semanas de caos y peleas judiciales.

Para algunos expertos electorales y demócratas, la perspectiva de una incertidumbre similar es especialmente preocupante este año, dadas las frecuentes declaraciones de Trump de que la votación por correo es fraudulenta y una “amenaza” para su reelección. El presidente también se ha negado a comprometerse a aceptar los resultados de las elecciones, diciendo que es demasiado pronto para hacerlo.

Biden ha dicho que cree que Trump puede usar su oficina para intervenir, y predijo a principios de este verano que el presidente podría tratar de retrasar la contienda: “Recuerde mis palabras, creo que va a tratar de retrasar las elecciones de alguna manera, salir con alguna justificación de por qué no se puede celebrar”.

Los funcionarios electorales estatales y locales de todo el país están tratando de reclutar a trabajadores más jóvenes para que trabajen en los centros de votación el día de las elecciones en noviembre.

Anuncio

A medida que los votantes buscan una alternativa más segura a la votación en persona, los funcionarios electorales de ambos partidos han promovido las opciones de emitir el voto por correo y en ausencia. Las solicitudes de boletas por correo han aumentado en las primarias. Muchos estados esperan luchar para procesar millones más en noviembre.
Si bien cada estado ejecuta su propio proceso, esas boletas por correo pueden demorar más en contarse. En algunos estados, las boletas pueden aceptarse varios días después del día de las elecciones, siempre y cuando estén marcadas antes de que se cierren las urnas. Y aunque varios estados cuentan las papeletas a medida que entran, otros, especialmente los campos de batalla cruciales de Michigan y Pensilvania, tienen leyes que prohíben procesar las boletas por correo hasta el día de las elecciones, lo que garantiza que el recuento se extenderá más allá de esa noche.

Eso no significa que Associated Press y otras organizaciones de noticias no nombrarán un ganador. La AP regularmente identifica ganadores en elecciones antes de que se complete el conteo oficial de votos, utilizando modelos basados en resultados parciales, elecciones pasadas y encuestas extensas.

Pero en elecciones particularmente ajustadas, la AP y otras organizaciones de noticias pueden esperar para declarar un ganador. Eso podría conducir a una montaña rusa nacional a medida que se cuentan los votos.

En Arizona en 2018, por ejemplo, la republicana Martha McSally estaba ganando por poco el recuento inicial de votos en persona y boletas por correo que habían llegado días antes del día de las elecciones. Más de una semana después, luego de que los funcionarios electorales pudieron contar todos los votos por correo que llegaron el día de las elecciones, la demócrata Kyrsten Sinema ganó la carrera senatorial por más de 2 puntos porcentuales.

Anuncio

Desde entonces, Arizona ha cambiado sus procedimientos para tratar de acelerar el recuento de votos.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio