Anuncio
Share
Vida y Estilo

Aprobaron en EE.UU un medicamento contra la tuberculosis que funciona en casos muy resistentes

New TB drug
La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó la pretomanida para tratar cepas de tuberculosis resistentes a las medicinas. Es el primer remedio contra la tuberculosis desarrollado por un grupo sin fines de lucro.
(TB Alliance)

Los reguladores de EE.UU aprobaron un nuevo medicamento contra la tuberculosis que acorta y mejora el tratamiento para los casos más difíciles, un problema que empeora en muchos países pobres.

Décadas de tratamientos incompletos o ineficaces han resultado en cepas de tuberculosis resistentes a los medicamentos disponibles. La TB Alliance se formó para idear mejores tratamientos, y lleva trabajando en el nuevo remedio desde 2002.

Más de dos décadas después de que la Viagra revolucionara el tratamiento de la salud sexual de los hombres, las mujeres que buscan un impulso farmacéutico en el dormitorio están teniendo otro tipo de momento, #MeToo.  

Para las decenas de miles de personas en todo el mundo que se infectan con una forma de tuberculosis ampliamente resistente a los medicamentos cada año, la pretomanida “podría ser un gran avance”, consideró Matthew Kavanagh, un experto en políticas de salud de Georgetown. “Convierte la tuberculosis extensivamente resistente (XDR-TB, por sus siglas en inglés) de una sentencia de muerte en una supervivencia con tratamiento efectivo”, remarcó.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) aprobó el uso de pretomanida con otros dos medicamentos para la tuberculosis, una infección bacteriana que ataca los pulmones. Los tres remedios, que tienen poca resistencia conocida, atacan la enfermedad de diferentes maneras.

Anuncio

La cantidad de casos nuevos de diabetes entre los adultos de EE.UU sigue disminuyendo a medida que aumentan las tasas de obesidad y los funcionarios de salud no están seguros de las razones.

En un ensayo clínico clave que inscribió a 109 pacientes en Sudáfrica, el combo de tres píldoras curó alrededor del 90% de los individuos con cepas muy resistente a los medicamentos, generalmente dentro de los seis meses. Más del 10% de los enfermos experimentaron efectos secundarios, como náuseas, vómitos, anemia y un tipo de daño nervioso llamado neuropatía periférica.

Muchos de quienes padecen tuberculosis también están infectados con el VIH. En el ensayo, el tratamiento funcionó tan bien para ellos como para otros participantes del estudio.

El régimen farmacológico también parece poner un alto a la transmisión bacteriana mortal de la enfermedad, después de unos días de tratamiento.

Anuncio

Hasta ahora, la mejor opción curaba a aproximadamente dos tercios de los pacientes, demoraba entre 18 y 30 meses y requería hasta ocho tipos de inyecciones y píldoras. Muchas personas mueren o no terminan el tratamiento, según Mel Spigelman, director ejecutivo de TB Alliance.

“Sorprendentemente, es la primera vez que se reconoce que un tratamiento para las infecciones por XDR-TB funciona realmente; ningún otro ha demostrado una eficacia constante”, consideró Jamie Bay Nishi, director de Global Health Technologies Coalition, en un comunicado.

En todo el mundo, la tuberculosis mata a aproximadamente 1.6 millones de personas anualmente. La enfermedad se propaga a través de la saliva cuando alguien enfermo estornuda o tose. La tuberculosis ataca los pulmones y, a veces, otros órganos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 123 países reportaron casos de las cepas más resistentes a los medicamentos. Los casos son inusuales en EE.UU pero, cuando surgen, el costo de tratar a un sólo paciente puede escalar a $513.000, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

El nuevo combo de medicamentos -que también incluye los antibióticos Zyvox y Sirturo- podría ayudar a más de 75.000 pacientes por año, principalmente en India, China, Indonesia, Sudáfrica y Nigeria, precisó Spigelman.

Para TB Alliance, la pretomanida debería estar disponible en Estados Unidos hacia fin de año. El grupo también busca la aprobación de los reguladores europeos y dijo que trabajaría con la OMS para acelerar la adopción del tratamiento en los países que más lo necesitan.

La pretomanida es el primer medicamento contra la tuberculosis desarrollado por una organización sin fines de lucro. Su aprobación representa un hito importante al mostrar que hay formas de llevar nuevas medicinas a los pacientes sin depender de la industria farmacéutica, explicaron los expertos.

Anuncio

“Para enfermedades como la XDR-TB, donde el mercado en los países ricos es pequeño, se necesitan especialmente nuevos modelos”, aseveró Kavanagh.

Tener un patrocinador sin fines de lucro también podría ayudar a que la pretomanida sea asequible, “una característica que no cumplen muchos de los nuevos medicamentos para enfermedades difíciles de tratar”, agregó.

The Associated Press contribuyó con este artículo.


Anuncio