Anuncio

Cómo hacer que su hijo se enamore de las plantas

Kids with plants illustration
Las plantas adecuadas para elegir para el pequeño jardinero en su vida.
(Julia Yellow / For The Times)
1

Deje que los niños nos ayuden a redescubrir la maravilla de nuestros jardines: la altura y peso embriagador de un girasol gigantesco, la emoción de los rábanos diminutos empujando a través del suelo, el embriagador misterio de ver los restos de la cocina y los recortes del jardín cocinarse en abono.

La alegría de ver esa alegría es una bendición para los adultos, pero ¿cuáles son las mejores maneras de involucrar a nuestros hijos para que sus primeras experiencias con las plantas estén llenas de descubrimiento y maravilla?

La preparación es clave, dijo la jardinera profesional Lauri Kranz, propietaria de Edible Gardens LA y coautora de “A Garden Can Be Anywhere”. Su primer trabajo de jardinería fue como voluntaria cuidando los jardines de las escuelas de sus hijos, un interés que pronto se convirtió en una obsesión y luego en una profesión después de que los padres impresionados con su trabajo en la escuela le pidieran que los ayudara a crear jardines en sus casas.

Read this story in English.

Anuncio

Anuncio

Primero, encuentre el mejor lugar para empezar un jardín, dijo Kranz. Debe elegir la parte más soleada de su jardín, una que reciba al menos cinco horas de sol en invierno y de seis a ocho cuando el sol esté más alto en verano.

“Es muy sencillo”, dijo. “Sólo tome una fotografía de su patio cada dos horas entre las 8 a.m. y las 4 p.m. Puede ser en el transcurso de una semana (no es necesario que se siente en casa todo el día), pero es importante asegurarse de que no hay nubes en el cielo. Simplemente tome una foto y envíela por correo electrónico con la hora en la línea de asunto, y una vez que tenga cada dos horas, puede alinearlas y ver cuántas horas de sol tiene”.

Una vez que determine su lugar soleado, decida si cultivará su jardín en la tierra, excavando el suelo y modificándolo con abono orgánico, construyendo camas elevadas o plantando en contenedores grandes. Kranz prefiere camas elevadas, con lados de 18 a 24 pulgadas de altura, porque son una gran altura para los niños y un lugar fácil para posarse mientras trabaja. Los kits de ensamblaje en casa tienen un precio razonable, dijo; use kits con cedro o secoya sin tratar. Sunset Boulevard Nursery, 4368 Sunset Blvd. en Silver Lake, el vivero favorito de Kranz, vende kits de secoya de 2 por 4 pies y 18 pulgadas de altura, por $118. Home Depot vende kits de 4 por 8 pies con paredes de 17½ pulgadas por alrededor de $206.

Si está llenando una cama elevada, Kranz recomienda usar bolsas de tierra orgánica para macetas, que incluirá todos los nutrientes y la ventilación que necesita para la cosecha del primer año. Es un poco de inversión ese primer año (calcule de ocho a 10 bolsas para una cama de 2 por 4 pies con 18 pulgadas de altura). Kranz usa E.B. Stone Organic’s Edna’s Best Potting Soil, que cuesta aproximadamente $11 la bolsa. (Busque ofertas de “compre dos, obtenga uno gratis”). No tendrá que comprar más tierra en el futuro. En su lugar, comprará un buen abono orgánico para enriquecer el suelo después de la primera cosecha.

Además, Kranz recomienda comprar una gran tina de acero inoxidable y una botella de extracto de algas marinas. Ella elige una tina lo suficientemente grande como para contener dos o tres regaderas de tamaño infantil para que los niños puedan sumergir sus latas en una tina de agua enriquecida con una taza o más de extracto de algas marinas, y luego regar sus plantas. Mientras tenga buena tierra, dijo, las plantas no necesitan más. (Asegúrese de tener también una fuente de riego fiable para su jardín, como un sistema de goteo con temporizador; los jardines de hortalizas necesitan un riego constante en el sur de California para prosperar).

Kranz también recomienda que los niños participen en la creación de una pila de abono. Las más fáciles son las de tipo barril o tambor que se pueden voltear, pero los departamentos de agua y saneamiento de la ciudad y del condado ofrecen clases gratuitas de compostaje y contenedores de compostaje con descuentos por $20 a $40 a los residentes de la ciudad o del condado. El Departamento de Obras Públicas de Los Ángeles tiene una guía de compostaje en línea muy completa y fácil de seguir que incluye incluso instrucciones para contenedores de lombrices.

Anuncio

Una vez que haya hecho la preparación, reúna a sus hijos y empiece a elegir sus plantas. El interés de su hijo en el jardín está destinado a disminuir, dijo Kranz, pero es más probable que se involucren y prueben nuevos sabores y alimentos si pueden elegir al menos una de las plantas del jardín.

Una buena cosa para recordar, dijo, es que cuanto más grande es la semilla, más fácil es para las manos pequeñas plantar. Sin embargo, si se desea un cultivo rápido, los rábanos, que tienen semillas diminutas, son una excelente opción, dijo Yvonne Savio, directora jubilada del programa Master Gardener del Condado de Los Ángeles y creadora del blog Gardening in LA.

“Salen casi inmediatamente, lo que es genial para los niños”, dijo Savio. “La lechuga es una buena elección por la misma razón” siempre y cuando se plante durante la estación fría (octubre-marzo).

Durante los meses cálidos de primavera y verano, Kranz recomienda usar semillas para plantar pepinos, girasoles, calabazas y melones (siempre y cuando se tenga el espacio y al menos ocho horas de sol; los melones necesitan mucho sol y espacio para expandirse). Los tomates, berenjenas y pimientos se plantan mejor a partir de plantones.

Las calabazas tienen demandas de espacio similares, pero si se tiene el espacio, ver las enredaderas y las calabazas expandirse es casi hipnótico porque crecen muy rápido. Y con las calabazas, dijo Savio, los niños pueden esculpir sus nombres o diseños en la fruta inmadura y ver cómo se expande a medida que las calabazas crecen.

A Kranz le gustan las calabazas para uno de sus trucos de jardín favoritos, un anticuado “Jardín de las Tres Hermanas” de frijoles, maíz y calabazas (u otro tipo de calabaza). Plante los tres a partir de semillas, con la idea de que las plantas de calabaza se enrosquen alrededor del suelo, manteniendo las raíces a la sombra; el maíz crece alto proporcionando un lugar para que los frijoles trepen y las raíces de los frijoles ponen nitrógeno en el suelo, alimentando a todas las plantas,

Puede plantarlas en colinas organizadas, dijo Kranz, pero normalmente deja que los niños hagan su propio patrón. “Me encanta lo salvaje de todo lo que crece junto”, dijo. “No quiero tener una estricta guía de plantación para los niños; sólo quiero que experimenten la alegría de meter el dedo en la tierra, empujar una semilla y verla crecer”.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí