Anuncio
Share
Vida y Estilo

VIDEO: La ópera de Los Ángeles lleva entretenimiento a tu casa: gratuito y en español

El Gato Montés, escena por escena de Ana María Martínez.
(LA Opera)

El telón virtual se abre para que tú y tu familia disfruten de uno de los géneros artísticos más emocionantes, pero menos favorecidos por la comunidad latina: la ópera. A través de su programa comunitario, LA Opera estrenó este mes la página web “LA Opera Connects Programas en Español”, un sitio dedicado a promover este arte que muchas veces suele ser considerado para las élites, gente adinerada o personas muy cultas.

En este portal se pueden encontrar videos y podcasts con la historia y datos curiosos de las óperas más famosas de la historia, como “La Flauta Mágica”, de Mozart, o “La Bohème”, de Puccini. Todo explicado de manera sencilla por el crítico musical mexicano Gerardo Kleinburg, quien desde 2019 ha presentado una serie de talleres en español en el Dorothy Chandler Pavillion, gracias al auspicio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Es algo que nunca se había hecho”, asegura Kleinburg. “La presente alianza entre la UNAM y la ópera de Los Ángeles es un esfuerzo para formar nuevos públicos en español, lo que resulta totalmente coherente en esta ciudad”.

Las charlas pretenden hacer entender al público cómo se prepara una ópera: los ingredientes, los procesos, y todo lo necesario para que cuando se asista a una función en persona, la magia comience.

“La ópera tiene fama de difícil, de que es para viejitos o que resulta aburrida”, dice Kleinburg. “Pero todo eso está completamente equivocado: la ópera sirve para pasarla bien y ponernos en contacto con nuestras emociones. Si te gusta sentir pasión, la ópera es para ti”. El crítico incluso compara muchas obras con canciones de Eminem o con series de televisión, como “Friends”.

Anuncio

Pese a esas afirmaciones, hay quienes aseguran que este género puede resultar intimidante para los latinos.

“Creo que la gente piensa que ir a una función de ópera es pretencioso o que hay que tener un nivel alto de educación y economía: cómo vestirse, qué hacer y qué no, el precio de los boletos, etc.…”, comenta Jessica Rendon, quien ha asistido a múltiples funciones en California.

En algunas ocasiones, los participantes de los talleres pueden, además de asistir a las funciones, ver ensayos de óperas que todavía no se estrenan.
(Alejandra Vega/UNAM)

Tampoco hay que dejar a un lado la barrera del idioma. “La verdad sí me llama la atención pero nunca me he metido a fondo porque casi todo lo que encuentro está en italiano, francés o alemán”, asegura Andrés Uro.

Anuncio

También hace falta acentuar la diversidad desde dentro e incrementar la difusión. En opinión de Héctor Vega, residente de California, no hay muchos referentes del género que sean ampliamente conocidos en los medios de comunicación. “Los latinos no vemos la ópera como parte de nuestro estilo de vida”.

Sin embargo, este sitio está decidido a hacer que pienses lo contrario. Únete: tienes un asiento reservado.

Alejandra Vega es asistente de Dirección y Coordinadora de Comunicación de la UNAM-LA.


Anuncio