Advertisement

Chefs angelinos ofrecen clases de cocina a desamparados

Chefs angelinos ofrecen clases de cocina a desamparados
La chef Sara Kenas demuestra cómo hacer una ensalada durante una reunión nocturna para los residentes de los apartamentos Cobb en el centro de Los Ángeles en diciembre. (Luis Sinco)

En una fría noche de diciembre, un grupo de residentes de los apartamentos Charles Cobb en el centro de la ciudad, se abrieron paso a través del patio del edificio hacia la cocina comunal para asistir a una clase de cocina.

Allí, una olla de salsa estaba hirviendo a fuego lento en la estufa, y el propio San Nicolás, o alguien disfrazado de él, en fin, estaba sentado en la gran mesa del comedor, comiendo verduras crudas y salsa y bebiendo una taza de agua fresca de jamaica con canela. Una vez que la sala se llenó, los chefs Sara Kenas y Eric Seoane de Anarchy Seafood comenzaron la clase de la noche, que incluyó un menú de ensalada, arroz español y una cazuela de enchiladas.

Advertisement

Para los no iniciados, el Cobb no es un condominio de lujo que ofrece clases de cocina como una amenidad para llenar apartamentos caros, sino un edificio de 76 unidades con apoyo permanente en Skid Row desarrollado y administrado por el Fondo Fiduciario de Viviendas de Skid Row.

Fundado en 1989, el Fideicomiso es pionero del modelo "primero la vivienda", que ofrece viviendas permanentes e incondicionales para personas sin hogar, además de atención médica y otros servicios in situ. El Fondo tiene 26 edificios de viviendas de apoyo permanentes en el condado de Los Ángeles, con tres más en desarrollo. (Decir que estos edificios son urgentemente necesarios sería quedarse corto. En el último conteo, hay poco menos de 32,000 personas sin hogar en la ciudad de Los Ángeles, y un poco más de 53,000 en todo el condado).

Advertisement

Kenas ha estado dando clases mensuales en el Cobb desde julio (otros chefs, como Sarintip "Jazz" Singsanong de Jitlada y Taylor Persh, anteriormente de Westbound, también han participado).

Las clases enseñan a los residentes a cocinar al servicio de un objetivo más amplio: ayudar a aliviar su inseguridad alimentaria. Los alimentos saludables son una "verdadera herramienta para mantener a la gente estable, mantener a la gente alojada, ayudar a la gente a prosperar y poder reintegrarse a la comunidad", dijo Jack Lahey, director de programas de residentes y parte del grupo de trabajo sobre inseguridad alimentaria del fideicomiso

"Las clases comenzaron como un interés para que los residentes se sintieran más cómodos con la cocina y se familiarizaran con los hábitos saludables", dijo. "Sólo queremos asegurarnos de que al final del día, sean capaces de cocinar y preparar la comida".

El fondo tiene varios programas para llevar alimentos frescos y saludables a sus residentes, incluyendo despensas de alimentos, huertos en los tejados y una asociación con Food Forward, un grupo que recoge los productos no vendidos de los mercados de agricultores y los lleva a las cocinas de los necesitados. Las clases de cocina dirigidas por chefs, ofrecidas en el Cobb y otros dos edificios, son una iniciativa más reciente, una que añade un componente educativo.

Advertisement

Las clases también podrían funcionar como una especie de puente: Trayendo chefs del vecindario, el Cobb está ubicado a unas pocas cuadras del Centro Histórico y Little Tokio, para impartir clases que podrían ayudar a integrar el edificio y a sus residentes con la escena gastronómica del centro de la ciudad, y viceversa. Esa es la esperanza, en fin; el programa está todavía en su infancia, y el fideicomiso evaluará el efecto de sus esfuerzos durante los próximos meses.

Durante la clase, Kenas y Seoane demostraron cómo hacer una ensalada de lechuga, tomates, cebollas rojas encurtidas, pepitas y cotija; arroz español perfumado con hojas de laurel; y una cazuela de enchilada con pollo, queso y salsa.

A lo largo de la demostración, respondieron preguntas ("¿Qué pasa con las hojas de laurel?") y, como en todas las buenas clases de cocina, sazonaron la lección con sabiduría espontánea: lo importante que es probar la comida mientras se cocina, que los muslos de pollo ofrecen beneficios de costo y sabor sobre otros cortes, que hay maneras fáciles de sustituir las verduras en una receta que requiere carne.

Mientras se servía la última cacerola cuadrada, los residentes se demoraron, tomando selfies con Santa, intercambiando ideas para rellenos de cacerola.

Una residente, Emily, dio a la clase las mejores calificaciones: "Me gusta la actitud de la chef Sara, su positividad, todo". (Para proteger su privacidad, los residentes aquí son identificados sólo por sus nombres).

"Todas sus comidas han sido buenas", añadió Elizabeth, que ha vivido en el Cobb durante tres años. Es una estudiante regular en las clases de Kenas, tanto es así que cuando vio un volante para la lección de la noche en el ascensor, dijo que había despejado su calendario. "Yo estaba como, ¡Oh, tengo que ir!"

Kenas, que divide su tiempo entre Smorgasburg, espacios emergentes en las cervecerías de South Bay y otros trabajos para ser voluntaria en el Cobb, ha enseñado seis clases hasta ahora. Sus proveedores y agricultores locales a menudo donan ingredientes para sus clases, y ella está atenta a planificar los menús en función de las necesidades y presupuestos de los residentes.

El residente de los apartamentos Cobb, Itali, de 33 años, come enchiladas después de una demostración de cocina.
El residente de los apartamentos Cobb, Itali, de 33 años, come enchiladas después de una demostración de cocina. (Luis Sinco)

"Trato de hacer que los platos sean lo más universales posible, ofreciendo diferentes opciones de ingredientes y equipos de cocina", dijo.

Advertisement

Y los residentes no son los únicos que se benefician de estas clases.

"Es agradable retribuir y ayudar a la gente", dijo Kenas. "Pero también lo hago por mí. La industria [alimentaria] puede ser súper estresante y abrumadora. Luego salgo de aquí y siento que puedo respirar".

Para leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement