Anuncio
Share
Vida y Estilo

Google+ dejará de existir antes de lo previsto después de un nuevo error de seguridad que afectó a 52 millones de usuarios

google+

Google lanzó su red social Google+ en 2011 y planea cerrarla en abril, en lugar de en agosto como había anunciado anteriormente (Nicholas Kamm / AFP / Getty Images).

(Getty Images)

Google reveló el 10 de diciembre que su red social a punto de dejar de existir, Google+, sufrió otro lapsus de seguridad, un error de software que podría haber permitido a desarrolladores y aplicaciones de terceros obtener acceso a la información personal de 52 millones de usuarios sin su permiso.

Durante seis días en noviembre, una actualización del código subyacente de Google+ significó que las aplicaciones que buscan acceder a la información del perfil de los usuarios —incluidos sus nombres, direcciones de correo electrónico, ocupaciones y edades— pudieran ver esos datos incluso si estaban “configurados como no públicos”, informó Google en una entrada de blog. Las aplicaciones podrían haber accedido a algunos datos de perfil no públicos que también se habían compartido con un usuario.

Google, una unidad de Alphabet Inc., dijo que sus sistemas no habían sido comprometidos y que “no hay evidencia de que los desarrolladores de aplicaciones” estuvieran al tanto del error o “lo hayan usado mal de algún modo”. Pero la revelación amenaza con agudizar el escrutinio sobre el director ejecutivo de la compañía, Sundar Pichai, cuando testifique ante un panel de la Cámara de Representantes.

El contratiempo de seguridad es el último tropiezo de la red social de Google. En octubre, la firma admitió que durante seis meses no había podido revelar información sobre un error que puso en riesgo los datos de cientos de miles de usuarios.

Anuncio

Entre los participantes en esas discusiones sobre retrasar la notificación pública se encontraba Pichai, precisó una persona familiarizada con el asunto en ese momento. Google dijo que demoró en revelar la información porque inicialmente no estaban seguros sobre qué usuarios habían sido afectados y si los datos habían sido mal utilizados.

El testimonio de Pichai, el 11 de septiembre, se produce más de tres meses después de que rechazara una invitación a declarar, en agosto pasado, para consternación de algunos legisladores. Algunos miembros del Congreso están considerando si se necesitan regulaciones más estrictas para frenar el poder de Google, Facebook y otras compañías de tecnología, además de exigir controles más estrictos sobre la privacidad digital.

En respuesta a sus últimos hallazgos, Google afirmó que cerrará su red social en abril, cinco meses antes de lo que había anunciado inicialmente. También dijo que informaría a los usuarios afectados, incluidos “cualquier cliente empresarial”.

“Entendemos que nuestra capacidad de crear productos confiables que protejan los datos genera confianza en el usuario”, escribió David Thacker, vicepresidente de administración de productos de Google. “Nunca dejaremos de trabajar para crear protecciones de privacidad que funcionen para todos”.

Anuncio

Google descubrió su error anterior de seguridad en Google+ en marzo, el mismo mes en que su rival de Silicon Valley, Facebook Inc., enfrentaba una averiguación sobre su rol al permitir que las personas afiliadas a la consultora política Cambridge Analytica recolectaran datos de 87 millones de usuarios. Ese incidente desató pedidos para que el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, testificara en Capitol Hill; algo que el ejecutivo hizo prontamente.

Incluso cuando el último error de privacidad de Google+ no causó ningún daño importante, marca otro incidente embarazoso para la empresa. El modelo de negocios de la compañía se basa en que se la considera una guardiana confiable de la información personal que recopila sobre los miles de millones de personas que utilizan su motor de búsqueda y Gmail; su navegador, Chrome, los mapas y el sistema operativo móvil Android.

Al igual que Facebook, Google obtiene la mayor parte de su dinero mediante la venta de anuncios que se basan en lo que la empresa sabe sobre los intereses, hábitos y ubicaciones de las personas que utilizan sus servicios gratuitos.

El deseo de espiar las vidas de las personas es una de las razones por las que Google lanzó Google+ en 2011. Se esperaba que la red fuese un desafío para Facebook, pero se convirtió en un pueblo fantasma digital al cual Google comenzó a desestimar hace varios años.

La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) ha investigado incidentes de privacidad en Google y otras compañías de tecnología líderes en varias ocasiones. En 2011, Google firmó un decreto de consentimiento con la FTC para resolver las acusaciones de que una plataforma de redes anterior, Google Buzz, había hecho un mal manejo de los datos de los usuarios.

Romm y Timberg escriben para el Washington Post. Información de Associated Press se utilizó para compilar este informe.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio