Advertisement

Grand Avenue: donde ‘la ciudad de Los Ángeles’ se convierte en ‘la ciudad de la cultura’

Grand Avenue: donde ‘la ciudad de Los Ángeles’ se convierte en ‘la ciudad de la cultura’
Una fotografía con drones muestra el Walt Disney Concert Hall y el Broad Museum. (Travis Geske / para The Times).

Sabía de los muchos logros comerciales de Eli Broad después de conocerlo y de escribir por primera vez un artículo sobre él para el Wall Street Journal, en 1969. Contador graduado, ya había fundado por entonces lo que se convertiría en KB Home Corp., una de las constructoras más innovadoras del país y, poco después, compró Sun Life Insurance of America. Después de convertir a Sun en una compañía de ahorros de retiro, la vendió a American International Group, en 1999.

Desde entonces, Broad y su esposa, Edythe, se han sumergido en la filantropía. La Broad Foundation apoya el espíritu empresarial en la educación, la ciencia y las artes, mientras que el Broad Institute financia la investigación biomédica y genómica en el MIT y Harvard.

Advertisement

Sin embargo, sólo después de leer su historia sobre Grand Avenue pude apreciar cuánto del tiempo y la energía de Broad fueron dedicadas a las artes en Los Ángeles. Nos encantó que aceptara la publicación de su artículo como la pieza central de un informe sobre Grand Avenue.

Otras de estas incluyen una línea de tiempo sobre Bunker Hill, desde el siglo XIX hasta nuestros días; artículos de los críticos de The Times Mark Swed, Christopher Knight y Carolina A. Miranda; una evaluación arquitectónica de Grand Avenue del crítico Justin Davidson; una guía para ver arte, de Deborah Vankin, reportera de planta del periódico, y un informe sobre el proyecto de compras, entretenimiento, hotel y de residencias llamado The Grand, de Related Cos., valuado en mil millones de dólares y diseñado por Frank Gehry (la construcción del proyecto comenzó en febrero pasado). Los fotógrafos Jay L. Clendenin y Kent Nishimura pasaron horas en busca de las mejores luces y ángulos para ilustrar los palacios de arte en Grand Avenue, y a las personas que ayudaron a hacerlos realidad.

Advertisement

Agradezco a todos estos colaboradores y a Alice Short, una editora en jefe de The Times que supervisó el reporte; Michael Whitley, editor asistente de diseño; la subdirectora de diseño, Kelli Sullivan; y la directora de fotografía, Mary Cooney.

Me enteré en diciembre pasado que Eli Broad estaba escribiendo una historia de 40 años sobre Grand Avenue. Quería narrar cómo el desarrollo de unas pocas cuadras en Bunker Hill había transformado Los Ángeles, ayudando a que se convirtiera en una de las grandes capitales culturales del mundo.

Aunque el Dorothy Chandler Pavilion, el Ahmanson Theatre y el Mark Taper Forum se inauguraron en la década de 1960, Broad afirmó que quería mostrar cómo la incorporación del Museo de Arte Contemporáneo, el Walt Disney Concert Hall y el Broad Museum ayudaron a hacer de Grand Avenue un destino atractivo para millones de residentes y turistas por igual.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement
Advertisement